nba

La competencia para el MVP 2016-17 de la NBA está que arde

La temporada 2016-17 de la NBA contará con varios candidatos para llevarse el premio MVP.
11.10.16
Photo by Cary Edmondson-USA TODAY Sports

El premio al Jugador Más Valioso de la NBA puede ser obvio y polémico. En realidad, subjetivo. Ya que no existe un criterio establecido para posicionar a un jugador por encima de otro, terminamos debatiendo el significado de "valioso".

¿El trofeo le pertenece al mejor jugador de la temporada o al jugador más responsable por el éxito de su equipo?

A pesar de la falta de un consenso que determine lo que el trofeo MVP premia, dos o tres jugadores son siempre considerados obvios favoritos antes del arranque de la temporada; como es costumbre, conforme los partidos transcurren, una de las opciones se separa del resto o el grupo de candidatos reales se queda igual de reducido hasta abril.

Leer más: Previa de la temporada 16-17: Los Knicks

Pero gracias a la creación de un súper equipo sin precedentes, entre otros factores, la carrera por el MVP de 2016-17 podría ser la menos predecible en años. Al menos diez jugadores representan una buena oportunidad para llevarse el honor individual más significativo del basquetbol.

Como una forma de ayuda para el incierto panorama de la campaña siguiente, creamos una lista de contendientes legítimos, categorizada de lo menos probable a los más factible.

Todo es posible (pero tampoco exageremos)

Irving está al cien y con más popularidad que nunca. Foto por Aaron Doster-USA TODAY Sports

Kyrie Irving (probabilidad de ganar 33/1, según Bovada), Carmelo Anthony (33/1)

Dos cosas necesitan pasar para que Irving gane el trofeo: 1) LeBron James se debe perder, mínimo, un mes de juego, durante el cual los Cavaliers mantengan o extiendan su ventaja en primer lugar en el este, y 2) cada vez que Irving toque el balón, necesita montar todo un espectáculo; pasar la posesión también sería de gran ayuda.

Publicidad

La imagen del año pasado en las Finales de la NBA, cuando la reputación de Irving cambió de niño maravilla egoísta a mega héroe, no se esfumará en un buen tiempo. Irving debería contar con bastante protagonismo este año, ya que el suplente en su posición está en duda y LeBron verá pocos minutos por órdenes del entrenador de los Cavs, Tyronn Lue. Irving está sano, confiado y es más popular que nunca.

A pesar de los elementos a su favor, existe algo tan sencillo que se lo puede impedir: es imposible ser el MVP cuando tu compañero de equipo es LeBron James.

Melo tiene una oportunidad pero también tiene 32 años. Foto por Adam Hunger-USA TODAY Sports

Mientras tanto, Carmelo Anthony jugará su temporada 14 con su característico estilo relajado. Los Knicks de Nueva York están menos deprimidos de lo normal, y con Derrick Rose y Anthony por fin tendrán la dupla que tanto querían.

Este equipo podría hacer grandes cosas si todo se conjunta para bien. Desafortunadamente para Nueva York, esta tarea requiere de un escenario perfecto. Karl Malone, Kareem Abdul-Jabbar, y Michael Jordan son los únicos jugadores en la historia de la liga que han ganado un trofeo MVP después de los 32 años. Anthony tiene 32. No va a ganarlo.

El Coco

Espantoso. Foto por Joshua S. Kelly-USA TODAY Sports

Karl-Anthony Towns (33/1)

La temporada de novato de Towns podría ser recordada como la historia fundacional más impresionante de la historia reciente de la NBA. Sólo Towns promedió al menos 18 puntos y 10 rebotes por juego, y al mismo tiempo un porcentaje de tiros, mínimo, de 59.0 la temporada pasada. Estas cifras sólo han sido superadas 15 veces desde el 2000.

Publicidad

A sus 20 años, Towns ganó de manera unánime el premio al novato del año, provenientes de una generación que vio nacer a varios talentos All-Star. Con la presencia de Tom Thibodeau en el banquillo y su capacidad para explotar la línea de tres y revolucionar las defensivas, Towns podría destacar enormemente esta temporada.

Después de su revelación como jugador All-Star, Towns promedió 20.8 puntos, 11.0 rebotes, y 3.0 asistencias por partido —cifras que ningún jugador con su edad había logrado—. Towns podría sobrepasar las expectativas y liderar a Minnesota a su primera serie de postemporada desde el 2004 (cuando Towns tenía siete años).

Pero incluso con estas mejoras, la postemporada podría ser demasiado para Towns, y por lo tanto sería eliminado de la lista de candidatos al premio.

¡Por las estadísticas!

Westbrook es bueno, pero el Thunder no es un equipo constante. Foto por Kyle Terada-USA TODAY Sports

Russell Westbrook (2/1), Paul George (22/1)

La gente no puede dejar de apostar por Westbrook como el ganador de este premio, incluso cuando el Thunder de Oklahoma City parece estar muy lejos de la postemporada. Es el favorito y nada parece tener sentido. Kevin Durant y Serge Ibaka se han ido, y con ello la libertad que Westbrook necesita para acercase al aro.

A diferencia de James Harden y los Rockets de Houston, el Thunder no utilizó la baja de temporada para armar su plantel con base en sus mejores jugadores. La vida ya no será tan fácil para Westbrook, pero el tipo fue criado para sobreponerse a las vicisitudes. Estará bien pero, ¿puede ser el MVP si su equipo falla? Esto nos hace retomar una pregunta clásica en el deporte: ¿Qué tanto debería influir el éxito colectivo en un premio individual? Si Westbrook promedia 30 puntos, 14 asistencias, y 10 rebotes por juego este año, ¿Por qué debería ser castigado si Enes Kanter no protege el aro o Andre Roberson no sabe tirar?

Publicidad

Si reemplazas a Westbrook con Jeff Teague o Reggie Jackson, el Thunder pasará de ser un equipo que se cuela a la postemporada a uno de los más tristes de la liga. Queda por ver qué tanto valor tendrá esta situación ante los ojos de los votantes.

Algo similar aplica para Paul George, un espléndido tipo que puede jugar en dos posiciones y quien no necesita esforzase tanto:

Los Pacers de Indiana incorporaron una buena cantidad de veteranos que podrían o no funcionar, y ninguno es un obvio complemento del estilo de juego de George. Pero si la temporada arranca un tanto amarga, George podría ser el ingrediente mágico que recomponga el camino.

George es la pieza central de un equipo con muchas dudas; si Indiana se apodera de la cuarta posición y es uno de los mejores equipos a la ofensiva y a la defensiva, será gracias a que George hizo su tarea todas las noches.

Por supuesto, podría hacer todo eso y de todas formas Indiana se quedaría fuera de los playoffs. No sería su culpa pero mataría sus probabilidades de ganar el MVP.

A todos nos encanta una historia de superación

¿Podrá Davis cargar con la responsabilidad en Nueva Orleans? Foto por Derick E. Hingle-USA TODAY Sports

Anthony Davis (10/1), James Harden (12/1), Blake Griffin (33/1)

Nunca de los nuncas subestimes el poder de una narrativa cautivadora cuando un grupo de escritores, radiolocutores y comentarista de televisión tiene el permiso para expresar su opinión.

Anthony Davis, James Harden, y Blake Griffin son candidatos legítimos no sólo porque los tres fueron considerados entre los mejores cinco de la temporada pasada (antes de que el cielo se cayera, las lesiones se hicieran presentes, sus equipos defraudaran, y ninguno llegara a ser parte del equipo All-Star).

Publicidad

Cada jugador se encuentra también en una situación perfecta para cambiar las cosas y compensar una campaña perdida. Sin embargo, la excelencia individual no será suficiente para elevar su estatus; cada uno tendrá que llevar a su equipo hacia algo extraordinario.

Para Davis, esto significa entregar todo en cada jugada, ser más disciplinado a la defensiva, y llevar a los Pelicans de Nueva Orleans de vuelta a la postemporada.

Para Harden, un título de anotaciones, un puesto en postemporada y una ofensiva dentro de las cinco mejores son alcanzables. En mi opinión, el MVP del 2015 tenía su nombre escrito. Pero ganarlo este año implicaría jugar más a la defensiva. Si los Rockets pueden mantener un juego promedio hasta el final, Harden recibirá gran parte de los créditos. Ahora que Dwight Howard se ha marchado, Harden es el único candidato All-Star en la mira.

Blake viene con todo. Foto por Kyle Terada-USA TODAY Sports

La situación de Griffin es la más complicada de las tres, principalmente porque Chris Paul podría ser el jugador más importante de Los Ángeles. Antes de que el año pasado se convirtiera en un carnaval, Griffin fue un buen jugador. Pero para ganar un trofeo MVP, necesitará hacer más que eso y convertirse en el creador principal de jugadas, alguien en quien apoyarse cuando Paul no esté jugando.

¿Qué tan bien estará su tiro de tres? ¿Por fin podrá establecerse como un defensor por encima del promedio? ¿Qué pasaría si los Clippers terminan con el mejor récord en la Conferencia Oeste? (Una ligera posibilidad). Aunque creo que no lo ganará mientras Paul siga siendo su compañero, Griffin cuenta con las mejores probabilidades. Cuando está al cien, la liga es su lugar preferido para divertirse.

Los siempre favoritos

Obvio. Foto por Cary Edmondson-USA TODAY Sports

Stephen Curry (4/1), LeBron James (4.5/1), Kevin Durant (10/1)

Estos son los tres mejores basquetbolistas del mundo, y al menos uno tiene garantizado que jugará en las Finales de este año. ¿Entonces por qué no son las opciones más atractivas para llevarse el trofeo del MVP esta temporada?

Publicidad

Stephen Curry lo ha ganado en los últimos dos años, pero uniendo fuerzas con Kevin Durant, jugador que los supera en varios ámbitos, sus estadísticas y su atractivo decaerán. Los Warriors son una aplanadora, pero con tanto talento en su plantel no es fácil que alguno sobresalga.

Para Curry, ser nombrado el MVP tres años consecutivos es casi imposible (Larry Bird, Wilt Chamberlain, y Bill Russell son los únicos que lo han logrado). Por su parte, Durant, espera jugar en un equipo que ganó 73 partidos el año pasado. Será complicado para él mejorar a los Warriors en la temporada regular.

(Aunque Durant y Curry son los mejores jugadores de Golden State, la presencia de Draymond Green trasciende por las cosas que aporta que no pueden ser reemplazadas. Green podría ser hasta más valioso que el más grande tirador y cuatro veces campeón en puntos. Los Warriors son una locura).

Cuando te la pasaste viendo la repetición del juego 7 todo el verano. Foto por Brett Davis-USA TODAY Sports

Y después tenemos a LeBron. A pesar de que dio uno de los mejores juegos a nivel individual en las Finales, James promedió el menor sobre la duela de su carrera la campaña pasada, y su entrenador declaró que se asegurará de que su mejor jugador descanse más en el 2017.

El valor de LeBron es enorme, y los Cavs sufren para crear espacios cuando no está en la cancha. Pero existe una razón por la que a veces se niega a defender en algunos partidos y es más feliz siendo la segunda opción de Kyrie: la meta es ganar un campeonato, no liderar la liga en triple-dobles. Con 31 años y con un anillo más en su poder, James no necesita salirse de su papel para demostrar algo en los siguientes seis meses.