FYI.

This story is over 5 years old.

La culpa es de Cher y no de T-Pain: Un recorrido por la historia del Auto-Tune

Es la guitarra eléctrica de nuestra época.

Faheem Resheed Najm –mejor conocido como T-Pain–, se encargó de demostrarnos a los millennials, entre los años 2005 y 2009, el precioso poder del Auto-Tune.

T-Pain se convirtió en un sinónimo de este recurso, incluso en el mundo se estaba hablando del "T-Pain Effect" aunque él no fuese quien lo puso en las carteleras de todo el mundo por vez primera.

Desde Rappa Ternt Sanga, su placa debut Sacó provecho y dinero de su repentina fama debido al uso de este procesador e incluso se volvió el Jedi del mismo: ''Cada vez que alguien quería Autotune, ellos llamaban a T-Pain''.

Publicidad

La música de T-Pain está tan asociada al Auto-Tune, que el originario de Florida desarrolló una app llamada I am T-Pain, que ha sido descargada más de 2 millones de veces, y naturalmente les género unos millones de billetes verdes a todos los involucrados.

Pero basta de T-Pain. Primero lo primero: el Auto-Tune es básicamente un procesador de audio que se usa para corregir errores y desafinaciones de la voz, así que cada vez que escuches ese efecto ''distorsionado'' o cuasi robótico del futuro de los años noventa, en la voz de tu rapero/hip hopero/reaggetonero favorito, es porque estás escuchando al polémico procesador.

Ahora, ¿quién inventó este pinche plug-in? ¿Algún músico que después de gastar toda la lana de sus padres en clases de canto llegó a la conclusión que jamás cantaría como Fher de Maná? No. Auto-Tune es la obra de arte de un ingeniero que estaba analizando datos sísmicos mientras buscaba petróleo. Esa jamás te la viste venir.

Don Ingeniero es Andy Hilderbrand, que trabajaba en la Exxon. "Las compañías de petróleo detonan cargas en la tierra o en el agua y, tienen sensores para encontrar el hidrocarburo. El Auto-Tune funciona igual que las señales digitales procesadas", dice Andy, tratando de hacer entender a los mortales la manera en cómo funciona su invento.

En un mes se creó este plug-in que casi todos los estudios del mundo tienen hoy en día. Este invento logró que la costumbre de hacer repetir al cantante cada frase de la letra todas las veces que fuese necesario –para que la voz quede lo más afinada posible–, quedara enterrada en el pasado. Auto-Tune hace todo ese trabajo con sólo presionar un botón.

Publicidad

Andy Hildebrand

Obviamente un invento así iba a convertirse en un gran éxito en la industria musical. "En un año vendimos a todos los estudios grandes en el mundo y, eso fue uno o dos años después que Cher hiciera su canción 'Believe'" recuerda Andy. Lastimosamente la revista Times no pensaba así e incluyó al Auto-Tune como "uno de los 50 peores inventos del siglo 20".

Sí, están leyendo bien, la verdura culpable de que el Auto-Tune estuviese en todas las estaciones de radio y estudios del mundo es, nuestra querida Cher. "Do you believe in life after love?" es parte de la masterpiece que llenó a los oídos de todo el planeta con la primera probadita real del Auto-Tune.

El plug-in puede usarse de una manera tan sutil, que casi es imposible detectarlo pero en el caso de Cher, los productores le subieron hasta el nivel 11 al plug-in creando el –ahora familiar– efecto que es parte humano sintetizador/parte voz robótica. Sobre el descubrimiento, Greg Milner, el autor de Perfecting Sound Forever, dijo: "Mientras trabajaban con Cher en 'Believe' en 1998, los productores Mark Taylor y Brian Rawling descubrieron que si fijaban el Auto-Tune en el nivel más alto, para que corrigiera el pitch en el momento exacto que recibían la señal, el resultado era un inquietante tono robótico".Por arte de magia, nació el efecto Cher y uno de los más grandes éxitos de los noventa.

"Otros cantantes y productores empezaron a darse cuenta que podían hacer muchísimo dinero también con esto y, empezaron usarlo en todos los géneros: pop, country, reggae y hasta se usó en una llamada a la oración islámica", agrega su inventor Andy Hildebrand.

Publicidad

"Pienso que es la guitarra eléctrica de nuestra época" dice Javier Valverde, quien trabajó como ingeniero de T-Pain por muchos años. Quizás estés bastante molesto levantando tus cejas al leer esto, amigo rockero, y te entiendo. Aunque te recuerdo que, cuando la guitarra eléctrica estaba naciendo, comentarios muy similares como los que dicen del Auto-Tune –"no es natural, no es auténtico, es un truco"– eran dirigidos a las hoy veneradas y universalmente aclamadas amigas eléctricas de seis cuerdas.

Justo como la decisión de Bob Dylan de tocar con guitarra eléctrica en el Newport Folk festival por allá en el año 65 enojó a todos los puristas del folk, nuestro amigo Kanye West en 808s and Heartbreak dividió a los escuchas del hip hop cuatro décadas después.

Luego la guitarra eléctrica encontró a virtuosos y, el Auto-Tune quizás hizo lo mismo en artistas como Future, que se ha referido a él mismo como ''Future Hendrix''.

Otra similitud entre el Auto-Tune y la guitarra eléctrica es que los dos fueron inventados como mejoras de tecnologías que ya existían y no como artefactos para una revolución musical que, sin duda alguna, es lo que lograron.

Auto-Tune se ha convertido en algo parecido a lo que es el Photoshop para los fotógrafos ya que, todos lo usan pero, no a todos les gusta admitirlo. Un secreto a voces. "Los cantantes han aprendido cómo funciona Auto-Tune y podría decirse que les agrada, pero tienen una relación de amor/odio con él y no quieren que nadie se entere que lo usan o necesitan". Dice Andy Hildebrand.

Publicidad

Algunos obviamente lo odian y hacen campañas contra el procesador. Death Cab for Cutie asistió a los Grammys gringos del 2009 con cintas azules para "crear conciencia sobre el abuso del Auto- Tune". Imaginen a Andy bañándose en millones de dólares viendo a estos chicos desde su penthouse en NYC. Jay Z –cómo no– también aportó su granito de arena al odio por el Auto-Tune con uno de sus últimos himnos de estadio: "D.O.A. (Death of Auto-Tune)", que lo hizo acreedor a su octavo Grammy.

Incluso el gran Paul Reed Smith, fundador y dueño de PRS Guitars, en una reunión se encontró a Andy Hildebrand y le hizo saber su enojo con el invento: "Destruiste a la música occidental".

Al parecer esto no le importa mucho a Andy y ya está estudiando el instrumento más popular del mundo: la guitarra. "No quiero que suene como una corrección vocal pero, quisiera que la guitarra siempre se mantuviese afinada perfectamente".

"Si se van a quejar de estos inventos, quéjense también de sus cornetas de audio, de los sintetizadores, de los estudios de grabación. Grabar la voz humana de cualquier manera, es algo que no es natural", se defiende Andy.

"Los odiadores del Auto-Tune siempre van a existir, pero al final del día no me importa mucho, tengo para retirarme feliz ya que te aseguro, no estoy quebrado".

Actualmente muchos artistas utilizan este plug-in en vivo; estrellas de géneros como el country donde no es tan común oírlo: Faith Hill, Shania Twain, y Tim McGraw lo utilizan y lo admiten abiertamente.

Publicidad

A pesar de todo lo negativo que se pueda decir en contra del Auto-Tune, al final del día da una serie de nuevas posibilidades a la música popular. En vez de utilizarlo por no saber cantar, muchos artistas deciden utilizar este plug-in para aumentar su expresión artística, lo cual puede generar un resultado increíble y está sucediendo cada vez más, como en la rola de abajo de Elliot Moss.

El plug-in crea una nueva realidad a la cual se le puede sacar muchísimo provecho; es más cuestión de pensar en él como una herramienta para explorar nuevos horizontes y no estigmatizarlo. No hay que pensar en que el procesador es sólo ese "botón mágico para la gente que no sabe cantar y ya", eso sería cerrarse a posibilidades infinitas dentro de un estudio.

Hay que verlo como un dueto entre lo electrónico y lo humano, un lugar común en el cual ambos pueden coexistir. Acá comulgo con la vez en la que le preguntaron a Daft Punk sobre el uso del Autotune en la rola "One More Time", una de las responsables de estandarizar su uso en la industria. Thomas Bangalter comparaba el desprecio y las quejas de muchos críticos y músicos para con el Auto-Tune con el final de los setentas cuando los músicos en Francia trataron de prohibir el uso del sintetizador. "Lo que muchas personas no están viendo sobre el sintetizador es que podemos usarlo de muchísimas nuevas maneras en vez de reemplazar las guitarras o los instrumentos que ya existen".

Un gran ejemplo es el uso que Kanye le dio al plugin en 808s & Heartbreak, en el cual usó el Auto-Tune para representar a un alma fragmentada, debido a la muerte de su madre.

Por último, antes que sigas destruyendo a Faheem Resheed Najm ''T- Pain'', acá está un video demostrando que el wey sabe cantar  bastante bien naturalmente: