FYI.

This story is over 5 years old.

In-Edit Colombia

La historia detrás de 20,000 Days on Earth, el documental de Nick Cave

A propósito de su proyección en el marco de la segunda edición del festival In-Edit en Bogotá, algunas palabras con Iain Forrsyth y Jane Pollard, los responsables de develar la verdad emocional detrás de la mitología.
08 Abril 2015, 3:00pm

Con una estructura semejante a la de las películas de ficción, pero sin ningún guión de por medio, Iain Forrsyth y Jane Pollard crearon 20.000 días en la Tierra, un filme que conmemora la vida de la enigmática figura Nick Cave. El documental, además de contarnos la historia de la "bestia parda" destroza escenarios, nos muestra al coleccionista de objetos, al nostálgico que cree en el poder que tienen las cosas para desempolvar la memoria de una persona, un tiempo, un espacio. Es un documental que explora la verdad emocional que se oculta detrás del mito.

A propósito de su proyección en el marco de la segunda edición del festival In-Edit, los patrones del festival en España charlaron con los directores de este documental, quienes nos contaron sobre la realización de la película y el trabajo con este monstruo de la música.

Nick Cave se reconoce a sí mismo como una bestia en potencia. Él dice que ya no es humano y de alguna manera relaciona esto con el hecho de subirse a un escenario y sufrir esa especie de transformación visceral que lo convierte en esa bestia parda. ¿Descubrieron a esa bestia parda en el proceso de realización del documental?

Jane: Lo más increíble de Nick, no es tanto él en solitario, sino lo que son él y los demás músicos como banda y lo que transmiten en el estudio. No es que ellos sean bestias, sino que las canciones son unos monstruos que cobran vida y que ellos intentan alcanzar de alguna manera en una vida propia.

El documental va jugando entre realidad y ficción. ¿Qué hay de realidad y sobretodo, que hay de ficción en lo que nos cuenta Nick Cave en este documental?

Iain: Creo que en realidad nuestra idea no era tanto explorar una verdad periodística que tuviera que ver con la no ficción, sino entender, explorar la idea de lo que es la verdad emocional. Nuestro pasado tiene que ver con las artes visuales, que es en lo que nos hemos formado, entonces por eso lo que queríamos mostrar era mucho más eso, lo emocional.

En los créditos dice que el guión está escrito a dos manos entre ustedes y Nick. ¿Cómo fue ese proceso de escritura del guión? ¿Él también intervino de alguna manera en la realización y dirección, como en temas de ideas, por ejemplo?

J: Nick no intervino en ninguna parte del proceso más allá de las piezas que podemos oír en la voz en off, de las cuales se escribieron unos treinta párrafos y de los que se usaron diez al final. Nosotros le pedíamos, cuando estaba de gira, "Escríbenos algo sobre estatuas", se lo mandábamos por mail y nos contestaba... "Escríbenos algo sobre ser olvidado, algo sobre la vida después de la muerte" y así. El resto es todo nuestro. Lo que está en los créditos tiene que ver con la escritura de esas piezas, la escritura de cómo iba a ser el proceso fílmico es nuestra y todo lo que son diálogos está improvisado completamente.

¿Cómo imaginan que una persona que no esté familiarizada con el trabajo de Nick Cave, que no sepa quién es, percibe la película?

J: El documental en sí está hecho para gente que no tenga ningún tipo de conocimiento previo sobre Nick Cave. Nosotros hemos hecho unos cuarenta cortos documentales sobre su obra y sobre él, así que ya lo conocemos perfectamente. El ejercicio aquí fue poder hacer un documental para aquellos que no supieran nada.

Hay una entrevista a Cave en la que hablan del tema de la memoria, que por lo visto es un tema recurrente para él. En esta le preguntan si está pensando en hacer un libro de memorias o una biografía, y él dice que cree que sería incapaz, pues prácticamente no recuerda nada de los 80, y de los 90 apenas dos o tres cosas. ¿Piensan que este documental de alguna manera sirve para que Cave pueda escudarse ante la pregunta recurrente de esa biografía que no llega?

J: Simplemente no. De ninguna manera Nick Cave hubiera dejado que hiciéramos un documental normal, no lo hubiera tolerado, ningún tipo de documento cercano al periodismo, eso está totalmente fuera de la cuestión. Nos interesaba tanto como a él, encontrar la verdad entendiéndola, no como un hecho, sino como algo conectado con la percepción, con la memoria. Todos sabemos que la verdad tiene dos vías, una que es la verdad absoluta, que son las cosas que pasan, y otra, las versiones nuestras como seres humanos de lo que ha pasado. En el fondo, se trató de encontrar esta idea de verdad en el hecho de que realmente la música cambia nuestras vidas.

Nick Cave es una representación, pero no sabría decir si es un Dios, un hombre sabio o un ser humano que se levanta cada día. Ustedes que han llegado a conocerlo, ¿cuál es el termino real entre ese humano y ese Dios, fuera de la representación?

I: En realidad nuestro acercamiento en la película fue narrativamente como un filme de ficción hasta el momento en el que se prendía la cámara. Durante todo el proceso de producción nos acercamos a la película como si fuera de ficción, pero en el momento en que se prendía la cámara optábamos por esperar a ver lo que pasaba y capturar, poder grabar esa especie de azar que sucede cuando filmas un documental. Después, en el momento en el que se apagaba la cámara, todo el proceso de edición, todo el tema de directores de arte, volvía a ser una película de ficción con todas sus narrativas.

Sobre la famosa escena del psicólogo en el filme: ¿él es real, es su psicólogo de verdad?

J: Sí, es un psicoanalista real. De hecho es uno de los más reconocidos del Reino Unido y un amigo personal nuestro, que usamos porque Nick Cave realmente no le responde a los periodistas, miente constantemente. Entonces necesitábamos a alguien que fuera cercano para poder lograr ese tipo de intimidad. La rodamos tres meses antes del documental durante dos días, diez horas al día. Todo lo que ves es improvisado, porque no hay un guión previo, como hemos dicho antes, pero sí hay mucho en la edición para poder darle una forma que respondiera a la película.

¿Desde el principio sabían con qué canción cerrarían la película?

I:

Desde el principio pensamos que "Pretty Sky Away" iba a ser la canción final, de hecho toda la escena final en la playa estaba montada para que fuera esa canción y no otra, especialmente por esa parte que dice "hay gente que dice que es rock and roll, pero en realidad te llega hasta el fondo del alma", lo que pasa es que cuando estábamos en la sala de montaje nos sonaba más "Jubilee Street", nos resonaba cada vez más como la canción con la que debíamos terminar. Al final no pudimos evitarla y fue esa.

Vea el minidocumental sobre el tema de nuestros hermanos The Creators Project:

***

Prepárense para vivir lo mejor del cine documental musical en la segunda edición del Festival In-Edit, que estará en Bogotá del 15 al 22 de abril y en Medellín en mayo. Consulte la página oficial, vea el trailer aquí y agéndese desde ya.

#musicaparatusojos