FYI.

This story is over 5 years old.

De Juepuchas regresa para llevarnos de viaje por la Colombia de ayer, de hoy y de mañana

Sobrado en imaginación y psicodelia, uno de nuestros productores locales favoritos vuelve con “Viajes Ilustrados Vol. 1”.

En 2009, Diego Maldonado irrumpió en la escena con la publicación de Ser De Juepuchas Varios Años, un experimento en sampling y memoria colectiva que, al servirse como base de algunos bits sonoros implantados en el disco duro del colombiano de a pie (discursos políticos, el sonido del carrito del helado, fragmentos de Canticuentos, pedazos de comerciales…), se convirtió en un clásico generacional instantáneo. Acompañado por distintos copilotos y portando aquellas populares cabezas de payaso que hacen de boca de caneca en algunos balnearios del país, Diego llevó su chiste a alturas insospechadas, convirtiendo sus conciertos en piñatas memorables, fiestas mucho más cercanas a San Victorino que al club, y lejos, muy lejos del live electrónico habitual. Después de dar shows épicos en tarimas como la del Festival Centro, Rock Al Parque o de llegar hasta SXSW, Maldonado decidió meter su mutante al cajón luego de presentarse en el Mutek Montreal 2013, dejando una estela de misterio detrás.

Publicidad

Durante los años de hiato de su proyecto madre, inquieto siempre por las posibilidades del músico dentro de la difícil industria cultural, Diego se vinculó al sector público, liderando desde allí distintas iniciativas para el fortalecimiento de los circuitos de circulación y modelos de emprendimiento en Colombia. Esto lo llevó a viajar por todo el país durante casi tres años. Pero así mismo no dejó de experimentar en el estudio y sobre todo, de recolectar data. Anteponiendo siempre la pregunta sobre cómo hacer música desde su momento y su lugar en el tiempo y en el mapa, se enlistó en La MiniTK del Miedo, banda con la que ha dirigido ceremonias de exorcismo musical en festivales de Estados Unidos, México y Brasil, co-produjo un precioso collage de sonidos oníricos llamado Armadillo e hizo decenas de tracks inéditos, muchos de los cuales andan regados el mismo cajón en el que archivó sus máscaras de payaso.

Hasta hoy, que decidió darle vida a algunos en un nuevo trabajo discográfico.

Después de casi cuatro años desde aquella celebrada opera prima, De Juepuchas regresa con Viajes Ilustrados Vol. 1, la primera de una serie de entregas que, según Maldonado, “intenta establecer un diálogo entre las músicas colombianas menos exploradas por la electrónica y a través de estos medios buscarles nuevos sentidos y espacios”. Inscribiéndose en la vieja tradición del mosaico colombiano, una especie de interpretación a la moderna de estándares tradicionales desde distintos géneros, se trata de un EP sobrado en imaginación, de electrónica paisajista hecha en plastilina, que nos lleva de viaje por las carreteras sonoras del país. Mezclado por Felipe Álvarez (Polen), se trata de una expedición que le apunta tanto al pasado como al presente de nuestra pista, pero sobre todo, se pregunta por la música de fondo de nuestros bailes del mañana. Así, en “Panas”, el joropo llanero llega a territorios glitch, en “Tiple X” el bambuco recibe un approach minimalístico, en “Río” el Pacífico profundo se encuentra con el drum n bass y en "Oír" el eco rítmico indigenista nos lleva a un clímax nu-selvático. Abordados con un tratamiento futurista y una psicodelia que le es natural, cantos de vaquería interpretados por el legendario Tirso Delgado, muestras de vinilos de viejos compilados de música colombiana y audio cartillas de iniciación en ritmos andinos, forman parte de un muestrario que, sin duda, suma preguntas y respuestas a una cuestión difícil, pero necesaria: la electrónica colombiana. Música bailable para esta generación de compatriotas globales.

Publicidad

Móntese en la nave De Juepuchas y escuche el Viajes Ilustrados Vol. 1 aquí:

***

“Viajes Ilustrados Vol. 1” será estrenado oficialmente esta semana en Santiago de Chile, donde Diego Maldonado hará parte de un poderoso encuentro de productores electrónicos latinos y contemporáneos: el Red Bull Bass Camp. Dele una nueva bienvenida a De Juepuchas por acá.

[[recommended]