FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Si Rob Zombie hubiese nacido en Bilbao

San Miguel Music: Borja Crespo dirige el videoclip de Help Me Devil y amenaza con tocar la guitarra.
5.1.12

Borja Crespo es más que un veterano del cómic underground. Fue el primero en publicar un álbum de Paco Alcázar y no exagera cuando dice que ha hecho de todo. Convierte en estrella a quien toca sin necesidad de hacer nada. Su sola presencia los lanza a la fama. Al menos a Mario Vaquerizo que empezó ayudándole a hacer paquetes en Subterfuge y mira a dónde ha llegado. El 28 de diciembre hizo correr varios bulos para inocentes como que se había comprado una peluquería (Rulos), que construiría un refugio anti-zombies y que un director le propuso hacer cine X. También dijo que iba a volver a tocar la guitarra y eso, por increíble que parezca, es totalmente cierto. Mientras calma su sed de punteos con el Guitar Hero, nos habla de sus proyectos musicales. Este vídeo de Help Me Devil es su última osadía.

¿Recuerdas cuál fue tu primera actividad relacionada con la música?

Mis colaboraciones en fanzines musicales. Y tocaba la guitarra, pero enseguida lo dejé. Todo no se puede. Aunque creo que voy a recuperarla. Voy a juntarme con Javier Rodríguez (Cactus Jack). No sé si de hobby pasará a algo más.

Publicidad

¿Fue en esa época cuando participaste en aquel fanzine rockabilly?

Sí, Flaming Star. Dibujaba freaks con tupé y escribía de cine fantástico de los cincuenta del estilo de La invasión de los ladrones de cuerpos, la de Don Siegel, que me fascina. Leía Johnny Roqueta y cosas así y tuve una temporada vital en el instituto que llevaba corbatín y demás. Buscábamos la identidad pero me duró poco. Pasé a llevar botas militares, tirantes y el pelo rapado. Estaba muy perdido. Fui rocker, heavy y skineto en periodos muy cortos. Me pilló también el rock radikal vasco, que me ayudó a divertirme y a pensar. Kortatu, RIP, Cicatriz…

Pues yo siempre te he visto con el mismo uniforme. Me vendiste un tebeo hace mil años en una feria del comic y ya llevabas estas pintas

He hecho un pacto con el diablo. Soy un visionario, con lo cual tal y como visto no se pasa de moda nunca. Puedo hacerme pasar por gótico, gafapasta, heavy, hippie trasnochado, de todo… Dependiendo de si me pongo camisa o determinada camiseta. Gracias al grunge, por ejemplo, llevo pantalones cortos medio año y encantado de la vida. Vestiría así siempre si no hiciese frío. Como buen vasco no me separo de la manga corta en todo el año.

El grunge no sé pero White Zombie seguro que te marcó.

Hombre es que en White Zombie es dónde se juntaron todas mis filias: el rock, el terror, el electro cañero… Un grande Rob Zombie. Se me adelantó. Nació en la cuna adecuada y ya sólo podemos ser sus monaguillos.

Publicidad

¿Y qué escuchas últimamente?

Ahora estoy escuchando heavy, antes de que lo ponga de moda el San Miguel Primavera Sound.Heavy clásico y punk de los setenta a alto volumen, para tumbar a un vecino que escucha hip hop casposo.

¿Volverás este año?

Supongo. Esta vez les ha dado por acrecentar el lado metálico así que es probable que me anime. Están los Afghan Wigs. Podían hacer un Napalm Death Cub for Cutie. O un Napalm Death in Vegas.

Un Napalm Death Con Dos.

Y Justice, fiestón loco…

Volvamos a las batallitas. A los inicios.

Para los inicios hay que remontarse a cuando era un crío y perpetraba un fanzine de collages que llamaba, atención, Snoopy. Lo fotocopiaba mi padre en el trabajo y yo lo vendía por cinco duros a mis compañeros de clase. Los siguientes fueron Vampy y Bazooka ya con títulos menos ¿inocentes? Pronto hice ya mis pinitos en Subterfuge, cuando la oficina eran unas cajas debajo de la cama de Carlos Galán. Nos escribíamos cartas (a lápiz) y alguna todavía la guardamos con cariño. Subterfuge creció y me mudé a Madrid para encargarme de los comics y los videoclips. El primero fue uno de Fangoria (Electricistas) donde salía Marta Etura siendo casi una niña. Le agradezco enormemente a Carlos que pensara en mí. Aprendí mucho.

Puedes aprovechar para saludar a más gente si quieres.

No sé… suelo citar a Manolo Valencia como otro nombre indispensable que me empujó a ser lo que soy, para lo bueno y lo malo. Me pidió que escribiera para el 2000 maniacos y ahí se puede decir que empezó todo. De ahí pasé a otras publicaciones. Nunca pensé que iba a escribir tanto. Yo era de dibujar y enganchar la cámara doméstica. En la parte de organizador de eventos varios mi maestro es José Luis Rebordinos. Es como mi padre en ese sentido. Me colaba en la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián cuando apenas era un chaval. ¡Gracias a todos!

Publicidad

¿Cuál fue tu primera colaboración con Subterfuge?

Creo que fueron las historietas de la Familia Splatter en el 93. Salió luego un álbum, el principio de Subterfuge Comix, con las polémicas historietas de Ladrón. Ahora no podríamos publicar nada de eso. O sí, pero con problemas.

Los noventa fueron vuestros.

Pues les estoy cogiendo todavía más cariño. Me lo pasé muy bien y crecí como persona y profesional. Ahora también me lo paso bien. Soy un bon vivant en la medida de mis posibilidades y me lo curro, pero los noventa fueron mucho más locos de lo que pensábamos en su momento. Y vivimos cosas que no se van a repetir.

¿Cómo era el día a día en la oficina?

Por Subterfuge pasaba todo el mundo. Gente que ahora es popular. Hacíamos fiestas brutales y vivimos la explosión del indie. Carlos Areces me enseñaba sus cortos de animación en VHS y sus tebeos y ni me imaginaba que iba a ser actor. Creo que él tampoco. Recuerdo cuando le dije a Javier Letamendia de El Inquilino Comunista que a dónde iban con ese nombre. Fallé. Yo y mis teorías… Escuchaba mucho Sonic Youth, Dinosaur Jr. y demás, así que conocer grupos de aquí que pretendían emularlos fue curioso y divertido. De gente de grupos me hice muy colega de los Dr. Explosion y las Undershakers con las que me fui alguna vez de gira.

Recuerdo cuando las vi tocar en un bar universitario en el que no pegaban nada.

¡Sí en Cats! No me dejaron entrar porque llevaba pendiente. Me acuerdo por eso. Me dijo el segurata que o me lo quitaba o no entraba. Era patrocinado por alguna marca. La tomaron conmigo. Le dije que curraba en Subterfuge y que conocía al grupo y todo pero nada. Por ir de chulo, de Bilbao. Vaquerizo y yo íbamos juntos a verlas. Él salió a cantar alguna canción.

¿Eres amigo de Vaquerizo?

Mario me ayudaba en el fanzine Subterfuge. Una vez le acompañé a entrevistara Marilyn Manson. Del fanzine saltó a prensa con Gema y ahí conoció a Alaska. Estaba ya enamorado de ella antes de conocerla. Obsesionado. Y mírale ¡lo ha conseguido! Por aquel entonces era otro, él mismo lo dice. Yo le tenía aburrido haciendo paquetes de envíos postales. Ya te digo que por allí pasaba mucha gente.

Mario Vaquerizo empaquetando. A ver cómo me quito esto de la cabeza.