Publicidad
Alcohol

Podrías tener menos riesgo de padecer obesidad si eres un ‘mala copa’

A los hombres portadores de un gen mutado que provoca “comportamiento impulsivo e imprudente” cuando están ebrios, la vida les sonríe más que al los borrachos decentes.

por Daisy Meager
19 Agosto 2016, 7:00pm

Todo mundo tiene ese amigo que, ya con tres o cuatro cervezas, empieza a ponerse un poco molesto. Para el final de la noche, es básicamente Rocky, rodeando la pista de baile como un ring de box y acorralando a cualquiera que encuentre.

Quizás toda la mañana siguiente tenga que pedir disculpas por necear toda la noche sobre los temas de moda, los plagios y demás, pero una nueva investigación de la Universidad de Helsinki ha descubierto que ser un borracho agresivo podría tener sus ventajas.

Los resultados recién divulgados sobre un estudio publicado en el Journal of Psychiatric Research demuestran que los hombres portadores de un gen mutado que provoca "comportamiento impulsivo e imprudente" cuando están ebrios, podrían estar protegidos ante la obesidad y la diabetes tipo 2.

LEER MÁS: Hay cuatro tipos de borrachos en el mundo y tú eres uno de ellos

El estudio observó la sensibilidad a la insulina, la actividad celular beta y el IMC de 98 hombres finlandeses de edades entre 25 y 30 años, todos ellos diagnosticados con trastornos de personalidad antisocial, pero que no portaban la mutación genética.

Los psiquiatras que llevaron a cabo la investigación concluyeron en una conferencia de prensa que "los portadores de una mutación genética en el receptor 2B de la serotonina poseían un IMC más bajo y mayor sensibilidad a la insulina que aquellas personas sin la mutación genética".

Los investigadores también descubrieron que la mutación afectaba la reacción de la testosterona a la sensibilidad de insulina, esta actividad disminuida se relaciona con el desarrollo de la diabetes.

El estudio indica que, si bien los niveles bajos de testosterona usualmente ponen a los hombres en mayor riesgo de trastornos metabólicos, "entre los portadores de la mutación genética, esta tendencia se revirtió: menores niveles de testosterona aumentaron la sensibilidad a la insulina".

Si bien el estudio no se concentró en mujeres, una investigación previa hecha por los mismos científicos descubrió que el 2.2 por ciento de la población finlandesa —hombres y mujeres— son portadores de esta mutación. Y el líder del estudio, el psiquiatra Roope Tikkanen, sugiere que posiblemente la misma protección contra la obesidad se encuentra en portadoras femeninas también.

LEER MÁS: Las personas religiosas pueden ser borrachos de miedo

En una declaración de prensa, Tikkanen comentó: "Se podría asumir que el efecto sería particularmente pronunciado en mujeres, quienes naturalmente tienen niveles menores de testosterona que los hombres".

Probablemente lo mejor siga siendo evitar las peleas de borrachos; con varios tequilas encima, no vas a ganar.

Tagged:
Munchies
Food
estúdio
obesidad
Investigación
bebida
mala copa
agresividad
borracho