NHL

Throwback Thursday: La NHL introduce la regla de los penaltis

Así es como nació la regla de los penaltis en el hockey profesional.
10.11.16

Es el 10 de noviembre de 1934. Los Maple Leafs de Toronto reciben a los Canadiens para abrir la temporada. Montreal está arriba en el marcador por un gol y el delantero Georges Mantha tiene el puck en su poder mientras se desliza hacia la portería de Toronto. Se había librado de su marca y, de acuerdo con el periódico Globe, "[Mantha] esta perfilado para un asalto abierto" sobre el guardameta George Hainsworth. Pero Mantha no pudo disparar; había sido jalado por el delantero de los Maple Leafs, Bill Thoms.

Publicidad

El anunciador del partido comentó, "Dios mío, parece que marcarán un penalti".

Un año antes, la jugada habría pasado desapercibida, pero previo a la temporada de 1934-35 la liga había introducido los penaltis. La infracción de Thom tal vez haya evitado una anotación, pero también fue histórica. Marcaría el cobro del primer penalti en la historia de la NHL.

Armand Mondou jugó 12 temporadas con los Canadiens de 1928 a 1940. Imagen vía Wiki

Aunque Mantha había recibido la infracción, el entrenador de los Canadiens, Newsy Lalonde, optó por Armand Mondou, después de deliberar, para que cobrara el penalti. Mondou, quien había anotado cinco goles una temporada antes con Montreal, tenía la oportunidad de consagrarse en el hockey. Pero el destino se lo negaría. Disparando desde una posición estática, su intento nunca se lazó del hielo y se deslizó fácilmente hacia el guante de Hainsworth. Los Maple Leafs terminarían empatando el partido para obligar a tiempo extra. A mitad de la prórroga, Busher Jackson clavó lo que sería el gol ganador para darle a Toronto su segunda victoria de la temporada.

Leer más: Entre cascos y rejas: Futbol en el encierro

Mientras Mondou no pudo convertir su oportunidad, tres días después, Ralph "Scotty" Bowman no dejaría dudas. En otro partido de otro equipo de Montreal (los Maroons), los Eagles de St. Louis recibieron un penalti a favor en el segundo período. Al momento que Syd Howe se preparaba para disparar, Stew Evans lo trompicó. Como resultado, los Eagles recibieron otro penalti para compensar la oportunidad desperdiciada.

Bowman fue elegido como el tirador y no decepcionó. Coló exitosamente el puck en la portería de Alex Connell para empatar el encuentro, ante el júbilo de los presentes de casa. Aunque los Eagles perderían ese partid en tiempo extra, Bowman hizo historia al convertirse en el primer jugador en anotar un gol precedido de un penalti.

Publicidad

En las entrañas de la Gran Depresión, los penaltis eran vistos como una manera de inyectar emoción adicional a los partidos de hockey. Impulsada por los hermanos Patrick, quienes habían introducido previamente el concepto a la liga —la Asociación de Hockey de la Costa del Pacífico— en la década de los 20, los penaltis ofrecían una nueva ola de entretenimiento. Cuando la nueva regla fue anunciada, el Globe la describió como "la delicia de todo francotirador" y, de acuerdo al New York Times, algunos árbitros creían que sería equivalente a un "gol cantado". Sin embargo, el cobro de los penaltis en la temporada 1934-35 era muy distinta de la forma que se hace hoy en el hockey.

El defensor de St. Louis, Ralph "Scotty" Bowman. Imagen víaManitoba Hockey Hall of Fame

En aquel entonces, los jugadores realizaban el disparo a una distancia de 38 pies (poco más de 11 metros) de la portería, mientras permanecían parados dentro de un círculo con un diámetro de 10 pies (3 metros). Se podía tomar el disparo desde una posición estacionaria, como Mondou, o patinar con el puck, como Bowman, siempre y cuando no salieras del círculo. Bajo estas reglas, los guardametas tenían una ventaja significativa.

Como resultado, a lo largo de los años, la NHL modificó las reglas y movió el círculo más cerca de la portería para después eliminarlo por completo. En su lugar, la liga introdujo una línea roja a 30 pies (9m) del portero. Esta línea se acercó, gradualmente, cada vez más a la red y sufrió más cambios en la década de los 30; los índices de anotaciones variaron de temporada a temporada conforme la liga continuó experimentando.

Publicidad

Pero fue hasta la Segunda Guerra Mundial que la NHL modificó significativamente la regla de los penaltis. Los jugadores sólo podían patinar hasta la portería para enfrentarse uno a uno como vemos hoy en día. Joseph Nieforth, escritor de la gaceta de la Society for Internacional Hockey Research, comentó "finalmente la liga logró lo que tenía en mente: crear una jugada emocionante que produjo una oportunidad razonable de anotar".

Desde entonces, la NHL ha marcado 1,601 penaltis en temporada regular hasta la temporada 2014-15, y obtenido un promedio del 33 por ciento de anotaciones. Por un lado, están los guardametas como Rogie Vachon, quien desvió los seis penaltis que recibió en toda su carrera. Del otro están los cobradores como Pavel Bure, quien convirtió sus siete oportunidades y es el líder de todos los tiempos en la NHL con más goles por esta vía.

Fuente: Society for International Hockey Research, gráfica compilada por el autor.

Seguro, desde que la regla fue introducida no han faltado los episodios dramáticos y entretenidos. Los penaltis revolucionaron el hockey y ayudaron a pavimentar su versión final, la cual nos ha entregado algunos de los mejores momentos:

Y algunos de los peores…