FYI.

This story is over 5 years old.

CYNTHIA CANDELAS, LA SHOWOMAN QUE VIENE

La música proveniente de una mujer cachonda también debe ser cachonda, ¿no? Cynthia Candelas es cachonda desde chiquita y compone música.
30.1.15

La música proveniente de una mujer cachonda también debe ser cachonda, ¿no? Cynthia Candelas es cachonda desde chiquita y compone música; ergo…

Desde los 6 años, esta showoman sintió cosquilleo por moverse completamente, desde los tobillos hasta las cuerdas vocales; provocar que cada partícula del universo se moviera con el contoneo de su cuerpo. Su lema es “Con el fuego dentro” y con él externa su actitud ante la música.

Publicidad

Tuve la oportunidad de platicar con ella. Me platicó que el gusto por lo artístico le viene de línea materna.

Cynthia Candelas: Mi mamá es una melómana y ella tiene la culpa de todo. A ella le gusta desde merengue o flamenco hasta el rock, como The Doors o Led Zepellin. Ella es artista plástica y tenía contacto con escritores, músicos y artistas plásticos en lugar de estar jugando con muñecas.

Tomé clases de piano y danza y desde chiquita quería cantar y bailar. Tomé talleres en la Superior de Música, pero me di cuenta que lo mío es lo latino. He tenido maestros particulares de Armonía Moderna y Contemporánea, Percusiones, Canto, Danza Latina, en la escuela Do Central y en Discoteca. Mezclé de donde pude porque solo una escuela no me daba lo que buscaba. Se volvió una formación rara.

¿Y cuándo decidiste a practicarlo profesionalmente?

CC: Empecé a practicar capoeira desde morrita. Vi que podía tocar instrumentos, cantar y bailar porque es la regla básica del capoeira: cantar, bailar y jogar. Fue cuando dije: “De aquí soy”. Ahí tuve contacto con muchos músicos y toqué en la batucada de ahí. Nos presentamos en el Alicia y en carnavales.

¿Te has dedicado a algo fuera de la música?

CC: Sí. Estudié Danza Contemporánea, Coreografía y he trabajado en direcciones escénicas en distintos grupos de teatro. Siempre ha sido mi interés ser multidisciplinaria. No puedo hacer música que no sea para bailar. Lo intenté pero no pude. Mi cuerpo me gritaba: “¡MUÉVETE!”.

Publicidad

O sea, todo en cuanto a lo corporal.

CC: No (risas). Escribí obras de teatro, las actué yo misma porque eran monólogos que siempre incluían músicos.

¿Cómo ha sido tu carrera en la música?

CC: Ha sido complicado por el tipo de fusión que hago. Intenté trabajar con varios productores y músicos, pero han sido muy puristas. Necesitaría como 40 músicos para hacer lo que tengo en mente: un poco del sonido de la electrocumba, del son, del merengue, del tribal, del reguetón, del hip hop y hacerlo súper urbano. A final de cuentas me encerré en mi cuarto y yo lo estoy armando y moviendo todo sola y enamorando a la gente que quiera participar en mi proyecto.

Apenas estoy empezando a mover mi proyecto. Ya me han invitado a festivales, colaboraciones con otros músicos, DJ’s; hacer cooperación y comunidad con otras bandas.

Entonces tú lo estás haciendo todo; desde componer, grabar, promover…

CC: ¡Sí! ¡Todo! Es bueno y malo porque necesito otras orejas para que opinen, aporten y mejore la calidad del trabajo que se hace. Era difícil que la gente le entrara si no había una idea bien clara, pero ahorita que ya está formado el chamaco, se le van a empezar a aparecer los papás.

Y ahorita ya te han dado opiniones.

CC: Claro. Me han dicho que cambie la rítmica o los tiempos, pero que yo sea bailarina y use el cuerpo tiene que ver con mis creaciones. Es difícil como músico porque a veces creen que no cuadra, pero dáselo a un bailarín ellos lo sienten bien. Entonces estos desfases que a veces hago en mis rolas es parte de lo que me da sensación tanto en el cuerpo como en lo emocional. Compongo con base en las emociones escénicas.

Publicidad

¿Y en las letras? ¿A qué le cantas?

CC: A todo lo que vivo. Me muevo en metro y he andado por todos lados, así que me la vivo trabajando. Le canto a todo lo que vivo en la ciudad, a los que me hacen sentir los demás. Soy muy irónica y uso mucho el humor negro y la metáfora; en sentido cachondo y humano. En cuanto a lo social, quiero gritarles a todos para preguntarles qué hacemos, si nos lanzamos del barco o nos vamos todos a la fregada. No me censuro y no me importa a cuánta gente o a quiénes embarre.

¿Qué proyectos tienes para 2015?

CC: Ya terminar las rolas para el disco. Hay invitaciones para participar en festivales en febrero. Quiero armar bien el show de Cynthia Candelas cantando, bailando, haciendo improvisaciones con el público. Me gustaría hacer música para cortos dentro del estilo de la fusión latina. Quiero promocionar el proyecto aunque sea de casa en casa; moverlo. Ahorita hay gente en Argentina, Canadá o algunos lugares de Europa que han comentado mi música y es buena siembra para que me empiecen a conocer en otros lugares para cuando vaya allá.