FYI.

This story is over 5 years old.

Promotores: valoremos al artista nacional

OPINIÓN | El artista internacional ya es grande, ya cumplió su sueño. Es hora de apoyar más lo nacional.
Ilustración por Max Ammo.

Durante el 2016, en diferentes ocasiones encontré estados y comentarios negativos en Facebook de DJs y amigos de la escena electrónica nacional, quejándose porque determinado promotor no valoró su trabajo. Últimamente, ese tipo de comentarios me han estado carcomiendo por las cosas que suceden con nuestros artistas locales. Por ejemplo, sucede bastante que dejan al DJ en el aeropuerto, no lo recogen y tienen el descaro de decirle: "Coja un taxi que acá se lo pagamos", después lo hospedan en un hotel y resulta que solo pagaron dos días y el DJ tenía programado quedarse tres. Ah, y lo que más pasa, es que a muchos promotores no les importa los requerimientos del DJ nacional para realizar su set y no cumplen con lo pactado en el contrato (a veces, incluso, ni siquiera firman contratos).

Publicidad

Conversando con el DJ y productor de D&B Bassassin, me dice que en diferentes ocasiones lo han abordado promotores con comentarios sin sentido, diciéndole qué música debe tocar. "Por lo general y dependiendo del trato con el promotor, le hago entender que esto, más allá de ir a poner determinado género musical para cierto grupo de personas, lo hago porque es mi expresión artística, la cual no va ligada a ningún agente o factor externo, sino que corresponde a mi visión y forma de mostrarme mediante un sonido y sentimiento que me rodea de todo lo que pasa".

El DJ y productor paisa Atronomical Telegram también ha tenido percances con promotores: "El año pasado me habían invitado a un evento. Yo había pedido tornamesas para realizar mi presentación. Llegué y no las habían llevado", cuenta Astronomical. "Posterior a mi toque seguía Eduardo de la Calle, el reconocido DJ español. Él también quería tocar en tornamesas, tanto así que si no había tornamesas, él no tocaba. El promotor salió corriendo, y a los cinco minutos Eduardo tenía sus tornamesas listas". Este es un claro ejemplo de que en algunos lugares, los promotores no tratan de la misma manera a los DJs nacionales e internacionales. También pasa que muchos promotores confunden la amistad con lo laboral y se aprovechan de dicha situación para reducir costos. Ahora, este es un problema de dos vías, si los mismos DJs no hacen respetar su trabajo y escena, ¿quién lo hará? ¿Cuándo será que los artistas nacionales van a comenzar a pararse en la raya y a exigir profesionalismo en su oficio?

Publicidad

"Teniendo en cuenta que muchos artistas no son representados por agencias, ¿qué pueden hacer ellos cuando un promotor no cumple con el contrato?", le pregunté a María Alejandra de The Mothership Agency (agencia de música electrónica en Colombia), pensando también en la etiqueta o mínimo trato que debe existir entre promotor y artista nacional. María Alejandra sugiere "hacer un contrato para cada presentación, el cual debe estar firmado por el promotor o representante legal del contratante; una factura o cuenta de cobro y asegurarse de quedar con una copia firmada y de recibido". Además, María Alejandra también recomienda pedir el RUT y validar que quien contrata sí está facultado para hacerlo y tener un respaldo en caso de incumplimiento. "Lo más importante es no tocar sin antes haber recibido la totalidad de su pago y que las condiciones pactadas para la presentación sean cumplidas", concluye la representante.

Recomendación: Aunque en Colombia las demandas pueden ser un dolor de cabeza, usted puede acudir al código sustantivo del trabajo, artículo 37 , y asesorarse cuando exista un incumplimiento – en este caso– por prestación de servicio.

Soy un raver colombiano, me preocupan las cosas que suceden aquí. Me preocupa que un promotor –o a veces el público– decida valorar más a un artista internacional solo porque tiene un nombre difícil de pronunciar; me preocupa que un artista local deba esperar que cierren caja para que le puedan pagar $50.000 pesos y "luego cuadrar el resto", me preocupa que el pago del artista esté ligado a la venta de boletería o barra; me preocupa que piensen que el artista local puede tomarse todo el licor con ellos y ese será su pago. Sí, estas cosas me preocupan a mí, pero también me pregunto, ¿le estarán importando a la mayoría de DJs nacionales? ¿Por el afán de figurar no estarán dañando su propio mercado?

Y lo reitero, preocupémonos también por nuestra región, por nuestra escena, por los DJs, VJs, fotógrafos de este terrunño. El mensaje es claro: promotores, valoremos a los artistas sin importar su nacionalidad, creamos más en lo nuestro.

*** ¿Está de acuerdo con Mauricio? hágale saber su opinión por acá.