Noticias

Cientos de brujas hechizaron al violador Brock Turner

El pasado 7 de junio mujeres de todo el mundo le hicieron brujería al nadador de Stanford que violó a una mujer inconsciente.
9.6.16

Foto vía Facebook

Este artículo fue publicado originalmente en Broadly, nuestra plataforma dedicada a las mujeres. El caso del estudiante de la Universidad de Stanford Brock Turner, que fue sentenciado a sólo 6 meses de prisión después de haber abusado sexualmente de una mujer inconsciente, ha desatado una ola de activismo. Millones de personas han compartido en redes la carta escrita por la víctima, y otras miles están trabajando para revocar al juez que sentenció a Turner. Sin embargo, hubo una acción de una naturaleza un poco más metafísica: cientos de brujas se reunieron la noche del martes 7 de junio para embrujar al estudiante.

El evento fue organizado por Melanie Elizabeth Hexen, una partera e instructora de baile del vientre que vive cerca a Wilton, Iowa. Contó que ella y su aquelarre local, compuesto por 13 mujeres, decidieron realizar el evento después de sentirse "indignadas e impotentes" por la corta sentencia de Turner. Hexen creó un evento en Facebook para que los que quisieran unirse al embrujo masivo lo hicieran. En 12 horas más de 600 personas habían confirmado.

"La necesidad de hacer esto tenía que ser demasiado grande para que el evento se disparara así", dijo Hexen. "Todos sentimos demasiada injusticia, rabia y tristeza, así como la necesidad de conectar en un nivel psicológico con otras personas que se sintieran igual y que pudieran hacer algo al respecto".

A las 10:00 p.m. empezó el evento virtual, con brujas de todo el mundo hechizando a Turner desde sus casas y compartiendo fotos de los altares y descripciones de las ceremonias en la página de Facebook. La mayoría de brujas se enfocó en la impotencia y en causarle dolor físico a Turner.

Publicidad

Un ejemplo de ritual que Hexen publicó en el grupo sugería usar una vela negra y una foto o representación de Turner. Esta debía estar envuelta con una cuerda y se cantaría el siguiente hechizo: "En el nombre sagrado de Hécate, diosa de la vida y de la muerte, tú que tienes la llave del infierno, permite que este violador enfrente la justicia. Permite su destrucción". Hexen sugirió repetir después tres veces lo siguiente: "Brock Allen Turner te embrujamos.
Serás impotente
Conocerás el dolor constante de agujas en tus tripas
La comida no te dará sustento
En el agua, tus pulmones te fallarán
En el sueño sólo habrán pesadillas
La pena será tu capa.
Conocerás la justicia.
Mi brujería es fuerte. Nuestra brujería es poderosa. El encanto funcionará. Que así sea.

Las brujas participaron desde varias partes de Estados Unidos, así como desde otras partes del mundo. Hubo embrujos desde países como Perú y Uruguay, y las ceremonias variaron mucho en personas y prácticas. Algunas mujeres ungieron sus velas en orina o sangre menstrual, y muchas incorporaron azufre o círculos de sal. Aunque la mayoría le apuntó a Turner, algunas incluyeron al juez que lo sentenció, así como al padre por defender las acciones de su hijo. Unas más abordaron temas más amplios como "la destrucción de la cultura de la violación". Unas pocas mujeres también llevaron a cabo ceremonias positivas: prendieron velas por la víctima y por aquellos que la salvaron y enviaron energías positivas a las brujas para complementar el hechizo. Hexen no tiene planes específicos de realizar otro embrujo masivo en el futuro, pero muchas personas siguen tomando acción en grupos privados y en eventos de Facebook.

Hexen señaló que muchas de las brujas que participaron el martes son sobrevivientes de agresiones sexuales. Publicaron sus propias experiencias en el evento de Facebook para darse apoyo y hacer más potentes sus hechizos.

"Me conmovió mucho que se involucraran en este ritual, y siento que su hechicería fue 10 veces más fuerte que la mía", dijo Hexen. "Una persona que ha pasado por algo así tiene tanta ira, tanto poder y tanta sed de justicia que eso hace al embrujo mucho más fuerte. Fue muy valiente, y ojalá catártico, de parte de ellas enfrentar eso". Danika Murphy participó en el evento escribiendo el nombre de Turner e invocando a la diosa Lilit, protectora de mujeres y niños. Murphy dijo que, siendo una sobreviviente de agresión sexual que nunca recibió justicia, sintió que la ceremonia fue un medio para generar un cambio, tanto para ella como para la sociedad.

"El hechizo de anoche fue muy poderoso; fue muy inspirador ver a todo el mundo reunido haciendo algo frente a un tema tan importante para nosotros", dijo. "La brujería es algo poderoso. Como siempre he dicho: si no puedes embrujar, no puedes sanar".