2016: Top 5 álbumes colombianos

Estos son los trabajos en largo más destacados del año en el ámbito electrónico.
13.12.16

Llegó el momento de decirle adiós al 2016. Un año convulsionado, en el que los momentos amargos y dulces nos dejaron enseñanzas, sonrisas y nueva música por escuchar. Algunos artistas provenientes de varios rincones de Colombia se dedicaron a concebir sus propias creaciones musicales, las cuales no solo nos hicieron bailar, sino que ensancharon la paleta sonora de nuestro panorama.

Aunque debemos decir que aún es muy poca la cantidad de álbumes electrónicos gestados en nuestro país anualmente, En THUMP decidimos seleccionar los que para nosotros fueron los álbumes más destacados del año. Trabajos caribeños contestatarios, calaveras que samplean música de plancha para convertirla en beats de hip hop y techno con pinceladas de acid melódico, hablan del talento y versatilidad que los artistas colombianos tienen por ofrecer.

Sin más preámbulos, estos son los elegidos.

Systema Solar - Rumbo a Tierra - Polen Records

El tercer álbum de los superhéroes del Caribe viene cargado con un concepto que, a primera oída, podría resultar conflictivo: es su disco más panfletario y a la vez su disco más pop. Producido por Juan Carlos Pellegrino en la Sierra Nevada de Santa Marta, lo que explica su sonido 3D selvático, el disco nos lleva de viaje por hits para la nueva verbena como la electroguaracha "Rumbera" o el himno de EDM champeta "Mi Caribe"; y por tonadas beligerantes como "Aguazero", una alerta de bajos y tambores profundos sobre la sequía que este año azotó al norte de Colombia, o "Somos la Tierra", una de protesta en clave electrocumbia sabanera que se para firme contra La Colosa, una de las minas con mayor impacto ambiental en el país. Inspirado en el oscuro devenir de la nación que votó NO al acuerdo de paz con las FARC, esta vez el baile se pone más interesante, quizás porque se siente más efectivo en su urgencia de hacer que el mensaje llegue a una audiencia acostumbrada a menearlo, a través de un fino balance entre dos variables: el sabor para quebrar cinturas y el puño arriba para "tumbá toa' la murallas", como diría Jon Pri en "Tumbamurallas", el track que abre y sienta la atmósfera. En tiempos duros como los que enfrentamos hoy, Rumbo a Tierra no solo sigue proponiendo un sonido innovador. También una nueva postura. Tal como lo manifiesta Walter en un break de "Rumbera": "¡Una combinación de cabeza y baldosa!".

Las Hermanas - Nadie jamás ha visto una calavera triste - Independiente

Dotado de una aura fantasmagórica, Nadie jamás ha visto una calavera triste es el primer LP del proyecto de beats y sampling del artista visual Diego Cuellar, que a propósito este año coronó Sónar Barcelona. Fiel a su tradición creativa, Las Hermanas sigue robando sus pistas de los viejos vinilos de plancha, de los ambientes cursis de hace 30 años o más, para despedazarlas y luego volverlas a armar en beats o más bien caricaturas que oscilan entre el hip hop experimental y el ambient más tétrico. Temas como "Mercado de la nostalgia" conservan el sabor de la tropicalia artificial con sus derretidas guitarras psicodélicas, pero con un ritmo mecánico y pesado que le da una nueva aura tenebrosa, como si uno estuviera en una fiesta de fantasmas; mientras que "Detrita", que es como la banda sonora de una invasión de robots extraterrestres, termina con un baile en la playa musicalizado por surf rock. Las 16 canciones de este álbum sacado en casete son sin duda melancólicas, pero es una melancolía de esqueletos que extrañan la vida y que, sonrientes, la bailan desde la ultratumba. Son calaveras sonrientes, sin duda.

Cero39 - Moni Moni - Independiente

El siempre ácido y misterioso productor bogotano Mauricio Álvarez se volvió a montar en la nave del Cero39 con toda su tripulación para desatar el trance con Moni Moni. En la fantasía de este referente del beat sudaca más frito, la piñita se quitó las Ray-Ban y se convirtió en un zombi nocturno que recorre los ríos del Pacífico al sonar de la marimba en "Las Redi", perrea a fondo a ritmo de dembow dominicano en "Berlombia" y se pasea por las verbenas del caribe colombiano en "Pau", siempre en busca de algo nativo, electrónico y bien rarete en once tracks cargados de cinismo y caricatura, que ubican al combo a medio camino entre Frikstailers y Systema Solar. Es, tal cual lo dicen ellos, un sancocho de "dembow fritin", "cumbia monster" y "reggaetón clash", donde se nos sirve, en raciones equilibradas, tanto el sabor como el veneno que trae el Cero39 actual. Una obra que está bien calibradita para la pista global.

Zed Kappa - Red Key - Cortex Series

Santiago Merino, timonel del sello Woods N Bass Records, volvió a irrumpir en el escenario techno nacional con un proyecto que de entrada se pone en lo más alto del acid colombiano. Bajo una nueva subdivisión del sello titulada Cortex Series, el productor medellinense nos sumerge en una nueva faceta bajo el alias de Zed Kappa, proyecto con el que presenta Red Key. Siendo esta la primera entrega de la serie, el álbum compuesto por 10 cortes se adentra en la filmografía de ciencia ficción de los años sesenta, inspirado principalmente en la película The Andromeda Strain, dirigida por Robert Wise en 1971 y basada en la novela de Michael Crichton. Una exploración muy emotiva de acid melódico y circular, en la que puedes encontrar tracks que te embargan de sosiego como "Mist Theme (Reprise)", recorridos interplanetarios a bordo de "Over (Early Mix)" y varios amoríos en torno a la apacible e inconfundible melodía ácida que normalmente sale de la Roland TB-303, pero que esta vez emanó de un simple Volca Bass de Korg, un par de drum machines y algunos plug-ins.

Dany F - Tropical State Of Mind - Independiente

Después de cerrar un 2015 de ensueño con su primer Boiler Room, su primer Sónar y varias presentaciones en Colombia y Suramérica, el 2016 presentaba un desafío aún más grande para el paisita de Cómeme, Dany F. Pero el afiliado al sello de Matías Aguayo no escatimó y presentó sin temor alguno su trabajo más experimental, introspectivo y quizá íntimo hasta la fecha: Tropical State of Mind. Una búsqueda constante a través de la maleza más oscura, selvática y mental, tomando prestados una gran cantidad de sonidos y percusiones de ambas costas de Colombia y mezclándolos con pads y arpegios que resultan en texturas densas y progresivas. Una "Luz del Manglar" que se abre paso "De Cartagena a Chicago", convirtiéndose de paso en una fina mezcla cultural que, como resultado, sigue el camino narrativo de sus encuentros sónicos raizales, perfectos para digerir en espacios de reflexión cerca a cualquier litoral latinoamericano.

***


Sigue a THUMP Colombia en Facebook