FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Un coche está revolucionando la asistencia médica en la India rural

El 72 por ciento de la población de India vive en áreas rurales, lo que representa unos 716 millones de personas. Pese a ello, la mayoría de los médicos y los recursos sanitarios del país están concentrados en las zonas urbanas.
22.6.16

El 72 por ciento de la población de India vive en áreas rurales, lo que representa unos 716 millones de personas. Pese a ello, la mayoría de los médicos y los recursos sanitarios del país están concentrados en las zonas urbanas, donde solo reside un 27 por ciento de la población total. No es de extrañar, pues, que sean muchas las personas que no tengan acceso a la asistencia médica que necesitan. Uno de los colectivos más vulnerables son las madres embarazadas que viven lejos de estos servicios.

Publicidad

Durante los últimos cuatro años, Ford y sus socios han invertido sus esfuerzos en intentar mejorar el acceso a la sanidad pública en la India rural a través del Proyecto SUMURR, acrónimo de Sustainable Urban Mobility with Uncompromised Rural Reach. El alma de este programa era un Ford Endeavour, con el que no solo se prestaba a las mujeres embarazadas y madres primerizas la asistencia médica urgente a la que ni ellas ni sus hijos tenían fácil acceso, sino que, gracias a la tecnología móvil que lleva incorporada, contribuyó a la recolección de datos importantes en estas zonas del país. Se decidió que el municipio de Kallakurichi, en la región de Tamil Nadu, en la India meridional, era el lugar ideal para llevar a cabo el programa piloto. "El Directorado de Salud Pública y Medicina Preventiva de Tamil Nadu nos indicó que no debíamos limitarnos a lo fácil", explicó el Jefe Técnico de Innovación de Ford, K. Ventakesh Prasad. "Debíamos buscar un reto difícil, y si no tenía éxito, al menos serviría para aprender algo de la experiencia. Lo que no queríamos era presentarnos con un bote con dinero, sacar unas cuantas fotos e irnos para volver seis meses después a sacar más fotos de niños sonrientes y constar en un informe mensual", aclaró Prasad. "Dar dinero es muy fácil; lo difícil es lograr que se haga algo de forma sostenible", explicó Prasad.

Las aldeas remotas que forman Kallakurichi no son de fácil acceso: se trata de una zona montañosa con carreteras de gravilla por las que no es sencillo circular. Las enfermeras de la zona se ven obligadas a hacer las visitas a pie o en bicicleta, por lo que en muchas ocasiones hay mujeres embarazadas que no llegan a recibir cuidados durante todo su embarazo.

Estos entornos extremos obligan a las mujeres en estado a realizar esfuerzos físicos peligrosos, motivo por el que el 50 por ciento de las embarazadas corre el riesgo de sufrir complicaciones durante la gestación y el parto. Prasad explica que el 2 por ciento de esos riesgos pueden tener consecuencias mortales, bien para el niño, la madre o ambos.

De ahí la importancia de poder ofrecer asistencia a estas mujeres en el menor tiempo posible. "El Endeavour es capaz de desplazarse por terrenos en los que ningún otro vehículo podría moverse", afirma Prasad. "Nos sorprendió comprobar que poco a poco las madres en estado empezaron a asociar la imagen del Endeavour a la llegada de asistencia médica de urgencia".

Si bien el abastecimiento de suministros médicos o el transporte de mujeres a las instalaciones sanitarias constituyen una buena forma de garantizar la seguridad de las mujeres y sus hijos, otro de los objetivos del Proyecto SUMURR era el de mejorar las bases de datos médicas mediante la tecnología móvil. De esta forma, médicos y enfermeras podrían llevar un seguimiento de las mujeres en riesgo, lo cual aumentaba las posibilidades de que dieran a luz sin peligro para nadie. Si bien India posee una excelente reputación en lo referente al registro de estadísticas, las enfermeras rurales a menudo deben recolectar datos con una libreta y viajar durante horas a pie para visitar a sus pacientes, a quienes quizá no encuentren en casa.

"La enfermera rural visita a la madre embarazada, la saluda y entabla conversación con ella para conocerla mejor. Sin embargo, antes del tercer trimestre de embarazo, la paciente a menudo viaja a casa de sus padres en su población natal, lo que significa que dejará de estar en la base de datos", explicó Prasad en relación con una de las complicaciones a las que se enfrentan los sanitarios a la hora de elaborar una base de datos precisa. Así, la base de datos de las mujeres de la zona queda incompleta y obsoleta y presenta entradas erróneas. Al estar equipado con conexión sin cable a una nube, el equipo podía utilizar la tecnología de conversión de voz en texto para introducir los datos en tiempo real. Con esa información, los médicos podían tener una mayor comprensión de las necesidades de sus pacientes.

Durante los nueve meses que duró el programa, se cubrieron 28 aldeas y 42 niños nacieron sanos y seguros, solo con la ayuda de un Ford Endeavour. Pero el viaje no termina aquí. Ford también tiene previsto mejorar los tratamientos médicos en las zonas urbanas. En ciudades como Delhi, donde la tasa de accidentes de tráfico mortales es muy alta, existe lo que se conoce como la "Hora Dorada", una franja de sesenta minutos en los que es posible salvar una vida. Para maximizar las posibilidades de supervivencia, Ford está tratando de buscar soluciones para reducir el tiempo que se tarda en trasladar a una persona al hospital o para aumentar la rapidez de acceso a los registros médicos por parte del personal médico. Sirva esto como muestra de todo lo que puede conseguir un coche.