Le preguntamos a algunos fans de Kabah sobre la última vez que lloraron con sus canciones

Le preguntamos a algunos fans de Kabah sobre la última vez que lloraron con sus canciones

Pocos actos en nuestro contexto han generado tantas emociones y han acompañado a tantas personas en momentos difíciles, como Kabah.
29.3.17

Antes de empezar a leer esto, quiero que te preguntes: ¿Qué hace a una banda memorable? Quizás lo primero que se te venga a la mente son buenas canciones y buenos discos, lo que es lógico y entendible. La calidad del repertorio musical afortunadamente siempre va a importar muchísimo a la hora de que la historia ponga en su lugar a un artista o grupo de artistas. Yo lo llevaría más allá, no me dejaría impresionar nada más por la música: si vemos los ejemplos más fáciles que tenemos a mano, llámense The Beatles, Michael Jackson, Madonna, y casos de ese estilo, la explosión musical iba acompañada de una efervescencia social detrás de sus composiciones. Los grandes artistas deberían tener grandes movimientos detrás. La posición de tu obra en la historia va a depender mucho más de si lograste sonar cuatro o cinco rolas en la radio y las cantaron tus vecinos. El arte debería mover fibras, poner a reflexionar y replantearte situaciones que dabas por hechas o sentadas. Una banda como Kabah debe ser evaluada en otro contexto. Sus canciones no son las mejores musicalmente hablando, eso todos los sabemos, pero lo que significaron para una o dos generaciones sobrepasa los límites de si tu música es "buena" o no.

Publicidad

Estamos hablando de una banda que dominó casi dos décadas en el mercado en español y estuvo en los televisores de varios países de Latinoamérica, logrando cosas que bandas establecidas o artistas que generan un respeto importante actualmente, ni remotamente van a lograr, por más que toquen otras dos décadas.

Este texto no está hecho para hablar de la historia de Kabah. Este texto está hecho para resaltar la importancia de estas bandas en miles y miles de personas. Estas bandas cambiaron vidas, marcaron épocas, y se terminaron colando en el imaginario popular de una manera en la que de seguro ellos nunca imaginaron lograr. El fenómeno con este tipo de agrupaciones es que, sobrepasa a la música como tal. Sobrepasa a la música como canción, la eleva y la transforma en un movimiento sociocultural en el cual muy pocos músicos logran colarse.

Estas tipo de bandas salvan vidas, cambian relaciones, resaltan la importancia de vivir y genera un tipo de importancia que ni siquiera los más grandes compositores de canciones logran. No porque no seas Bob Dylan tu obra va a ser menos importante. La música al final del día, termina siendo algo más grande que sólo grandes progresiones de acordes y melodías memorables.

Decidimos contactar a fans de Kabah para saber qué tipo de importancia tienen estas bandas en sus vidas y, cuando fue la última vez que una rola de estas agrupaciones los hizo llorar.

Sussie Roldán

Mi vida está marcada por Kabah desde morrita, ya que crecí con su música, muy cerca de ellos. Puedo decir que han estado conmigo en las buenas y en las malas, recuerdo perfectamente la primera vez que escuché "El mejor de los finales", tuve la oportunidad de estar presente en la grabación del DVD y así ser de las primeras en oírlo. Recuerdo que todos los presentes lloramos a moco tendido, hasta el pequeño hijo de un camarógrafo entró en un llanto inconsolable. Justo cuando se cumplió un año de su separación, murió una querida amiga —muy fan de Kabah también—, y Fede y Josa llegaron al funeral, y fueron tan buena onda que hasta cantaron "Serenidad" frente a su ataúd. Fue un momento sumamente fuerte y emotivo, nunca lo voy a olvidar.

Una vez, desayunando con Fede, soñábamos sobre la posibilidad de un reencuentro de Kabah y, para que esto sucediese, firmamos en una hoja que esto iba a pasar. Se cumplió increíblemente.

William Varmar

Me encanta lo que significa Kabah en completo. Lloré con "El mejor de los finales" ya que estaba en una etapa adolescente en la que no sabía cómo encontrar el amor. Yo veía a las personas en la calle bien felices y yo quería ser como ellos pero no sabía cómo lograrlo. Con Kabah descubrí toda la hermandad que existe en el mundo, yo voy por la vida y no tengo problemas con nadie. También me identifico mucho con la rola "Serenidad" que me ayuda en los malos ratos y cuando estoy triste. Lloré también en el Auditorio Nacional al oír "Estaré", no pensé que podía verlos reunidos de nuevo y bueno, me dejé llevar por la emoción.

He tratado de contener el llanto pero es muy difícil. Esa rola me llega mucho, soy humano y a veces puedo estar un poco bajoneado y estas canciones te dan en un lugar de tu corazón bien crítico.

Irene Morales

Con Kabah logré sentir una nueva oportunidad de vida en el momento que decidí suicidarme y, gracias a rolas como "Vive" y "[Siempre hay] una solución", llegué a un momento más claro de consciencia.

Estaba en la secundaria cuando tuve mi primer contacto con Kabah, debido a Ceci, una gran amiga a la que le encantaba. Las primeras rolas del grupo que me aprendí vinieron gracias a Ceci. En esa época, me gustaba mucho un chavo de la prepa, era todo un galán. Pasó un tiempo, y este chavo medio rockero comenzó a hablarme más seguido y Ceci, al darse cuenta de esto, me advirtió que este chavo se drogaba. En esa etapa de mi vida, yo tenía muchos problemas y mis padres se habían separado, lo cual me afectó muchísimo y me tenía en una depresión severa. No tenía ganas de vivir, así que decidí suicidarme pero afortunadamente fallé en varias ocasiones. Un par de veces traté de colgarme en mi casa pero afortunadamente llegaba alguien y me salvaba. Una vez quise aventarme desde una ventana en la escuela y Ceci, mi gran amiga, armó un escándalo y me bajaron.

A su vez, el chavo que me gustaba, me ofreció drogas y yo las acepté debido a lo mucho que me atraía él, estaba enamoradísima. Mi amiga Ceci un día se dio cuenta que estaba consumiendo drogas con este chavo y, en vez de regañarme, me entregó un casette que había hecho ella con rolas de Kabah. Recuerdo que me pidió que lo escuchara con el corazón. Llegué a casa, lo escuché y sólo eran dos rolas, "Siempre hay una solución" y "Vive". Apenas terminaron, lloré demasiado y me di cuenta de todo lo que tenía por vivir, no paré de llorar, las rolas me llegaron cañón. Al concluir la secundaria, mi amiga Ceci se regresó a su lugar de origen —Michoacán—, y no deje de saber de ella por algunos años.

Un día, me encuentro en la calle a la hermana de Ceci y, lo primero que hice fue preguntarle obviamente por ella. Se le salieron las lágrimas y me contó que Ceci había fallecido en un accidente justo después de regresarse a Michoacán.

Publicidad

Kabah ha sido muy importante en mi vida, el impacto que han tenido ha sido mayor que nada que haya conocido en ella. Por todas estas cosas, Kabah es más que un grupo musical para mí. Ellos y mi ángel Ceci lo son todo en mis días.

Javier de Jesús López

Cerca de los 13 años, entendí por qué me ­sentía diferente, ya que por fin internalicé lo que significaba que te gustaran los hombres. Tenía miedo, ya que un primo había tenido serios problemas por ser gay y yo no quería pasar por lo mismo que él. Me daba pánico enfrentar a mis papás y en esa época, empecé a refugiarme en la música de Kabah. En el disco "La calle de las sirenas", descubrí la canción "Siempre hay una solución" y, con ella de banda sonora, pasé tres años bien tristes de mi vida. Hasta la fecha, escucho esa canción y se me llenan los ojos de lágrimas, pues aunque fue una época bastante solitaria, esta rola siempre me hizo creer en que eventualmente encontraría una solución.

Actualmente vivo en Vancouver con mi novio y toda mi familia sabe que soy gay, afortunadamente me apoyan mucho. Justo mientras me escribías, escuchaba la canción abrazado junto a mi novio y, efectivamente, ¡siempre hay una solución!

Oswaldo Velez

Desde mis 16 años soy fan de Kabah, incluso abrí un pequeño club de fans en Ecuador, mi país. Me encantan sus canciones, me llegan hasta dentro de mis venas como ningún otra música. Tengo todos sus discos, lo único que me falta es poder asistir a un concierto de ellos, es mi gran sueño. Cuando vi su concierto de despedida, no me pude aguantar y empecé a llorar como si fuese una regadera. Cada vez que los pongo en YouTube se me aguan los ojos. No puedo oír "El mejor de los finales" sin desatarme y llenarme de lágrimas.

Dulce María

Kabah es un ícono de vida, unos modelos a seguir. Cuando escuché "La vuelta al mundo", se la dediqué a mis padres ya que no vivo con ellos. La rola "Al tiempo volverás" también me recuerda mucho a unos amigos ya que, por tonterías mías, perdimos la amistad y espero que algún día podamos volver a estar juntos.

Muchas canciones de Kabah logran entrar en diferentes etapas de mi vida y, por eso, se quedan dentro de mi corazón y no salen nunca.

***

Kabah forma parte de la gira Únete a la Fiesta, una serie de conciertos que están llevando a cabo en todo el territorio nacional junto a Moenia, Sentidos Opuestos, Magneto y Mercurio. Encuentra información aquí, y compra tus boletos aquí.

Sigue a Diego en Instagram.