FYI.

This story is over 5 years old.

Toqué en una banda con Keanu Reeves

Antes de The Matrix, el dinero y los memes existió una banda llamada 'Dogstar' - y compartieron escenario con todo el mundo, desde Bon Jovi a David Bowie.

Tener una banda de cochera es increíble. Pasas el tiempo en un espacio que normalmente está reservado para almacenar vehículos y botes de pintura, mientras enloqueces con la guitarra y atacas la batería hasta que toda la cuadra está consciente de tu presencia, y tomas toneladas de cerveza a centímetros del sillón. Es bastante fregón. Pero como Rob Mailhouse te contará, estar en una banda de garage con Keanu Reeves es indudablemente mejor.

Publicidad

Antes de The Matrix, el dinero y los memes, Rob y Keanu estaban juntos en una banda llamada ‘Dogstar’. Considerando el hecho de que Keanu después tendría el papel principal en una de las franquicias cinematográficas más exitosas de la historia, la trayectoria de Dogstar es bastante increíble. Han tocado con algunos de los nombres más icónicos de la música y en algunos de los festivales más grandes de todo el mundo. Una vez incluso tocaron en Fukashima. Básicamente: Dogstar es muchisímo mejor que, digamos, la música lanzada por Bruce Willis.

Ansioso por saber cómo es tocar en una banda con El Elegido, llamé a Rob Mailhouse para descubrirlo.

Noisey: Rob, cuéntame, ¿cómo terminaste en una banda con Keanu Reeves?
Rob: Comenzó en los 90. Me había mudado de Manhattan a LA para hacer una telenovela, Days Of Our Lives. También juego hockey sobre hielo, y aparentemente estaba usando esta playera de los Detroit Red Wings cuando estaba haciendo las compras en mi supermercado local. Entonces se me acercó un tipo y me dijo, “Ey, ¿juegas hockey?” y yo le dije “sí, de hecho sí juego” y él me dijo “tengo ganas de jugar en una liga casual” – de estas ligas de Burbank – y era Keanu Reeves.

Rob: It started back in the 90s. I had moved from Manhattan to LA to do this soap opera Days Of Our Lives. I also play ice hockey, and apparently I was wearing this Detroit Red Wings t-shirt when I was shopping at my local supermarket. This guy comes up to me and says, “Hey, do you play hockey” and I said “yeah, I do actually” and he said “I’d like to play in a pick up game” - basically these leagues in Burbank - and it was Keanu Reeves.

Publicidad

Wow. ¿Qué paso después?
Terminamos jugando varios juegos casuales y nos hicimos amigos. Los dos éramos jóvenes, y realmente no sabía mucho de él, aunque salió en Bill & Ted en ese momento. Estaba rentando un lugar literalmente debajo del letrero de Hollywood, así que fui y tenía todos estos instrumentos. Yo era músico, así que sólo empezamos a tocar música en su garage; luego se nos unieron unos amigos, y cuando nos dimos cuenta ya teníamos una improvisada banda de garage punk.

Continúa abajo…

¿Recuerdas cómo fue su primer concierto?
No estábamos listos. Keanu le llama “exuberancia juvenil”; estábamos llenos de energía y vigor, y crees que puedes hacer cualquier cosa. Estábamos más interesados en la emoción que en realmente escuchar lo que estábamos haciendo. Era ese periodo de los 90 en el que sólo querías destruir todo. Éramos demasiado agresivos en ese sentido.

Pero checa esto. El primer concierto que dimos fue en un lugar llamado Rodgies en Los Ángeles – era un club descuidado, pero bastante padre – y Weezer nos abrió. Nunca los olvidaré, muy buenos tipos. De hecho me terminé volviendo amigo del bajista y tocó el bajo en otra banda en la que estuve. Habían tal vez 60 personas, la mayoría amigos nuestros, y la reacción fue como un “yayyy” poco entusiasta.

¿Fue en este punto en el que empezaron a grabar?
Sí, un amigo mío con quien estaba trabajando en la telenovela tenía otra amiga que trabajaba en una disquera llamada Zoo Records. Ella iba a nuestro conciertos y de alguna forma convenció a su jefe que nos diera un contrato de grabación, algo que era fantástico. Así que hicimos un disco. No estábamos listos la verdad, estábamos aún muy verdes. Uno de los de la banda, Brett Domrose, estaba escribiendo letras muy interesantes y canciones con buenas historias – que de hecho suenan mejor ahora que en ese entonces. Puedes encontrar todas nuestras canciones en iTunes. Pudimos trabajar a lo largo del tiempo con gente increíble, como Rich Parashar, que hizo el disco de Pearl Jam Ten. Grabábamos todo análogo, sin ProTools, directo a la cinta.

Publicidad

Mientras todo esto pasaba con la banda, Keanu seguía consiguiendo papeles. Así que mientras empezábamos como banda, él se estaba disparando como actor. Era algo extraordinario de ver. Pero su objetivo desde el principio era hacer música paralelamente también. Luego cosas muy buenas nos empezaron a pasar. Bon Jovi nos pidió ir de gira con ellos, así que fuimos a Australia y Nueva Zelanda.

¿Cómo pasó eso?
No tenemos idea. Era una mezcla muy extraña. Esta banda de bar de Los Ángeles abriéndole a Bon Jovi… Creo que mucho tuvo que ver con Bon Jovi queriendo entrar al mundo de la actuación, él empezaba a hacer eso. Yo creo que vio lo que Keanu trataba de hacer (un actor tratando de ser un músico), que era lo opuesto a lo que él estaba tratando de hacer. Así que nos dio una pequeña oportunidad, que fue algo muy generoso de su parte.

¿Cómo era estar de gira con Bon Jovi? ¿Los llegaste a conocer bien?
Pasamos la mayoría del tiempo con Jon. El resto eran más apartados. Nosotros éramos unos mocosos, corriendo por todas partes, haciendo todo juntos. Ellos estaban más separados; me di cuenta que no se estaban divirtiendo tanto como nosotros, pero ellos probablemente llevaban ya mucho tiempo juntos. Eran muy educados y profesionales. Fue bastante agradable.

Recuerdo que estábamos en Nueva Zelanda, y la Reina de Inglaterra estaba allí, y nos echaron de nuestro hotel. Supongo que tuvimos que cambiar de hotel porque la Reina estaba ahí. Así que nos pusieron a todos juntos, incluyendo a Bon Jovi, en este viñedo cerca de Auckland. Teníamos un par de días libres, así que nos la pasamos ahí jugando tenis y tomando vino con Bon Jovi. Nos divertimos mucho. Luego nos tocó abrir para David Bowie; eso fue lo más emocionante para mi.

Publicidad

¿Cómo demonios le hicieron?
Él estaba de gira con Nine Inch Nails, y nosotros estábamos haciendo muchos shows aquí en Los Ángeles, y no sé por qué él decidió hacer un concierto de Halloween en el Hollywood Palladium, que es un lugar aquí en LA que alberga alrededor de 5,000 personas. Es un lugar viejo. Recuerdo recibir una llamada de nuestra manager, y ella dijo, “no van a creerlo, pero David Bowie” – ella ni siquiera pudo pronunciar bien su nombre- “pidió que ustedes le abran”.

Entonces sí, conocí al Thin White Duke. Fue un caballero. Él fue todo lo que esperarías que fuera. Todo lo que puedas imaginar. Simplemente el mejor artista. Para mí: John Lennon y David Bowie – ellos son la cima de la montaña. Recuerdo verlo hacer el sound check, parado junto al micrófono con un cigarro en la mano, cantando suavemente su set. Fue increíble.

Ahí es donde más nervioso me he puesto. Yo pensaba, “espera, él no necesita que NOSOTROS le abramos. ¿Qué diablos está pasando? ¿Nos están usando? ¿Es una broma? ¿Es esto por lo de Keanu Reeves?” Pero él solo dijo, “Escuché un poco de su música. Bastante c o o l.” Y yo pesé “bueno”. Tal vez sólo quería conocer a Keanu. Pero nos dejó hacerlo. Fue una noche increíble. Nunca olvidaré cuando salimos al escenario, porque nadie sabía que íbamos a abrir para él. Tomamos el escenario y ni siquiera fuimos presentados. El público pensaba ‘¿Qué carajos es esto?’ Pero en realidad nos fue bastante bien.

Publicidad

Eso increíble. ¿Considerarías eso como el mejor momento de los 12 años que duró Dogstar?
Estar en The Tonight Show con Jay Leno fue bastante emocionante para mí. Mucha gente pudo ver y escuchar nuestra música. Pero creo que el mejor momento para mí fue cuando estábamos en India y nos pidieron que tocáramos en una premiación de Bollywood. Estábamos ahí y era un lugar mágico, estar en Mumbai y tocar para una audiencia televisiva de millones de personas…fue una semana muy loca. Recuerdo que antes de salir Keanu necesitaba ir urgentemente al baño y estaba diciendo ‘NO HAY NINGUN BAÑO CERCA’ así que hizo pipí en una botella de agua y la escondió detrás de una silla. Lugo salimos a tocar. Fue algo muy místico y espiritual. Se sentía que lo estábamos haciendo bien. Después de tocar, Keanu dijo ‘tengo que ir por la botella de agua y tirarla’, pero un tipo le dijo que una mujer había entrado y se había robado su pipí.

Eso está súper raro.
Nos solían pasar las cosas más extrañas. Aunque esa fue una de las más extrañas. Después de esa presentación teníamos una fiesta en una azotea y yo estaba tocando con un baterista indio muy famoso, no recuerdo su nombre, pero estábamos teniendo esta experiencia…todos tuvieron su momento indio. Recuerdo que estábamos en Nuevo Orleans y esta chica se subió a nuestro camión de gira y tenía unos colmillos en la boca y mordió a Keanu en el cuello.

¿Estas cosas raras estaban sólo dirigidas a Keanu?
Sí, nos pasaban las cosas más inesperadas. Recuerdo que una mujer solía seguirnos a todos nuestros conciertos en EU. Siempre trataba de entrar al backstage. Una vez llevó a su hijo al concierto y lo aventó al escenario. El guardia de seguridad tomó al niño, él no quería que el niño se lastimara, y lo llevó al backstage – entonces la mujer dijo “Tengo que ir por mi hijo” y entró al backstage. Eso pasó dos veces. Tuvimos que prohibirle la entrada a nuestros conciertos. Ella sólo estaba tratando de acercarse a Reeves. ¿Quién aventaría a su hijo al escenario así? ¿Muy raro, no?

Publicidad

¿Qué fue lo más raro que les pasó?
Creo que cuando estábamos en Japón – eso fue lo más raro. Los fans se volvían locos. Amaban la banda y se sabían todas las letras. Sabían todo sobre nosotros, lo cual era muy diferente a Estados Unidos. Era como, wow, realmente les gustamos aquí. Keanu era tan popular que apenas y podía dejar su cuarto, así que teníamos que hacer cosas como cambiar de coches –traer el coche negro, el coche falso, hacer que pasara por la estación de trenes y vestir al sonidista como Keanu para que toda la gente corriera hacia él y luego Keanu corría hacia el otro lado. Le ponías al Keanu falso una barba tipo Keanu y todo. Hacíamos esto para desviar a las multitudes y proteger a Keanu. Era muy loco. Era como algo sacado de esa película de los Beatles, A Hard Day’s Night.

¿Qué pensaba Keanu sobre todo esto? ¿Cómo le hacía sentir toda la atención y la fama?
No le gusta. Él es muy amable, y cuando era más joven era como ‘esto es increíble.’ Pero después de un rato es como ‘wow, ya no tengo privacidad’. Realmente no tenía nada, cero.

¿A dónde más fueron de gira?
Revisé mis notas y de hecho llegamos a tocar en Fukushima. Dios, qué raro es cuando lo piensas ahora. Es una zona nuclear muerta. Nadie podrá volver ahí, nunca. Y pensar que estuvimos ahí. Es muy raro. Como Chérnobil o algo así.

También fuimos a Inglaterra, que era algo increíble para mí, porque todos mis artistas favoritos son británicos; la forma en la que los británicos, con bandas como Led Zeppelin, tomaron el blues americano alrededor de los 70 y lo volvieron mainstream, me impactó. Así que cuando fui… ¡esa era mi juventud! Tocamos Shepherds Bush, y estaba muy nervioso. Fue fantástico, uno de los mejores conciertos.

Publicidad

También terminamos tocando en Glastonbury. Eso sí que fue interesante. Le dije a los chicos, “¿saben que nos van a aventar mierda, verdad? Le lanzaron mierda a REM. Nos van a destruir. Nos van a apedrear. Van a ser como ‘ooo, un actor en una banda tratando de ser músico. ¡VAMOS A DESTRUIRLOS!’” O sea, ¡le lanzaron mierda a The Who! Así que empezamos a tocar y comenzaron a volar pequeños pedazos de cosas hacia el escenario. Pero luego cambió, porque en lugar de enojarnos y esas cosas, como ‘¡OYE AMIGO! NO AVIENTES ESO’ estábamos riéndonos todo el tiempo, y creo que se dieron cuenta porque dejaron de lanzar cosas y empezaron a animarnos. Pudimos cambiar al público, que fue muy cool. Y por supuesto, la portada de la revista o periódico al día siguiente era un pedazo de lechuga casi golpeando a Keanu en la cabeza, que no fue para nada la experiencia, porque si hubiera sido, habría estado bastante deprimido.

¿Y qué pasó después con Dogstar?
Grabamos dos discos y un EP. Teníamos mucho más material para grabar, pero en ese entonces era difícil – necesitabas un estudio y todo era muy caro. Creo que nuestros primeros discos le costaron a la disquera $200,000 dólares o algo así. Ahora ya puedes grabar un disco por $4000. Subirlo a TuneCore y tener una distribución global en iTunes. Por 60 dólares. Que es bueno y malo. Bueno que cualquiera con creatividad pueda tener acceso a una plataforma para que la gente escuche su música, pero es un poco raro que sea difícil para la gente cobrar por su trabajo. Le gente ni siquiera paga un dólar por una canción que alguien le invirtió meses y meses de trabajo ¡y la gente ni siquiera paga 1 dólar por ello! ¿Pagas 5 dólares por un pinche café pero no para una canción? Así que es difícil para bandas nuevas y viejas poder realmente vivir de la música. ¿Cómo se ganan la vida? Ciertamente no lo hacen por ventas de discos…

Publicidad

¿Por qué se separó Dogstar?
Terminamos haciendo un montón de giras: Tocamos en EU, Australia, Nueva Zelanda; fuimos dos veces a Europa y 5 a Japón. Luego le empezó a ir muy bien al disco y la gente se sabía las letras. Pero luego, justo cuando nos empezaba a ir bien, conocí a una chica y me dieron ganas de hacer música diferente.

Terminé tocando en una banda llamada Becky con mi novia de ese momento, y Keanu de hecho tocó el bajo en la banda por un corto periodo. Estábamos empezando a tener un poco de éxito, pero cortamos y terminé andando con una actriz llamada Illeana Douglas, y empezamos a hacer una serie de internet.

Mi amigo Tod ayudó y juntos hicimos música para esta serie web de Ikea durante tres años. Era muy divertido. También le hacía música a una serie de internet llamada Easy To Assemble en 2009/10, que fue una de las primeras series patrocinadas en Internet, entonces terminé haciendo música para eso. Ahora sólo estoy haciendo un álbum como solista, escribiendo cosas. Es algo onda los pianos y arpeggios de Phillip Glass. Pero mi corazón está en tocar la batería y eso es complicado de hacer solo. Es divertido como diez minutos, pero lo que necesitas es una banda. Así que reunimos a Dogstar, ensayamos el mes pasado. ¿No es raro? Todavía seguimos siendo amigos, y todavía nos reunimos todo el tiempo. Sólamente hubo un periodo de diez años en el cual no tocamos música juntos.

¿Cómo han sido estos nuevos ensayos de Dogstar?
Han estado bien, sólamente tratamos de reaprendernos algunas de las viejas canciones. También intentamos hacer nuevas.

¿Hay algún tour que se avecine?
Bueno, tal vez hagamos un show local aquí. Estamos volviendo a aprender a caminar. Pero no he dejado de tocar música.

¿Hay algo más que te gustaría compartir con la gente antes de que terminemos?
Estar en Dogstar fue en verdad una experiencia increíble para mí. Viajamos mucho, y en realidad nunca supimos si la banda nos llevaría a algún lado cuando empezamos. Fue interesante ver a mi mejor amigo convertirse en una enorme estrella internacional de cine. Pero Keanu… ¡él simplemente era el mismo de Bill & Ted! Verlo pasar de ser un actor joven tocando música a estar en The Matrix, ver cómo eso sucedía, fue increible. Y durante el camino nos mantuvimos juntos como banda.

Mucha gente, en el principio, era un poco una navaja de dos filos. Porque te preguntabas si toda esa gente iba en realidad a verte tocar o solamente estaban ahí por Keanu. Era un poco turbio, pero seguimos trabajando. Esa es la parte que más me gustaba. Nunca nos vendimos a una cierta manera de hacer música. Nunca contratamos a nadie que nos escribiera un éxito pop para hacer toneladas de dinero. ¿Me entiendes? Rechazamos muchas cosas que estaban relacionadas con Keanu, y solamente nos mantuvimos auténticos. Esa es posiblemente la razón por la que aún somos amigos. Porque supimos superar todas las tonterías y solamente queríamos tocar música y eso fue lo que nos mantiene juntos, hasta la fecha.

Gracias por tu tiempo, Rob.

Sigue a Lucas en Twitter.