plagas

La plaga anual de saltamontes de Rusia es un evento de proporciones bíblicas

Ve cómo un conductor se adentra al corazón de una tormenta de saltamontes.
21.7.17

Otra plaga bíblica de saltamontes –compuesta de millones de especímenes— ha descendido esta semana en la república de Daguestán, al sur de Rusia, un mes después de que las autoridades locales se vieran obligadas a declarar el estado de emergencia debido a un enjambre previo, según el Ministerio de Agricultura y Comida.

Un video muy incómodo subido recientemente a YouTube muestra un vehículo que conduce por lo que al principio parece ser una tormenta de polvo o una densa niebla, pero que en realidad resulta ser una gran cantidad de insectos infernales del tamaño de un puño.

Publicidad

El enjambre no es un fenómeno nuevo en Daguestán, que está situado al este de Georgia, junto al mar Caspio. De hecho, estas plagas, que pueden destruir cientos de miles de hectáreas de tierras de cultivo en la región, han ocurrido anualmente durante décadas, ya que los insectos son atraídos por las tierras de cultivo áridas y calurosas para alimentarse y reproducirse.

"Los saltamontes devoran todo, destruyen los campos verdes y no queda nada, sólo el suelo vacío. Hay pasturas allá, a las que aún no han llegado", dijo un residente local a la agencia de video Ruptly, según el sitio de noticias ruso RT.


Relacionados: Las chinches de mi cama arruinaron mi vida


El año pasado, Motherboard informó que las crecientes temperaturas y una mayor intensidad de los fenómenos meteorológicos causada por el cambio climático están haciendo que los enjambres de saltamontes se vuelvan más comunes. Argentina fue víctima del mayor enjambre que el país había visto en seis décadas en enero de 2016.

Los científicos también están investigando los impulsos genéticos que "desactivarían" los genes que contribuyen al comportamiento de enjambre de los saltamontes.

Pero por ahora, las autoridades y los agricultores de Daguestán están luchando contra los enjambres como siempre: rociando y rezando.