FYI.

This story is over 5 years old.

Un rock humanista, eso es Ix Cabán

"Al principio nos llamábamos The Onions."
22.1.15

De nuevo la Plaza de las Tres Culturas escucha a jóvenes que quieren ser escuchados. Ahora el aire vibra con las detonaciones de sus instrumentos; su música no es contestataria ni disidente, sino que invita a reflexionar y a sanear el alma del escucha.

Alexis en la voz, la guitarra y el teclado; Irvin en la guitarra; Alex en el bajo; y Paco en la batería son cuatro vecinos en Tlalelcolco que integran Ix Cabán. Los dos primeros son hermanos, Alex vive en el departamento de abajo y Paco en el edificio de enfrente.

Publicidad

¿De dónde viene el nombre?

Alexis: Por la fiebre del fin del mundo en 2012, encontré una novela, El Ojo de los Dioses, de Grazietta Salcedo, y es muy existencialista, muy mística. Ahí hay una niña que se llama Ix Cabán, se los propuse y se quedó. Ix significa mago y Cabán tierra. El mago tiene que ver para los mayas con lo musical. Nos quedó como anillo al dedo. Al principio nos llamábamos The Onions.

Irvin: ¡The Onions! Lo más difícil en una banda es ponerle nombre.

Alexis: Como The Onions duramos un año, pero ya no nos gustó. Luego nos llamamos Varsovia y ya teníamos rolas propias, pero no nos satisfacían. Además había mil grupos llamados así.

¿Cuáles han sido sus influencias?

Irvin: A mí me gustan mucho Pink Floyd, My Morning Jacket y Def Leppard.

Alexis: Pues igual porque somos hermanos. Yo empecé a tocar la guitarra por Dire Straits y Mark Knopfler. Empecé tocando blues, country, después encontré el metal y me gustó. Pero después algo pasó que me calmé y me empezó a gustar más Petrucci, Steve Vai, Eric Johnson. Soy bien ochentero. Incluso he escuchado reguetón y salsa. Y como he tocado en grupos de covers, tengo apertura musical. En estos momentos lo que escucho más es música zen.

Alex: Pues a mí me gusta el rock y todo lo que se desprende de él, como Austin, Arctic Monkeys.De todo en general mientras tenga que ver con el rock.

Irvin: One Direction también.

Alex: ¡No, no!

Irvin: ¿Menudo? (Risas).

¿Y ustedes a qué consideran que suenan?

Alex: A Ix Cabán.

Publicidad

Alexis: A Ix Cabán. Siempre hay gente que te quiere comparar. Gente que no es músico y quieren hacerte sentir bien, te dicen que suenas a tal banda. Pero para ti es una ofensa que te digan que tu trabajo, lo que sale de ti, se parece al que alguien ya había creado.

Irvin: Nos han dado muchas comparaciones y quiere decir que es original porque no saben explicar qué es lo que tocas.

¿Cuál es su dinámica para componer?

Alexis: Abordamos más lo temático. Por ejemplo, en este disco, Volans –que es la constelación del pez volador-, somos muy existencialistas. Tratamos sobre el universo y en el yo interior. A partir de temas van saliendo riffs, melodías y no tenemos un límite en cuanto a creación.

Por ejemplo, la rola “Sinonimia” salió en dos horas. Nos sentamos y salió toda. Pero no quisimos que se identifique la estructura “verso, estrofa, coro” sino diferente.

¿Cuál es la línea de la música de Ix Cabán?

Alexis: Al principio decidimos que no queríamos hablar de amor porque todos hablan de amor. De hecho “She is from de space” no habla de amor, sino de admiración hacia una mujer. Y “Transformas” puede aplicarse a cualquier persona. En sí nuestro tema es nosotros como humanos.

Irvin: Nosotros con el universo y viceversa.

Sus canciones tienen poca letra y tanto en español como en inglés.

Alexis: Sí, no pronuncio tan wash and wear (risas). No tenemos miedo a que nuestra música se abra a varios mercados. No vamos a estar siempre cantando en inglés, pero de ser necesario, las tendremos. Por lo instrumental, siento que no hay mejor lenguaje que la música. Alex y yo hacemos las letras; primero queda la música y dependiendo de lo instrumental metemos las letras ya como apoyo.

¿Y cómo han sentido la respuesta de la gente?

Alexis: Antes no teníamos la confianza que tenemos ahora para mostrar nuestra música. Tocábamos dos covers, uno de Coda e “Historia entre tus dedos”, pero en reggae. Ésa prendió mucho a la banda; nos dimos cuenta que los covers pegaban más que las propias y los quitamos.

Alex: Fue chistoso porque cuando tocamos covers sí nos salían fiestas, pero cuando ya tocamos lo original nos salieron más. En cuanto a la temática, pensaban que sonaba raro; raro, pero chido.

¿Alguna anécdota que recuerden con el público?

Irvin: Una vez tocamos en el Dirty Sound y nos tocó cerrar. Ya nada más había como 10 o 15 personas.

Alexis: Pero nos aplaudieron mucho. Eran aplausos sinceros de la gente que nos recibió de manera positiva, el del lugar nos felicitó y hasta nos hizo una entrevista; nos empezó a seguir en Twitter, a recomendar y nos empezó a seguir más gente. Así empezamos a ser más conocidos.