Al que madruga, Satán lo ayuda: los que sí llegaron temprano a Rock al Parque
Foto por: Pablo David Ramírez

Al que madruga, Satán lo ayuda: los que sí llegaron temprano a Rock al Parque

Testimonios de la gente que le puso alarma al reloj para estar de primera en el festival.
Pablo  David G
fotografías de Pablo David G
1.7.17

Vea aquí todo nuestro cubrimiento de Rock al Parque 2017.

En el arranque de la nueva edición de Rock al Parque hay, como siempre, guerreros que madrugaron para romperse la madre desde temprano. Poco a poco, el Simoncho se fue llenando de camisetas negras y de gente que entiende la importancia de pillar a todas las bandas que el festival ofrece.

Es loable madrugarle a 'Rockal', y por ello hablamos con algunas personas que les pusieron alarma a sus relojes para no perderse nada del fin de semana más estridente de Bogotá.

Duván

Llegó a la fila a las 11:20 de la mañana. Le madruga religiosamente al festival desde 2005. Su RAP favorito fue el de 2010, por bandas como Overkill. Este año viene por Lamb of God y Darkness, y por el pogo que siempre se arma en el Escenario Plaza.

Gabriel y Brayan

Estos tres días, planean llegar siempre a las 8:45 de la mañana. Gabriel es de la costa y llegó a Bogotá hace cuatro años. Brayan viene desde los 12 años. Quieren ver a Lamb Of God hoy, y mañana, a Macaco. El cartel de este año no les trama tanto, pero dicen serle fiel al festival sin importar los artistas.

Santiago Sierra y José Luis Araujo

Llegaron a las 9:30 de la mañana. Vienen sin falta desde 2006. Creen que toca llegar temprano para apoyar la cultura de la ciudad, la diversidad de géneros y porque "ayuda a que seamos más tolerantes". Y también para tener más horas de fiesta. Lo más chimba que le ha pasado a José Luis en un Rock al Parque fue cuando se encontró 20 lucas en un pogo luego de haberse caído.

Angie Méndez y Jefferson Camargo

Llegaron a las 10:30 de la mañana. Es la primera vez que le madrugan tanto al 'Rockal', porque estaban cerquita. Quieren ver a Herejía y a Lamb of God y desde hace cuatro años vienen sin falta. Lo mejor que han vivido fue Exodus porque el pogo tan cerdo que se armó.

Ricardo Forero

Desde hace cuatro años le madruga sin falta al festival. Esta vez llegó a eso de las 10:30 de la mañana. Lo que más le ha gustado de la edición de 2016 fue Napalm Death y Suicidal Tendencies. Lo que más quiere pillar el sábado es Nervosa, y el domingo, Obituary.

Alejandro y Wendy

Llegaron a las 10:30 de la mañana, comieron manguito y entraron. Esta es la primera vez que Wendy madruga. Alejandro sí llega temprano desde 2011. Piensan quedarse todo el día en la malla del Escenario Plaza para ver de cerquita a Lamb of God y robar Cámara de Canal Capital. Ella es bogotana. Él se pega el viaje desde Armenia hace siete años para no perderse ningún día del festival.

Felipe Gutiérrez

Este man estaba en su propio video y no nos dijo nada lógico. Pero algo sí nos dejó claro: está listo para farrearse todo el sábado.

Carolina y Orlando

Este es el primer Rock al Parque de Carolina. Llegaron a las 11 de la mañana y, aunque no conocen mucho del cartel, quieren parcharse todo el día, descubrir bandas y poguear de lo lindo.

Jairo, Shneider y Johan

Llegaron a la fila a las 10 de la mañana, directamente desde Sogamoso. Desde hace cinco años se pegan el paseito para romperse la madre y apoyar el evento que, para ellos, es el más importante del país.

Edward Uribe

Lleva cuatro años madrugándole al festival para no perderse ningún pogo. Nació en Brasil y, aunque lleva una década en Bogotá, se trae la bandera del Orden y Progreso para cuando toque Nervosa y apoyar sus raíces.