Por 500 euros puedes comprar una niña de silicona en Aliexpress

El portal chino Aliexpress vende muñecas de silicona infantilizadas con fines sexuales a precios que oscilan entre los 500 y 1000 euros.
22.11.16
CÁPTURA DE PANTALLA DE ALIEXPRESS

Basta teclear las palabras "muñeca silicona sexo niña" en el buscador de Aliexpress para encontrarse con un catálogo completísimo y variado de muñecas de 130 cm que posan con peluches, pelos largos y vestidos estampados. La descripción principal lo dice todo: "atractiva para los hombres", "vagina realista" o "esqueleto flexible". Son, en definitiva, muñecas sexuales realistas y con un cuerpo infantilizado orientadas a un público esencialmente masculino.

Solo necesitas una tarjeta de crédito y disponer de entre 500 o 1000 euros para adquirir una de ellas y recibirla en tu casa. El precio dependerá del grado de realismo, sea por el tipo de piel, su flexibilidad, la estatura o el grado de detalle de los órganos sexuales.

El uso de estas muñecas lleva al pedófilo a aumentar sus deseos sexuales hacia los menores, no a saciarlos

"Aunque se habla de muñeca, lo cierto es que te están vendiendo un producto con unas medidas y una imagen de niña, con unos órganos sexuales explícitos destinados a la satisfacción sexual. Por mucho que en las imágenes no aparezcan esos órganos sexuales, sabemos que existen. Esta serie de indicios son los que hacen saltar nuestras alarmas morales", explica [Lucía Avilés](Lucía Avilés), jurista y miembro portavoz de Mujeres Juezas.

Captura de pantalla de Aliexpress

A pesar de eso, lo cierto es que estas particularidades no son suficientes para calificar estas muñecas de "pornografía infantil virtual", una categoría que se se estableció mediante la reforma de la LO 1/2015 y que castiga también aquellas representaciones artificiales de menores de edad en actitud sexual.

Según la nueva letra de la ley, se "perseguirá todo material que represente de manera visual a un menor (…) participando en una conducta sexualmente explícita real o simulada". La fiscalía señala que, en ese sentido, será castigada toda representación real de menores, personas que parezcan ser menores o imágenes realistas de menores, aunque sean imágenes artificiales elaboradas mediante ordenador u otras técnicas.

Para Avilés, ahí es precisamente donde reside la clave del conflicto: ¿qué es una imagen "realista"? "Si nos ceñimos a la interpretación literal de la ley y entendemos que tiene que tratarse de una imagen realista de un menor, habría que admitir que realmente estos objetos tienen apariencia de muñecas, de forma parecida a como lo hace el manga, por ejemplo", razona la jurista.

En ese sentido, la circular 2/2015 del Ministerio Fiscal sobre los Delitos de pornografía infantil tras la reforma por LO 1/2015 deja muy claro que quedan exentas de esas "representaciones realistas" los dibujos animados, el manga o cualquier otra representación similar. Esta apreciación se planteó como una forma de evitar que esta nueva categoría de "pornografía virtual infantil" acabará perjudicando, o censurando, cierto tipo de literatura u otras formas de expresión artística. Sin embargo, parece claro que el fin de estas muñecas es uno muy concreto que nada tiene que ver con el arte.

"Efectivamente se intuye la utilización con fines sexuales de esta muñeca, orientada además a un público con unas necesidades muy concretas. Ahí es donde deberíamos poder superar la interpretación jurídica y darnos cuenta de lo que está pasando aquí y es que se están vendiendo muñecas para simular el sexo con menores", explica Avilés. Sin embargo, "ahora mismo la ley es la ley y se tendría que forzar mucho la interpretación para que estas muñecas pudiesen entrar en el tipo delictivo", razona Avilés.

Con la misma ley en mano, sin embargo, se da la paradoja. Estas muñecas no entrarían en el tipo delictivo, pero una película de ficción que muestre sexo con una menor sí lo haría. Esto es lo que pasó con la película serbia Klip que fue retirada recientemente del portal Filmin porque sus creadores temían estar infringiendo esta nueva reforma del código penal. La protagonista de la película es menor en el momento de realizar las escenas de sexo explícito. En este caso: la ley deja menos margen a la interpretación. ¿Hay una menor real? Sí. ¿Existe conducta sexual explícita? También. No importa, entonces, que la conducta sea "simulada" —es una película— o que la niña de unos 14 años esté actuando, en realidad, en calidad de actriz.

Muchas veces el legislador es demasiado laxo porque debería tener en cuenta que, más allá del delito que hay en juego, lo que se está protegiendo es la infancia

En ese sentido, Eduardo Ramón Ribas, catedrático de Derecho Penal en la UIB coincide en la valoración y cree que tampoco existiría delito en las niñas de silicona: "Es cierto que la conducta es, moralmente, sospechosa, pero pese a la amplitud de figuras penales, creo que no tiene cabida en ellas. Además, ateniéndonos a lo que dice la ley, "es indispensable que exista representación de los órganos sexuales o una conducta sexualmente explícita, y en este caso no aparece así", explica Ramón. Según el catedrático, el hecho de que las dos líneas de descripción que acompañan estas muñecas sean explícitas —y abiertamente sexuales— tampoco podría tenerse en consideración en un juicio.

"La línea divisoria entre lo jurídicamente relevante y lo que es moralmente reprochable es muy fina. Muchas veces el legislador es demasiado laxo porque debería tener en cuenta que, más allá del delito que hay en juego, lo que se está protegiendo es la infancia", argumenta Avilés.

Los expertos parecen estar de acuerdo en que este tipo de muñecas de silicona agravan el problema en el caso de pedófilos. "El uso de estas muñecas hace que el pedófilo se estimule y se excite ante estos estímulos sexuales infantilizados. Esto les lleva a aumentar sus deseos sexuales hacia los menores, no a saciarlos", indica el Dr. Héctor Galván, Psicólogo Clínico y Sexólogo en el Instituto de Madrid de Sexología.

"Los estudios sobre la eficacia del tratamiento de la pedofilia sugieren que aunque esta parafilia no tiene cura por el momento, sí que se puede reducir el riesgo de abuso a menores combinando terapia farmacológica y psicológica", argumenta Galván. En ningún caso se ha determinado como positivo el uso de muñecas. Por otro lado, Galván apunta a la "castración química" como método que reduce verdaderamente el riesgo de abusos sexuales a menores. "El problema es que la castración química no es obligatoria en España, ni tan siquiera en casos de violadores reincidentes", explica. En España la aplicación de este tratamiento depende de la decisión voluntaria del paciente.


NOTA: A raíz de este artículo, AliExpress ha retirado todos los productos a los que hacíamos referencia. Sin embargo, en su web sigue habiendo muñecas con rostro de niñas. Esto es lo que nos hace llegar un portavoz de AliExpress: "La venta o publicación de material pornográfico por parte de terceros en el mercado de AliExpress están estrictamente prohibidas. Tras la notificación de este incidente, hemos eliminado inmediatamente el producto en cuestión. Además de esto, hemos llevado a cabo una investigación más a fondo para identificar cualquier cuenta relacionada o publicación similar por parte de cualquier vendedor en AliExpress y continuaremos emprendiendo acciones contra aquellos vendedores que infrinjan nuestros términos de uso".