Dr. Lakra: penes orientales, mezcal y respuestas a detractores
Detalle, Drukpa Kunley. Fotografía por el autor.
Creators

Dr. Lakra: penes orientales, mezcal y respuestas a detractores

“Esta cosa cristiana de la moral es súper triste que exista aún”, comentó el artista oaxaqueño.
4.6.18

Contrastando el ideal ascético occidental con el oriental, la sabiduría de la rectitud moral en contra del sabio loco, teporocho, alcohólico y mujeriego, Dr. Lakra sigue con una agenda de disrupción conceptual, ahora a favor del ideal de oriente. El artista oaxaqueño presenta en la galería kurimanzutto una serie de dibujos que nacen a partir de un viaje que hizo a Asia en los años noventa y ha seguido en producción desde entonces. A la par, etiquetas y botellas de mezcal que ha llevado a cabo con el artista mexicano Abraham Cruzvillegas en el proyecto Los dos amigos se posicionan en el centro de la sala.

Publicidad

La curación de la sala forma dos suásticas plagadas de botellas de mezcal, mientras los dibujos de trazo libre en estilo oriental se desplegan en los costados. El recorrido lleva instrucción temporal, el juego espontáneo entre dos viejos amigos se reubica a partir del juego que Dr. Lakra hace consigo mismo, reinterpretando los ideales orientales con la esperanza de mantener una conexión con la simbología original que los inspiró. Fiel a su estilo irreverente e irónico que despliega profundidad, monjes y seres fantásticos convertidos en penes brincan visualmente, pero pide que se juzguen a partir del concepto que los ve nacer y no del sufijo cultural propio de latinoamérica: el cristiano.

Sabios orientales, borrachos y mujeriegos, se reparten el espacio en kurimanzutto.

Las botellas hechas con Abraham Cruzvillegas han estado en producción desde el 2005 y es la primera vez que se puede ver la colección completa desde entonces.

“Creo que hay muchas lecturas de cualquier imagen, en Japón tienen una imagen completamente diferente del falo”, comenta el artista. “Puede ser una cosa de buena suerte, espantar malos espíritus, fertilidad y no existe este estigma cristiano sobre que es ofensivo para los niños, mujeres o que es machista. Hablo un poco de eso, cómo una imagen puede ser mil cosas diferentes a partir del ojo que lo ve y eso pasa también mucho con los tatuajes. De hecho, con cualquier símbolo”. El estilo de los dibujos de una serie que no ve el artista como terminada, nace a partir de la tradición del Sumi-e de dibujo monocromático que nace en China en el siglo I y llega a Japón en la edad media por monjes budistas.

Platicando con él, le pido el pendiente comentario que fue interrumpido por el terremoto del 19 de septiembre del 2017 sobre cómo hubo una respuesta reacia por parte de Dilo Bien Monterrey y compartido por el Frente Nacional de la Familia sobre su mural más grande en San Pedro Garza García, en la ciudad de Monterrey, Nuevo León. “No sé qué decirles a estas personas la verdad. Para ser honesto, me gusta que ahí anden y que haya gente que no le guste lo que haces: la crítica, gente que piensa distinto o que cree que lo que haces es horrible”, me dice el artista. “Fue algo que hasta cierto punto se convirtió como en una sorpresa agradable, gente que se sorprende con tan poco. Conociendo a la gente de Monterrey intenté ser como light, no puse chichis, culos, pitos, cabezas, cosas relacionadas al narco o cristos siendo violados por un burro, como cosas que luego aparecen en mis cuadros. De haberlo hecho, además, no se hubieran aceptado”.

Vista de sala. Fotografía por el autor.

“Realmente no sé qué decirles, está bien, supongo, está cagado. Otra cosa hubiera sido es que lograran borrarlo, pero no sucedió. Todo eso es muy raro, que justifiquen sus temores a partir del argumento de los niños. Creo que decían que era todo lo peor que podías ver antes de entrar a un túnel, arañas y calaveras. Es toda esta cosa cristiana de la moral es súper triste que exista, pero es una realidad de todo latinoamérica”, comenta Dr. Lakra, haciendo precisamente un eco sobre el ideario que movió la serie por exhibirse. “Se ven un montón de prejuicios y problemas que nacen a raíz de ello. Es una sociedad muy moralista que, al final, es una doble moral. En fin, creo que es uno de los lastres que seguimos arrastrando, pero creo que también le debo algo. Si no fuera por este tipo de visiones, tal vez, no haría lo que hago ni pintaría lo que pinto. Es como una sombra que necesita de la gente moralista para poder ser, pues, ‘inmoral’”.


Relacionados: VICE Meets Dr. Lakra


Hablando sobre las pendientes elecciones y ciertos resurgimientos de candidatos que buscan activar los sectores conservadores de la ciudad que han tenido poca relevancia electoral, al menos en la CDMX, Lakra me dice que eso ayuda precisamente a que su arte se vuelva más visible. “Cuando llega una ola conservadora a decirnos que no hagamos una cosa en particular, pues todo mundo va y lo ve. No sabes cómo a partir del mural mi Instagram explotó después de sus comentarios negativos. En cuanto prohibes y estigmatizas, todos quieren verlo. Lejos de afectarme, me ayudó y me incentiva. Además, claro, de que todos los memes estaban muy cagados: los Minions, Winnie Pooh – hasta llegué a ver un disfraz de halloween del mural”.

Detalle. Fotografía por el autor.

“Creo que el arte en la mayoría de los casos siempre es política. Aunque no sea panfletario o no tengas una agenda definida o símbolo muy específico. Se nota que no apoyas una otra cosa y lo haces con un lenguaje específico también”, finaliza el artista, narrando cómo ve su papel en cuanto al clima político que actualmente se vive. Puedes ver más obras, abajo.


Dr. Lakra (1972) Untitled (toruko), 2017 Ink on paper 56 x 43.5 cm. (22.05 x 17.13 in.) 63.2 x 51 x 4.5 cm. (24.88 x 20.08 x 1.77 in.) DL138126. Imagen cortesía del artista y kurimanzutto, Ciudad de México. Foto por Omar Luis Olguín, 2018.

Dr. Lakra (1972) Untitled, 2017 Ink on paper 56 x 43.5 cm. (22.05 x 17.13 in.) 63 x 51 x 4.5 cm. (24.8 x 20.08 x 1.77 in.) DL138539. Cortesía del artista y kurimanzutto, Ciudad de México.

Dr. Lakra (1972) Untitled (taka), 2017 Ink on paper 56 x 43.5 cm. (22.05 x 17.13 in.) 63.2 x 51 x 4.5 cm. (24.88 x 20.08 x 1.77 in.) DL138120. Imagen cortesía del artista y kurimanzutto, Ciudad de México. Foto por Omar Luis Olguín, 2018.

Dr. Lakra (1972) Untitled, 2017 Ink on paper 56 x 43.5 cm. (22.05 x 17.13 in.) 63 x 51 x 4.5 cm. (24.8 x 20.08 x 1.77 in.) DL138525. Cortesía del artista y kurimanzutto, Ciudad de México.

La exhibición titulada Dr. Lakra + mezcal los dos amigos estará disponible del 2 de junio hasta el 4 de agosto en la galería kurimanzutto. Si quieres más información sobre ésta, haz click aquí.

Sigue a Sergio en Twitter.