La verdadera historia de Star Wars

The Guis Brothers 'descubren' que un tal Lucas viajó a nuestro país para robarle la idea de la famosa franquicia a un director de aquí. Tienen los testimonios y los han montado en el documental "La verdadera historia de la Guerra de las Estrellas".

|
28 abril 2015, 9:34am

El chat con los Guis Brothers fue una verdadera sorpresa. Primero nos dejaron del revés con el tráiler de su documental y, luego, tuvimos la suerte de mantener con ellos una charla online que no tuvo desperdicio. Vestidos con su traje de faena, los directores parecen dos aviadores de la II Guerra Mundial, aunque la explicación, después de superado el shock inicial, es bien distinta.

"Venimos de familia de fumigadores, vivimos cerca de Alcalá de Guadaira. Los Guis nos conocemos porque ambos éramos animadores en un geriátrico, el juego del pañuelo era nuestra gran especialidad. Pero desde siempre nos ha atraído el mundo del celuloide, las cámaras, los objetivos... NUESTRO primer corto lo escribimos un viernes y lo rodamos un sábado", aseguran casi a coro. Y terminaron presentando su trabajo en el Festival de Sitges. No está mal para dos animadores de abuelitos metidos a directores.

Toda esa historia nos fascinó. Pero queríamos saber cómo llegaron hasta La verdadera historia de la Guerra de las Estrellas, el documental que habla de cómo "el Lucas" como conocían en el pueblo de Téjar al director estadounidense) visitó España en la década de los sesenta y se llevó de souvenir una historia que daba para tres trilogías de aventuras espaciales. El autor de la genial idea de una saga familiar de caballeros Jedis y la Estrella de la Muerte es en realidad el director andaluz José Achuela. Que la dejó plasmada en un guión que se llama War of the Stars, y que ha sido incluso sometido a la prueba de autenticidad del carbono 14 por la Facultad de Ciencias de la Universidad de Torralba. En un certificado, la entidad asegura que el guión se escribió entre 1963 y 1967. Años en los que "el Lucas" andaba rondando por España.

Pero los Guis Brothers no fueron la primera opción de la familia Achuela para lavar la memoria de su antepasado. "Aprovechando que estábamos en la cárcel, el abogado de la familia intentó fichar a algún director de Hollywood, pero finalmente se decidieron por nosotros". Los directores creen que la negativa de las grandes estrellas se debió a la presión de los magnates del cine de Hollywood. Cada uno tuvo su particular excusa: Ang Lee declinó la oferta porque "un chino en EE.UU. ya tiene suficientes problemas"; Tim Burton no aceptó que le llamaran a cobro revertido desde España; y la respuesta de James Cameron fue "idiota, son las tres de la mañana". Los abogados se mosquearon mucho y por eso tiraron de los Guis Brothers.

Los testimonios del documental son escalofriantes. La familia de Achuela, entre ellos su hijo, recuerdan perfectamente la relación del escritor y director español con el que ellos llaman "el Lucas". "Antes de rodar, hemos hecho entrevistas preliminares para verificar la historia. Cada vez que nos metemos un poco más en lo que pasó nos parece aún más fascinante, además, la gente de Téjar son para comérselos. Lo que cuentan tiene una veracidad a prueba de cualquier duda. La familia no pide absolutamente nada, solo que se defienda la cultura, respeto y, si es posible, que graben allí alguna de las películas nuevas que se están haciendo. Téjar es un gran plató cinematográfico, ya se han rodado allí otras películas".

Esta localidad granadina fue algo parecido a Cinecitta de Roma, en la década de los 50. El culpable de este boom fue el propio José Achuela, que hizo contactos durante su estancia en Alemania. "Pero también se debe a la belleza de sus parajes y los bajos costes de producción". Entre 1954 y 1969 se rodaron allí más de 30 coproduciones europeas. Antes de que Almería se convirtiera en el gran plató del spaghetti western, Téjar ya había sido la capital del cine en el continente. La primera película que salió de allí fue Action of the Tiger.

En sus investigaciones, los Guis Brothers han descubierto cosas que afianzan totalmente que este Lucas "bajito y negruzco", como le definen los habitantes de Téjar) se llevó algo más que el guión de Achuela de esta localidad andaluza. También varias geniales ideas. Por ejemplo, el bar del pueblo se llama La Estrella de la Muerte. Y en él se sirven delicatessen como el Pollo Milenario o la mítica Croqueta Imperio. "Y el peinado que luce la princesa Leia está inspirado en el que llevan las mujeres de la comarca donde se encuentra Téjar", nos apuntan los Guis Brothers. Esta es la verdadera historia de La Guerra de las Estrellas.

Más VICE
Canales de VICE