FYI.

This story is over 5 years old.

Música

"La otra mujer" dentro de Nina Simone: por qué la alta sacerdotisa del soul está reapareciendo

Un nuevo documental analiza la magistral y complicada dualidad de la legendaria cantante
1.7.15

La profunda voz andrógina de Nina Simone puede llenar una habitación hasta el techo, y es precisamente lo que hace en la portada de su disco de 1958 The Other Woman. La canción homónima es penetrantemente triste, Simone le canta a la victoria silenciosa de una esposa sobre la amante de su esposo, creyendo en que su hombre siempre volverá a ella. Además de ser un sutil indicativo de triunfo de las dinámicas del momento entre hombre y mujer, la canción puede eludir a las batallas internas que vivió Simone, la exitosa y pionera "sacerdotisa del soul", y la impredecible bipolaridad que sufrió y que le descubrieron a través de exámenes mentales antes de que estas cosas fueran comúnmente diagnosticadas.

Publicidad

En este momento, la vida trágica y el genio de Simone, se están revaluando popularmente con una polémica película biográfica, Nina, y un álbum tributo que incluye artistas de la talla de Ms. Lauryn Hill y Usher. Casi todo son demostraciones del personaje; sin embargo, en el documental de Netflix, What Happened, Miss Simone?, estrenado el pasado viernes 26 de junio y dirigido por la nominada al Academy Award Liz Garbus, está lleno de entrevistas hechas por amigos, familia, y Simone misma, a través de grabaciones desconocidas.

Lo más importante de Nina Simone y lo que el documental captura exitosamente, es que ella no sólo era una mujer genio de la música, sino que era una mujer negra genio de la música. Para ella, su propia negrura era saturada e inevitable. A principios de su carrera, antes de que fuera pública y explicita, Simone luchó contra su apariencia. Después de haber revelado públicamente sus nota de diario, esa lucha se convirtió en algo mucho más claro. En una nota sin fecha, que hizo para ella misma, escribió.

I can't be white and I'm the kind of colored girl who looks like everything white people despise or have been taught to despise.

If I were a boy, it wouldn't matter so much, but I'm a girl and in front of the public all the time wide open for them to jeer and approve of or disapprove of.

("No puedo ser blanca, y soy el tipo de mujer de color que tiene todo lo que los blancos odian o que les enseñaron a odiar.

Publicidad

Si fuera un hombre no importaría tanto, pero soy mujer y frente a un público estoy abierta todo el tiempo para que se burlen, me aprueben o me desaprueben")

Aunque el diario de Simone era privado, sus canciones y performances no lo eran. La nube de humo, el bombardeo de 1963 a la iglesia de Birmingham, Alabama, en el que murieron cuatro niños negros, cambió la vida de Simone para siempre, como lo hizo para muchos estadounidenses negros.

Simone se sentó y escribió "Missisippi Goddam" en una hora. Tras el lanzamiento del sencillo, la canción fue boicoteada en algunos Estados del sur y en otras partes, algunas copias promocionales fueron rotas por las estaciones de radio. Hasta ese momento el el público americano sólo había escuchado una maldición en el título de una canción u oído una explicita condena de violencia contra los negros. A pesar de que la controversia llegó a los titulares, Simone fue más lejos.

Sin embargo, mientras se hacía amiga de los íconos de los derechos civiles y se convirteía en uno de ellos presentándose en eventos como las marchas de Montgomery a Selma, su vida personal continuaba desmoronándose hasta el fondo. Como se muestra en el documental, mientras estaba en su implacable gira escribió para sus adentros: "Tomar pastillas para dormir y pastillas amarillas para subir al escenario". Durante su vida Simone tomó alcohol, pastillas y sexo para mantener su estado mental en jaque, todo para sus distintos grados de fracaso. Ella se enfrentó a crueldades tanto físicas como mentales: a lo largo de su matrimonio con el ex sargento de la policía de Nueva York, Andrew Stroud, Simone fue golpeada con frecuencia, sin razón y sin descanso. Como su esposo y manager, Stroud controlaba cada detalle de su vida.

Publicidad

Como se fortaleció el compromiso de Simone con la causa de los derechos civiles, se debilitó el vínculo que compartía con Stroud. Mientras que ella escribía canción tras canción a cerca de la experiencia de ser negro en América, Stroud veía esas canciones como un obstáculo para continuar con el éxito. Por suerte para nosotros, la Nina Simone en la cual gasta tanto tiempo el documental de Garbus, es la héroe negra que habla directamente con su pueblo perseguido.

En su álbum de 1966 Let It All Out, el décimo track se titula "Images". Cantado a capela, la canción se basa en un poema del poeta afroamerciano Waring Cuney. Curiosamente, el álbum también cuenta con "The Other Woman", ocho años después de que Simone la cantara por primera vez. Así como cantó y descargó su sufrimiento como la esposa de un marido adultero, "Images" también cuenta con Simone cantándole directamente a un público femenino. No obstante, en este tiempo es específicamente la mujer negra, de orgullo disminuido. En muchos sentidos, ella le canta a su ex y a su vulnerabilidad:

She does not know her beauty
She thinks her brown glory
She thinks her brown body has no glory

If she could dance naked under palm trees
And see her image in the river she would know
Yes, she would know

But there are no palm trees in the street
No palm trees in the street
And dishwater gives back no images

Anunciando su decisión de huir de los Estados Unidos por la inminente subida de impuestos y su desilusión con el progreso del estado de los Derechos Civiles, Simone idealiza el regreso de su carrera a África. Usando imágenes de árboles de palma y "el río", Simone adopta su papel como mamá de los pollitos de las mujeres negras equivocadas. Por costumbre, su importancia cultural proyecta una sombra sobre sus asuntos personales, cosa que siempre persiste en el fondo.

Publicidad

Lo que hace que el legado de Simone sea tan difícil es el periodo oscuro de su carrera. Después de dejar el país en 1974, saltó desde Liberia, pasando por Suiza, hasta Francia, con pequeñas paradas en otros lugares. En un momento dado, casi indigente, fue encontrada divagando en el hall de un hotel desnuda, empuñando un cuchillo. Más tarde, encendería su casa de Francia en llamas. Amigos la encontraron en un estado caótico y lentamente la ayudaron a resucitar su vida y su carrera. La, alguna vez poderosa, "sacerdotisa del soul" tocó fondo, pero durante los performances de sus últimos años, recuperó algunas de esas cosas que había perdido.

Exiliada en el extranjero, Simone se escondía en las sombras de su enfermedad mental. Como la ilegítima amante en " The Other Woman", Simone en definitiva pasó mucho de su vida sola y sin una pareja duradera:

The other woman enchants her clothes with French perfume
The other woman keeps fresh cut flowers in each room
There are never toys that's scattered everywhere

And when her own man comes to call on her
He'll find her waiting like a lonesome queen
Cos when she's by his side
It's such a change from old routine

But the other woman will always cry herself to sleep
The other woman will never have his love to keep
And as the years go by the other woman
Will spend her life alone

En realidad, Simone terminaría con cada pedacito de esa "reina solitaria" que cantó. El declive de su carrera fue autoimpuesto debido a que se negaba a grabar canciones que no tuvieran mensajes sobre derechos civiles, algo en lo que creía descaradamente. En medio de las luchas de Simone y la falta de carrera en los 70 y 80, está el silencioso triunfo de no comprometer los ideales. Ella le demostró a los negros, a las mujeres y a la floreciente comunidad gay y lesbiana, que ellos no conceden nada, un mensaje que continúa resonando hoy.

Es justo que Simone consiga reconocimiento de nueva cuenta, a través del documental What Happened, Miss Simone?; la próxima película biográfica,Nina,protagonizada por Zoe Saldana (quien lleva una prótesis de nariz), y el álbum tributo a Nina Simone Nina Revisited: A Tribute to Nina Simone. Álbum que cuenta con Lauryn Hill haciendo "Feeling Good". Es apropiado que Hill con su voz oscura esté incluida en el álbum, ya que fue Simone quien probablemente pavimentó el camino para las mujeres negras poderosas y obstinadas, como ella.

Así fuera la pionera o la cultivadora del infierno, Nina Simone fue habitada por ambas personalidades, a menudo al mismo tiempo. Ella era, sin lugar a duda, una mujer dinámica cuando era difícil serlo. Sumada a la identidad negra por la que primero luchó y luego defendió, ella no es sólo Nina Simone, ella es un ícono cultural. Lo más importante, pavimentó el camino para muchas mujeres y afroamericanos demostrando que podían ser brillantes aún siendo imperfectos a los ojos de los demás.

Austin Bryant es un escritor que vive en Boston. Síguelo en Twitter.