Identidad

Preguntamos a hoteles de lujo sobre su política en cuanto a la lluvia dorada

A la luz de las nuevas acusaciones relacionadas con las actividades extracurriculares de Donald Trump, telefoneamos a un puñado de hoteles de lujo para comprobar su predisposición a usar sus instalaciones de determinada forma.
12.1.17
Photo by Ani Dimi via Stocksy

La noche del 10 de enero, BuzzFeed hizo públicos unos rumores extremadamente poco fiables sobre ciertas actividades extracurriculares en un hotel ruso por parte del Presidente electo Donald Trump. Para decirlo finamente, dichas actividades eran algo inusual.

La declaración vino de la mano de una persona que afirma ser un antiguo oficial de la inteligencia británica, en un dosier que lleva meses circulando (Mother Jones informó por primera vez de su existencia en octubre de 2016). La decisión de BuzzFeed de hacer público su contenido suscita profundas cuestiones sobre la ética periodística, pero ese es un debate para mentes más privilegiadas que la mía. Aquí hemos venido a hablar de pipí, así que allá voy.

Publicidad

El documento afirma que Rusia lleva cinco años "cultivando, apoyando y ayudando" a Trump y que los servicios de inteligencia le han proporcionado información sobre sus oponentes políticos. También afirma que la inteligencia rusa obtuvo cierta jugosa y húmeda kompromat (también conocida como "información comprometedora") tras la estancia de Trump en la suite presidencial ―que por supuesto incluía los consabidos micrófonos y cámaras― del Hotel Moscow Ritz Carlton.

Durante esta supuesta estancia, Trump al parecer contrató a un número de trabajadoras sexuales para que realizaran lo que el informe describe como un show de "lluvia dorada" (o sea, mear) delante de él. ¿El presunto motivo para esta representación bañada en amoníaco? El dosier afirma que Trump sabía que Barack Obama y Michelle Obama, "a quienes odia", se habían alojado en la misma suite y deseaba profanar la cama del hotel.

Sea como fuere, todo esto no está confirmado y, tal y como señala BuzzFeed, "no está verificado y potencialmente es imposible de verificar". Trump tuiteó acerca de las acusaciones: "NOTICIA FALSA―UNA AUTÉNTICA CAZA DE BRUJAS POLÍTICA". Su abogado, Michael Cohen, también explicó a Mic que las alegaciones eran "una noticia falsa", "ridículas a todos los niveles" y "absolutamente estúpidas".

Pero en el furor sobre las supuestas actividades hoteleras de Trump, se me ocurrió que nadie había preguntado a las personas que de verdad importan: ¡las camareras de hotel! Después de todo, ellas son las infortunadas almas que tienen que despegar los tupés de lujo de sus clientes de cualquier cama presuntamente empapada de orina y darles bien con el secador para que vuelvan a recuperar su forma.

Publicidad

Pero, ¿mojar la cama es aceptable en un hotel de cinco estrellas? Como nunca me alojo en hoteles de lujo y pocas veces soy incontinente en público, la verdad es que no lo sé. Para averiguarlo, llamé a algunos establecimientos de alto copete para conocer sus políticas en lo relativo a la lluvia dorada. Esto es lo que me dijeron.

Foto vía Wikimedia Commons

The Park Lane Hilton

Estaba muy nerviosa con esta primera llamada, pero al final resultó que no había de qué preocuparse.

BROADLY: Hola, tengo una pregunta. Si me alojara en una de vuestras habitaciones y me meara en la cama, ¿pasaría algo?****
Absolutamente nada.

¿No pasaría nada, en serio?
[Alegremente] Nada.

Veredicto: Extremadamente meable

Foto vía el Flickr: Tony Webster

Trump Hotel, Las Vegas

Llamo al Trump Hotel en medio de la noche según su hora local y un empleado me dice con voz monótona que los "deportes acuáticos" se evalúan y cobran caso por caso. Puedes confiar en que cualquier establecimiento perteneciente a Trump aprovechará cualquier oportunidad para sacarte unos cuantos cuartos extra.

¡Hola! Si tuviera un accidente en una de vuestras habitaciones y me meara en la cama, ¿supondría un problema? ¿Me cobrarían un extra?
¿Cóooomo?

Si me meara en una de vuestras camas, ¿tendría que pagar un extra?
Sí.

¿Sabes a cuánto ascendería ese extra?
Depende de la gravedad del asunto.

Entonces, si solo fuera un poquito de pipí, ¿cuánto me costaría?
No puedo darle un precio sin haber investigado.

Veredicto: Puedes mear, pero te costará pasta.

Foto vía Flickr: Harvey Barrison

Claridges

Claridges es de lo más británico entre los hoteles de cinco estrellas, lo que significa que los empleados se muestran absolutamente imperturbables e inquebrantablemente educados cuando les pido permiso para aliviarme en una de sus camas. ¡Fueron tan majos! Pero perdón, que me meo.

Hola, me preguntaba si sería posible que me meara en una de vuestras camas…
Si nos avisara con antelación podríamos poner sábanas impermeables para proteger el colchón. Podríamos colocar un protector de colchones sobre la cama, sí.

Publicidad

¿Tendría que pagar un extra?
No. Tenemos protectores para los colchones, solo necesitaríamos saberlo con antelación cuando hiciera su reserva. Con eso bastaría.

Veredicto: Mea, pero de forma responsable.

The Goring Hotel

Por si no lo sabías, The Goring es donde se alojó Kate Middleton la noche antes de su boda con el Príncipe Guillermo. Como hotel preferido de la familia real británica ―conocida por su rigidez en lo relativo a las funciones corporales, tampones aparte— llamo presuponiendo que mojar la cama probablemente no les parece bien.

Hola, ¿contáis con algún servicio para poder hacer lluvias doradas en vuestras habitaciones?
¿Para hacer qué?

Lluvias doradas
¿Qué es una lluvia dorada?

Es cuando las personas mean unas sobre otras.
[Larga y despectiva pausa] No, que yo sepa.

Veredicto:No mees aquí.

Foto vía Wikimedia Commons

The Dorchester

Escurriendo mi última gota de entusiasmo para este proyecto, llamo al Dorchester. Por desgracia, me pasan a otra línea y me mantienen en espera durante un rato, hasta que al final tiro la toalla. Después de todo, cuando te tienes que ir, te tienes que ir.

Hola, me estaba preguntando… Si alguien tuviera un accidente y se meara en una de vuestras camas, ¿supondría un problema?
Sí, por supuesto.

¿Qué pasaría en esa situación?
No sabría decirle. Déjeme que le pase al departamento de limpieza.

[Extremadamente larga espera; finalmente me doy por vencida].

Veredicto: No se sabe, pero probablemente no les mola.