FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Este video de un chofer de autobus golpeando a un pasajero que le escupió es una lección de respeto en el transporte público

A menos que vivas en una utopía escandinava, lidiar con el tránsito público puede ser frustrante y exasperante aún en los mejores días.
6.8.16

A menos que vivas en una utopía escandinava, lidiar con el tránsito público puede ser frustrante y exasperante aún en los mejores días. Uno puede considerar tomar muchas acciones para sacar el estrés o al menos desatar la ira contra el primer chofer de autobús que se te cruce. Sin embargo, el miércoles a las 16:30 aproximadamente, un hombre descubrió por qué esto es una muy mala idea; y como todo buen video de peleas callejeras, el glorioso momento fue grabado con un celular en vertical.

Publicidad

La confrontación tiene un origen que continúa siendo un misterio, sólo se sabe que fue al frente del autobús, incluyó algunas malas palabras y un escupitajo por parte del pasajero. El conductor reaccionó como si hubiera estado esperando toda su vida por alguien que se atreviera a confrontarlo —en este caso de la manera más vil en la que se puede provocar a otro ser humano— para perseguirlo fuera del vehículo y comenzara a golpearlo.

El chofer, aún con sus guantes negros, procedió a gritarle al tipo y sujetarlo. Un hombre con playera de rayas azul y una bolsa que estaba sentado en una banca se levantó y considero por un momento intervenir, pero decidió que mejor se quedaba ahí; supongo se dijo a sí mismo "No, mejor no".

Cuando los lentes de sol tipo Oakley cayeron del rostro del conductor, él como un luchador experto los atrapó y siguió dándole al chico del escupitajo con una mano mientras agarraba los lentes con la otra.


Relacionado: El carnaval de madrazos en Guerrero


"¿Debería de llamar a la policía?" pregunta múltiples veces una de las pasajeras al final del video, claro, luego de haberse sentado con sus palomitas a ver la pelea como si fuera boxeo profesional.

Al parecer la policía apareció finalmente porque el hombre que tuvo las agallas de escupirle al chofer fue arrestado. El conductor no enfrentó cargos pero sí nos enseñó una importante lección: No te metas con el tipo que va manejando un camión.