En fotos: olas, artivismo, música y birras en el Surfilmfestibal de Donostia
Fotos de Iker Basterretxea / Roke Photography
Surf

En fotos: olas, artivismo, música y birras en el Surfilmfestibal de Donostia

Viajamos al País Vasco para disfrutar de la 14ª edición del Surfilmfestibal de San Sebastián, uno de los festivales más originales y genuinos de la escena del surf en España.
18.7.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Gamberrismo, reivindicación e historia. En torno a estos tres ejes se levanta Surfilmfestibal, uno de los festivales más respetados y queridos del mundo del surf. De hecho, muchos lo llaman "el Cannes del surf" para referirse a la calidad artística de las piezas que se proyectan.

Surfilmfestibal es el pionero de su estirpe y por Donostia han desfilado directores y realizadores de la talla de Taylor Steel, Patrick Trefz, Jack Coleman o Jack McCoy. Junto a ellos ha desfilado surfistas amateurs, insiders de la industria, artistas de toda índole y los editores de las mejores revistas del momento. Tras 14 años en pie de guerra, el objetivo sigue siendo el mismo: que la esencia del surf permanezca intacta.

Más acción: Surfeando a ciegas

Si hay algún concepto que diferencie a este festival de otros similares es el Artivismo, una mezcla de arte y activismo que a fecha de hoy no abunda en los eventos de este tipo. Todo con un aire de improvisación que aporta frescura a tres jornadas de películas, conciertos y exposiciones donde los protagonistas absolutos son el cine…. y el mar.

Como buenos piratas de mar nos embarcaron en el mítico catamarán 'Ciudad de San Sebastián' y gozamos de un épico viaje al puerto de Pasajes: una auténtica aventura oceánica para arrancar el festival.

Mientras nos empapábamos de la cultura vasca al ritmo de la música a bordo nos dimos un paseo por la bahía de Pasajes; los vecinos nos miraban como las vacas pastando miran al tren pasar.

Birra en mano y bailoteos de la mano de Mario Azurza (DJ, surfer y un puñado de cosas más) mientras disfrutábamos de un paisaje digno de foto. "Last night the DJ save my life!…"

"¡Marchando unas buenas piperras picantes para bajar la birra!".

Una de las pelis que proyectaron en Albaola fue la última de Natxo González y Kepa Acero: 'Radical times in Namibia', una sorpresa para todos verle con una marca grande después de sus aventuras autograbadas por todo el mundo. Como dice Kepa, "mientras pueda vivir de mi pasión no le hago feos a nadie".

Ambiente distendido entre los grandes de la escena del surf vasco.

Hubieron propuestas originales por parte de alguna de las marcas colaboradoras, en este caso te ayudaban a reparar tu ropa para poder reutilizarla.

Más de 300 curiosos asistieron a las charlas, los conciertos y las proyecciones.

Leen Ann Curren, la hija del legendario Tom Curren, además de romper las olas como una de las grandes y ganarse por sí misma una reputación como surfera… es la vocalista de Betty The Shark.

Elena y la verbena 'on fire' durante su actuación.

"¡La antorcha olímpica ha llegado a Donosti!". Entre los gritos de los asistentes al dream team del festival daban comienzo las pruebas clasificatorias para el equipo de surf de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Risas y cachondeo absoluto en la playa de La Zurriola.

Tres, dos, uno…VAMOS!

Aquí las olas se comparten, así que lo mejor era aprender a surfear de seis en seis porque si no, no nos comíamos un rosco.

Qué mejor premio que una tabla shapeada por PETA para hacer un rato el monguer en la playa junto a los colegas.

Uno de los momentos más especiales del festival fue la presentación de 'Surfeando a ciegas', un documental de VICE Sports que presentó el propio protagonista Aitor Francesena 'Gallo', uno de los profesores más respetados de la disciplina, entre llantos y emoción.

Como guinda al festival, una propuesta arriesgada e innovadora: 'Chasing Zero', de la mano de Chris McClean (director) y CJ Mirra (músico/compositor) que nos deleitaron con una performance audiovisual en directo. Sintetizadores, guitarras, voces y las más oscuras y bonitas imágenes.

Mediante Surfzilla, la imagen oficial de esta edición, la idea del festival fue dar voz a los surfistas japoneses que pelean por evitar la desaparición de tres de sus mejores olas —Osaki, Kabune e Inamura—. Si nadie lo impide, desaparecerán debido a la construcción de la villa olímpica de las competiciones de vela de los Juegos Olímpicos de 2020.

El festival, impulsado hace 14 años por Sancho Rodríguez —considerado uno de los padres de los festivales de cine de surf—, se mantuvo fiel a sus raíces y nos recordó una vez más que la esencia del surf es el respeto y el cuidado de nuestro entorno natural. Además, quedó demostrado una vez más que la disciplina es ideal para la creación artística y audiovisual.

Puedes seguir el trabajo audiovisual de Iker Basterretxea aquí.

Tuitea poco pero selecciona muy bien lo que comparte; puedes seguir a la autora en Twitter: @Iboneiza