FYI.

This story is over 5 years old.

Molestia, confusión y diversión: así recibe México a Donald Trump

La sorpresiva noticia de que Trump será recibido en Los Pinos, pese a su discurso xenófobo contra los mexicanos, ha generado todo tipo de reacciones políticas y ciudadanas: desde las más furibundas, hasta las más divertidas a través de bromas en redes.
Imagen por Marco Ugarte/AP Photos

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La sorprendente decisión del presidente Enrique Peña Nieto de invitar a México a Donald Trump ha confundido al país, e incluso miembros de su mismo partido se han preguntado qué pasó por la cabeza del impopular mandatario para tomar la decisión de reunirse con un hombre que ha hecho de México su chivo expiatorio durante su campaña presidencial en Estados Unidos.

Los comentarios de Trump sobre México y sus ciudadanos han generado una fuerte animadversión hacia el magnate de bienes raíces, así como temor por lo que podría suceder si es elegido presidente en el mes de noviembre. Esta situación ha generado que los mexicanos estén reaccionando de distintas maneras a la inesperada noticia de que Peña Nieto se sentará junto al candidato republicano en la residencia oficial de Los Pinos.

Publicidad

"Este hombre nos ha llamado criminales y violadores, y ha dicho que va a deshacerse de nosotros con un muro, además de gritarnos al rostro que tenemos que pagar por él, ¿y ahora el presidente lo invita a venir y charlar?", dijo a VICE News el analista político y líder de opinión Jesús Silva-Herzog. "Simplemente no puedo entender por qué Peña Nieto haría esto. Es lo más estúpido que he visto hacer a un presidente en toda mi vida".

Peña Nieto cava su propia tumba — ¿conseguirá salir de ella?. Leer más aquí.

Silva-Herzog dijo que la única explicación sería que Peña Nieto pudo ser "superado por la ingenuidad" y que esperaba demostrar que es un "gran hombre de Estado" que puede negociar con cualquiera, y persuadir a Trump de tomar en cuenta el contexto real de las relaciones entre México y Estados Unidos.

"Pero Trump no es un hombre racional. No le importan los hechos. Ahora será capaz de usar esto como él quiera", detalló Silva-Herzog. "No hay ninguna posibilidad de que Peña Nieta pueda sacar algo bueno de esto. Más bien, le está dando a Trump un salvavidas ahora que se está ahogando".

La reunión se anunció el martes por la noche a través de las cuentas de Twitter de Enrique Peña Nieto y Donald Trump.

Durante el medio día del miércoles, sólo la oficina en México del Partido Republicano ha dado mayores detalles, anunciando que la reunión se celebraría en el complejo presidencial de Los Pinos, en la Ciudad de México, a media tarde.

Publicidad

Mientras tanto, la oficina de Peña Nieto se negó a confirmar cualquier información, presumiblemente para reducir el riesgo de protestas. Sin embargo, surgieron convocatorias ciudadanas para reunirse en el monumento del Ángel de la Independencia, en el centro de la Ciudad de México, y manifestarse contra la invitación.

Entre tanto, en las redes sociales circulan muestras de indignación y molestia: un popular 'meme' muestra a Peña Nieto usando un taparrabos y ofreciendo un corazón mexicano sangrante a una escultura azteca de Trump. En otra imagen se puede ver al presidente mexicano y al candidato republicano superpuestos en un afiche de una película de los 90 llamada Una pareja de idiotas.

Los hashtags iban desde la ironía con #SrTrumpConTodoRespeto, hasta el odio con #TrumpNoEresBienvenido.

— Personal Jesus (@jes_yosoy)31 de agosto de 2016

Esos tuits han tenido eco en varias figuras públicas, incluyendo a potenciales candidatos presidenciales para la elección de 2018.

"Sr. @realDonaldTrump aunque lo hayan invitado, sepa que no es bienvenido. Los mexicanos tenemos dignidad y repudiamos su discurso de odio", tuiteó Margarita Zavala, la esposa del exmandatario Felipe Calderón, quien busca la nominación del conservador Partido Acción Nacional.

Jorge Castañeda, exsecretario de Relaciones Exteriores y quien busca contender a la presidencia por la vía independiente, dijo que Trump sólo podría ser bienvenido en México, si se disculpa antes de su llegada.

Publicidad

"Parece un acto de desesperación de Peña, mientras trata de recuperar algo de popularidad en lo que queda de su sexenio", comentó Castañeda a Radio Fórmula.

Las últimas encuestas muestran que el índice de popularidad de Peña Nieto ha caído por debajo del 20 por ciento.

Su poca popularidad refleja lo que sucede en México: una tasa de homicidios que se incrementa en el contexto de un gobierno incapaz de contener a los cárteles de la droga, mientras la economía camina lento y se devalúa el peso.

El presidente de México pide perdón por el 'error' que originó el caso 'Casa Blanca'. Leer más aquí.

La imagen del presidente también ha sufrido con los señalamientos de graves casos de corrupción. En julio, Peña Nieto incluso sintió la necesidad de pedir perdón a la nación por crear la "percepción" de que hubo un conflicto de interés en relación a una mansión construida para su familia por un empresario que ha recibido multimillonarios contratos por parte de su gobierno.

El gobierno ha puesto su esperanza en recuperar el apoyo popular en una reforma educativa, pero ésta ha sido el blanco de importantes protestas de maestros disidentes. La reputación del presidente sufrió otro revés el mes pasado, cuando se dio a conocer que plagió un tercio de un tesis con la que obtuvo su licenciatura en Derecho.

Ahora Peña Nieto está de frente a la incredulidad de miembros de su propio partido, el Revolucionario Institucional. El líder en el Senado, Emilio Gamboa, se dijo "muy sorprendido" por la noticia del encuentro entre el presidente y Trump.

"Qué tan malo es esto para Peña dependerá en lo que suceda después de la reunión", dijo el analista político Raymundo Riva Palacio. "Trump puede volver a Arizona y decir lo que quiera sobre lo que pasó en la reunión y todos van a querer escucharlo".

Sigue a Jo Tuckman en Twitter: @jotuckman

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES