Freedom Festival 2018: la nave interplanetaria aterrizó en Medellín

A lo largo de dos días, la ciudad colombiana disfrutó de una nómina de vanguardia techno sin precedentes en su historial festivalero.
Imagen cortesía de MedellinStyle.

Una vez más, la libertad electrónica masiva se apoderó de la llamada ciudad de la eterna primavera. Como si se tratara de una brisa sanadora y penetrante, a Medellín la volvió a arropar una marejada de bajos que solo se percibe en los epicentros del género más subversivo de la música electrónica.

Tras una década de existencia, el Freedom Festival volvió a convertirse en el foco del techno en Colombia. El evento masivo gestado por MedellinStyle, por primera vez en su historia, se atrevió a narrar su edición 2018 a través de dos capítulos, dos días en los que Suramérica sentiría el poder del rave proveniente de la montaña.

Publicidad

Como siempre, el componente académico abrió el telón de la maratón sónica. En la noche del jueves, La Pascasia fue el lugar escogido para la proyección de nuestro mini documental Freedom: libertad electrónica masiva en Medellín, la cual acompañamos con una charla concisa pero sustancial con Jose GMID, fundador del festival. Un recuento retrospectivo que supo ahondar en varios de los momentos más trascendentales del Freedom en estos diez años de vida. Posteriormente, una veintena de artistas locales expusieron producciones realizadas a partir de sonidos propios de la ciudad, creando así un mapa sonoro único que prontamente podrá ser escuchado en línea.

Con los matices vibrantes de Medellín engranados en la mente, se había llegado la hora de comenzar la descarga techno más voraz vivida en la capital paisa. La jornada del viernes estuvo marcada por un clima intempestivo que contrastó con –a nuestro parecer– el acto más sobresaliente de la jornada: Shifted. A medida que caía la tarde, acompañada con un diluvio de por medio, el set diurno del hombre de Avian se convirtió en un recital de ambient pocas veces contemplado por el circuito festivalero nacional. Una travesía atmosférica que conectó de manera profunda a oyente y autor, logrando una poderosa sinergia en pleno Valle de Aburrá. Cabe destacar también el muy buen presente del techno colombiano, reflejado en las sesiones de Gotshell [XP], Aleja Sánchez y W.I.R.E. [live].

Al día siguiente, los ánimos no perdieron peso. Desde las dos de la tarde, una tanda envidiada por cualquier festival technero de avanzada se apoderaba del escenario MDE & BYD: Giorgio Gigli, Dimi Angelis, Sigha, Dasha Rush y Shifted demostraban por qué son considerados nombres de peso dentro del panteón del género. Rush, en particular, no titubeó a la hora de conjugar gemas recónditas de los noventa con piezas contemporáneas de productores como Mike Parker. Los sets de Amelie Lens, Magdalena y The Advent también quedaron marcados en el cierre de esta edición 2018, una maratónica jornada que nuevamente dejó por todo lo alto el nombre de un festival establecido como referente del escenario latinoamericano.

A modo de resumen, el Freedom Festival dejó tres puntos a destacar: - La fina selección de DJs, reflejada en los impecables sets de la gran mayoría de artistas, dejando espacio incluso para sesiones de géneros poco esparcidos en la ciudad. - El poderío femenino, evidenciado en todo su esplendor este año a través de las presentaciones de Kriss Salas, Aleja Sánchez, Maayan Nidam, Klaudia Gawlas, Amelie Lens, Dasha Rush y Magdalena. - El gran momento del techno colombiano, con toda una camada de productores que buscan sacar cara con un trabajo sónico 100% gestado en medio de montañas y cordilleras. Solo basta recordar la euforia causada por W.I.R.E. al sonar su aclamado "Encounter".

La nave interplanetaria del Freedom, cada vez más imponente, alienó a la eterna primavera con más fuerza que nunca.