FYI.

This story is over 5 years old.

Manelyk González: Dejemos de hacer famosa a la gente estúpida

Estudios científicos aseguran que ver el video de Mane te hace inmediatamente más estúpido. Véase bajo su propio riesgo.

vía

Aparentemente los millennials estamos destrozando la música (y las demás artes y en general todos los productos de una sana y nutrida educación sentimental) en nuestro paso por el mundo. Aun cuando para algunos puristas musicales, el reaggetón es lo peor que le ha pasado a la música, llega Manelyk con una muestra exquisita de cómo cagarla aún más dentro de todo lo que ya de por sí estaba mal. El finísimo video para su primer sencillo: "Rico", con tintes de un glitch chafísima, despedaza por completo cualquier atisbo que se pueda tener de la cultura del reaggeton (o de cualquier otra manifestación espontánea y auténtica) para dar paso a los atuendos sadomasoquistas y los beats a base de gemidos que sólo podrían ser el resultado de un principiante (por decir lo menos) de Pro Tools. Manelyk Gonzalez de Acapulco Shore decidió que era necesario incursionar en el mundo de la música con esta maravilla musico-gráfica:

Publicidad

“Yo quiero un novio estúpidamente millonario” son las palabras con las que, en un desplante de inteligencia al revés, decide abrir el poema que se extiende a lo largo de toda la canción, donde apelando a la más elemental de las falsas obviedades nos deja claro que “todo lo hace rico”. Vender el cuerpo y hacer canciones absurdas no es nuevo, pero ayer quedé realmente impresionada al ver lo fácil que es viralizar y difundir propuestas tan incoherentes y tan faltas de carisma y talento. Con menos de 24 horas de haber salido a la luz, en Facebook ya contaba con más de 800 mil reproducciones y en YouTube con más de 91 mil.

Torturé mis oídos una y otra vez tratando de entender el por qué de la existencia de dicho desatino musical. Creo que nunca había emitido un juicio tan negativo sobre algo como el primer sencillo de Mane. ¿Por qué pensó esta mujer que era necesario hacer dicha contribución al mundo de la música? y peor aún, ¿por qué con todos los recursos que puede generar el vender todo lo que es vendible del cuerpo y la imagen, decidió hacerlo tan mal?

Acapulco Shore se hizo famoso por reflejar lo más tonto y reprobable de la juventud mexicana y a la gente le encantaba ser testigo. No a todos, pero sí existía un mercado que consumía una y otra vez las temporadas infinitas de dicho programa en MTV en el que podías comprobar cómo la mejoría de sus cuerpos era inversamente proporcional a su incremento intelectual. Entre más estúpidos se volvían, entre más vulgares y de mal gusto, más podías ver que sus cuerpos mejoraban sin vergüenza en admitir que era operados y en consecuencia, más gente consumía su “producto”. Literal, sólo veías a gente emborrachándose sin hacer algo además de coger y, aún cuando intentaban “trabajar”, lo hacían todo mal. Es hasta el día que hoy que ni siquiera les es posible redactar una oración con ortografía básica.

Publicidad

vía el Facebook de Karime, también de Acapulco Shore

No es un tema slut shaming. Soy la primera en opinar que cada quien haga con su cuerpo lo que quiera; mucho menos es emitir un juicio sobre los gustos musicales de una u otra persona, pero pienso que productos de este tipo representan las peores actitudes de la sociedad, y son el reflejo en nuestra realidad cotidiana de lo que podemos ver en los encabezados de los periódicos, en las notas deplorables que se comparten en Facebook, y en general, en el cada vez más deteriorado tejido social de nuestro país. Nuestra sociedad ya está lo bastantemente dañada como para seguir volviendo a este tipo de gente estúpida (y con un discurso veladamente racista y clasista), absurdamente famosa.

Sin clavarnos en tonterías conceptuales (tampoco es que sea posible en este tema en particular), la realidad es que Manelyk se atreve a parir este tipo de productos simplemente porque puede. Porque está en una posición que le permite demostrar su ausencia absoluta de estilo y buen gusto como una demostración de poder. Ni siquiera se tiene que esforzar en hacer algo medianamente tolerable, siempre habrá algún sector que lo consuma con avidez. Mas no pierdo la fe, (tampoco pido que vivamos escuchando Carmina Burana): antes de darle click a “Rico” de Manelyk puedes escuchar, básicamente, cualquier otra cosa. Como este musical Britney y la bestia, por ejemplo.

Si no te habías dado cuenta, nos cambiamos de Facebook. Para ver más de Noisey danos like aquí.

Liss sube cosas de música y la vida diaria, síguela aquí.