FYI.

This story is over 5 years old.

Cómo el hip-hop y la música country influyeron en las históricas elecciones de Birmania

Nunca subestimes el poder de una campaña con una canción pegajosa.
2.12.15

A principios de noviembre, Birmania vivió un momento histórico al ver a miles de votantes inundar las casillas del país, en lo que fue la primera elección democrática en 25 años, para sacar al partido regente, apoyado por los militares, y sustituirlo por la Liga Nacional para la Democracia (LND), liderada por la figura inspiracional y ex-presa política Aung San Suu Kyi, conocida internacionalmente como “la Dama”. La avallasadora victoria marcó el final de una larga batalla de parte de Suu Kyi, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1991, y quien estuvo bajo arresto domiciliario por 15 de los 21 años que pasaron entre 1989 y 2010. Hace cinco años, su foto fue vetada de aparecer en lugares públicos, pero durante estas campañas electorales, uno podía ver carteles rojos enormes y letreros con su cara. Pero la LND de Suu Kyi no sólo dominó la campaña en un sentido visual; también ganó en el sentido musical.

Publicidad

Christian Caryl, quien cubrió las elecciones para Foreign Policy, describió las distintas maneras en las que la LND y el partido apoyado por la milicia, el Partido de la Solidaridad y el Desarrollo de la Unión (PSDU) utilizaron la música en sus campañas. «Todos los partidos aquí tienen camiones enormes con bocinas montadas sobre ellos en colores brillantes, y andan por todas las calles poniendo música», dijo Caryl. «A veces tienes duelos de bocinas. Es muy chistoso porque la LND —el partido de Aung San Suu Kyi— pone música rap. También tienen unas canciones de country con un sonido súper Nashville que celebran a Aung San Suu Kyi».

El rap que Caryl mencionó probablemente sea “Fighting Peacock NLD”, una canción de campaña nombrada en honor al emblema del partido, y en la que participan los raperos Anegga, G-Tone y Yan Yan Chan y los cantantes Saw Phoe Khwar y She.

«Lo genial es que el partido en el poder, estos ex-militares, tienen unas canciones marciales bastante solemnes», dijo Caryl. «Todas son marchas. Pasan por un lado de la calle y luego por el otro y Dios mío, lo único que quieres es matarte. ¿Quién le enseñó a estos tipos a hacer una campaña electoral?».

La canción muestra influencias de la samba, el dance, reggae y hip hop, con una producción súper pop. Suena esperanzadora y como una especie de himno, y el coro "¡LND! ¡Tenemos que ganar! ¡Partido del pueblo! ¡Tenemos que ganar! ¡LND!", es increíblemente pegajoso. Es como una canción que te gustaría después de escucharla por tercera vez en una estación de pop, que empezarías a amar después de la octava vez, y que terminarías odiando después de la centésima vez que la escuches. Las letras incluyen referencias al “Pavorreal orgulloso”, “nuevos días históricos”, “librarnos del miedo”, “escapar de la pobreza” y “un voto de nuestros corazones”. En un punto, el rapero Yan Yan Chan suelta este verso, traducido por Coconuts Yangon: “¡Ey, parce! Dime qué vas a hacer. Somos la LND y ¿qué onda con tu hermana? Olvídate de las viejas ideologías. Mamá y padrastro, todos son la LND”.

Publicidad

También se puede encontrar una canción de la PSDU en YouTube. “Campaña PSDU 2015” no es una marcha tan solemnre como Caryl lo describió, pero tampoco está tan alejado de la realidad. Sólo suena como que al compositor le encantan las marchas de John Philip Sousa, y que intentó actualizarlas para los “pelados” de hoy en día —sólo que no tuvo el presupuesto para una banda completa, así que en vez usaron un sintetizador y la voz de una mujer.

Es difícil no comparar las elecciones de Birmania de este año con los comicios del 2008 en Estados Unidos, cuando aquel país llevaba ocho años liderado por George W. Bush. Barack Obama presentó una visión positiva con gráficos coloridos y una melodía de campaña escrita y grabada por Joss Stone, sin contar todas las veces que fue mencionado en canciones de hip hop. Mientras tanto, los Foo Fighters, Chuck Berry y Van Halen (con la notable excepción de Sammy Hagar) se quejaron de que el Partido Republicano estaba utilizando su música sin su autorización.

Pero hasa la ola de Obama palidece ante la trascendental elección birmana, en la que la LND ganó mayorías en varios cuerpos gubernamentales a nivel nacional, estatal y regional. Tras décadas de regir al país, el PSDU tuvo que aceptar el hecho de que perdió.

La histórica victoria de la LND se debe al poder, el carisma y la influencia de Suu Kyi, claro—pero no subestimen el poder de una canción de campaña pegajosa.

Mason Adams está en Twitter.