americas

Operación Sabot: tras los cultivos ilegales de marihuana en Canadá

Cada año al final del verano, equipos del ejército y de la policía canadiense patrullan desde helicópteros buscando plantaciones ilegales de marihuana en las granjas. Mientras los políticos aplauden, otros plantean dudas sobre la efectividad del...
18.7.16
Policía de Ontario junto a hierba cortada en 2013. (Imagen vía Canadian Forces)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Cada año al final del verano, equipos del ejército y de la policía canadiense patrullan desde helicópteros buscando plantaciones ilegales de marihuana en las granjas.

Se llama Operación Sabot, un esfuerzo conjunto entre la Policía Montada de Canadá (RCMP, por sus siglas en inglés), las fuerzas armadas y las autoridades locales, que comenzó en 1989 con el único propósito de acabar con las plantaciones ilegales de marihuana en el país. Desde entonces, cientos de miles han sido confiscadas, y varios cargos criminales han sido presentados, desde posesión de drogas, hasta narcotráfico. Cuando todo termina, las fuerzas dan a conocer impresionantes fotografías de los oficiales en las aeronaves y camiones llenos de hierba recién cortada del suelo.

Pero mientras la policía y políticos federales alaban el esfuerzo antidroga como una pieza clave para frenar el crimen y mantener a las comunidades a salvo, han surgido preguntas sobre su efectividad, especialmente después después de que se haya anunciado la despenalización de su uso recreativo para el siguiente año.

Hasta el momento, sólo las personas con receta médica pueden comprar marihuana a través de compañías autorizadas por el gobierno, que la cultivan y envían a través del servicio postal.

"La redada que se realiza una vez al año hace poca o ninguna diferencia en el mercado ilegal de drogas en Canadá", dijo Nathaniel Erskine-Smith, miembro liberal del Parlamento de Toronto, quien ha criticado las duras tácticas de las autoridades en tema de drogas. Afirma que la operación Sabot es un "claro ejemplo" de por qué la marihuana debe ser legalizada pronto.

Plantas de marihuana incautadas por la Policía Montada del Canadá 2014 (Photo via RCMP)

"La mejor manera de combatir al crimen organizado es a través de la regulación y la legalización, no con imágenes del operativo o redadas… Se ha perdido demasiado tiempo en la guerra contra la droga, y con muy poco éxito", explicó.

Con base en la vigilancia y avisos de los civiles, la Operación Sabot se ocupa de una parte diferente del país cada año, justo antes de la cosecha. La ubicación se mantiene en secreto por lo que nadie sabe hacia dónde se dirigirán en la siguiente misión, la cual se espera para el mes siguiente.

El año pasado fue en Nueva Escocia. "El helicóptero permite tener diferentes perspectivas", declaró a Global News Mark Skinner, alguacil de la Policía Montada, durante la última misión del año pasado. "Es más fácil visualizar las plantas en donde no podríamos hacerlo estando en tierra".

Los oficiales vuelan alrededor buscando señales de hierba y luego dan la señal a sus colegas en tierra, quienes entran y cortan las plantas para después llevárselas. En 2015, confiscaron 76.375 plantas de acuerdo a la información obtenida por VICE News.

Vista aérea de parcelas de cannbis en un campo de soja (Photo via RCMP)

En agosto de 2012, el escuadrón antidrogas de Alberta se unió a la Operación Sabot para incautar 3.578 plantas en tres operativos, de un total de 63.000 plantas incautadas de toda la misión. Un hombre de 27 años fue multado con 10.000 dólares, además de tener que pagar una condena de dos años de libertad condicional. Tuvieron que pasar dos años antes de que su caso finalmente fuera a la corte. Cualquiera que sea imputado con cargos relacionados a la marihuana después del operativo de este año todavía podría ir a juicio incluso después de la despenalización de la hierba con fines recreativos del año próximo.

La Operación Sabot le costó al gobierno más de 11,4 millones de dólares de 2006 a 2013, de acuerdo a documentos presentados en el Parlamento en 2014. Estas cifras no incluyen los gastos del ejército y la Policía Montada. En 2009 el ejército desvió 2,5 millones de dólares para ayudar a incautar 145.480 plantas, uno de los botines más grandes.

En cuanto a si la Operación Sabot debería continuar después de la legalización, Erskine-Smith dijo que eso depende de la naturaleza de las regulaciones del nuevo gobierno sobre la cannabis. "Si es un sistema de producción cerrada, la gente podría regresar al mercado negro de nuevo".

Sigue a Rachel Browne en Twitter: @rp_browne

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES