FYI.

This story is over 5 years old.

Groovefest está convirtiendo a la República Dominicana en el siguiente gran destino para la música dance

El creciente festival es manejado bajo un interesante concepto: una puerta caribeña con todo incluido musicalizada por los mejores artistas del techno y house.
4.10.15
All photos courtesy of Michael Miller/Groovefest

"Esto le da a la gente un lugar donde pueden ser realmente libre," menciona la rubia de mediana edad parada junto a mí en nuestra cabaña para el sol mientras baila al ritmo de las cuerdas de piano de "Move Your Body", el clásico house de Marshall Jefferson, sosteniendo al mismo tiempo un coctel rosa. Cierra sus ojos y canta: Give me that house… music… set me free. Natalie, como se presentó conmigo, es una amante del house de toda la vida de Nueva Jersey y DJs como DJ Pierre—quien está mezclando desde una cabina que mira hacia el océano—es la clase de razones que la trajeron a la República Dominicana para Groovefest, un festival de una semana en uno de los resorts en expansión de Puerto Plata.

Publicidad

Ahora en su tercer año, Groovefest fue fundado por los promotores londinenses Jason Nelhams y Courtney Tuck, quienes también dirigen una agencia británica llamada [Black Canvas](Blank Canvas). El festival es manejado bajo un tentador concepto: una puerta caribeña musicalizada por los más importantes representantes del house y techno, con una pulsera all-inclusive que te da derecho a bebidas y comida sin fin en todos los bares y restaurantes de la cadena Lifestyle Holidays. Sin mencionar que no hay nada mejor que siete días de fiesta en climas cálido que la glotonería sin arrepentimientos.

DJ Pierre

Las fiestas de día y de noche se llevan a cabo en diferentes locaciones en todo el resort, lo que significa que puedes disfrutar de headliners como Green Velvet, Skream, Lee Foss, MK, Anja Schneider, Kevin Saunderson y Patrick Topping en una variedad de lugares—incluyendo un anfiteatro hundido llamado The Colosseum (donde también vi un show de baile tradicional brasileño entre dos hermanos dominicanos), una playa privada llena de almohadas y un bar de ostras, e incluso el Parque de Aventuras Ocean World que está a un lado, donde Doorly y Skream, Cera Alba y Ryan de No Artificial Colours tocaron un set b2b de cuatro horas.

Sería negligente no mencionar las afterparties no oficiales también, organizadas por invitados en las villas, donde los DJs colocaban sus CDs y tiraban música hasta la madrugada. Como lo mencionó la amiga de Natalie cuando se acercó a encender un cigarro, uno de los puntos fuertes del festival es que "puedes escuchar la música y el océano al mismo tiempo."

Publicidad

Groovefest tuvo una asistencia de entre 1000 y 1500 personas este año y esa relativa intimidad crea una sensación de comunidad entre los artistas y el público sin pretensiones, que incluye a un gran número de fiesteros estadounidenses y británicos, pero también a muchos locales. Atraer a más amantes de la música dance dominicanos es una de las principales prioridades este año, comenta Nelhams mientras nos reunimos en una fresca cabaña para charlar junto al promotor del festival Alex Donald, quién también hace las contrataciones en el club Egg de Londres.

A continuación, Nelhams y Donald nos dan una historia del festival, su visión de Groovefest y el potencial sin explotar de República Dominicana como el siguiente gran destino para la música dance. Pero no antes de que una bronceada británica—quien evidentemente había consumido varios cocteles rosas—pasa gritando, "¡Jason! Saludos, ¡me la pasé genial! Ella se va divagando, se gira y grita, "Debemos hacerlo de nuevo próximamente, gracias de verdad!"

THUMP: Jason, ¿Qué te inspiró a iniciar Groovefest?

Jason Nelhams: Fui promotor en Londres por 10 años; tenemos una agencia llamada Blank Canvas que representa edificios únicos en Londres como viejas estaciones industriales de poder. También tenemos una fiesta llamada Ibzia Underground con 2000 a 2500 personas cada fin de semana en una vieja iglesia. Era sorprendente. Pero sentí que la escena en Reino Unido estaba infiltrada, todo mundo se volvió promotor de la noche a la mañana y no necesariamente había la gente correcta en estas fiestas. Perdimos el interés. Así que decidimos cambiar de dirección. Básicamente, amigos míos tienen tierras dentro del resort y me propusieron venir. Me enamoré de la gente dominicana, la vibra, la energía—tenia sentido probar algo diferente aquí.

Publicidad

¿Hay festivales que te hayan servido de inspiración?

JN: No realmente. ¿Puedes mencionar otro festival donde pagues por adelantado y tengas todas tus comidas y tragos pagados? La fiesta se fusiona con las vacaciones aquí, con un énfasis en vestirte y tener una fina cena mientras disfrutas la música y la fiesta.

[De pronto, la mujer regresa. "Jason, ¿Te mencioné que pase un increíble tiempo? ¡Debo volver el próximo año"]

[risas] Los artistas vienen y se quedan un par de noches para relajarse. Están en las playas y los restaurantes, pueden ser ellos mismos y conectarse con la gente—entenderlos un poco más antes de presentase, y cuando lo hacen, te dan un set muy especial.

Alex Donald: En el mercado europeo, obtienes los mismos 20 grandes nombres que están en Países Bajos, después en Bélgica, después en Alemania y después Croacia—una semana si una no, un festival en diferentes locaciones. Y en Estados Unidos está el EDM, aunque lentamente están adoptando a artistas como Hot Since 82, Solomun y Patrick Topping.

Este es el tercer año de Groovefest—¿Cómo ha cambiado el festival en cada edición?

JN: Comenzamos en el 2012, tomamos una pausa para organizar las cosas y la logística y volvimos fuertes el año pasado. Creo que comenzamos a atraer a un público más internacional. Había mucho británico al principio y este no es un festival británico—no se trata de atraer el mercado de Reino Unido a la República Dominicana, a diferencia de festivales en Croacia que son 90% británicos. Se trata de crear una vibra donde la gente aprenda de todos los tipos de colores, nacionalidades y credos.

Alex, ¿Podrías contarme cómo ha cambiado el lineup con el paso de los años?

AD: Ya no hay tanto soulful house, sino más tech house. Tenemos un nuevo escenario llamado Marina este año, que nos permite tener un público más local porque pueden obtener pases nocturnos [a Marina]. Probablemente disfrutarán más el sonido tech que usualmente no tienen y podemos atraer a esos artistas. Pero aún tenemos la playa con soulful house durante el día.

Publicidad

¿Cómo te va consiguiendo artistas para este festival?

AD: Groovefest es completamente diferente. Contrato en Egg en Londres donde es puro house y techno. Pero no puedes tocar DVS1 y Blawan en la playa—tienes que poner ritmos groovies de la vieja escuela como Terry Hunter y Kenny Dope. Puedes irte a cosas más pesadas al anochecer, quizá tech house. Esta noche tenemos a Green Velvet para el final.

Jason, tu evento se llamaba Ibiza Underground y muchos de los DJs que tocan en Groovefest este año son aquellos que podías encontrar en la isla. ¿Hay una conexión entre lo que estás haciendo y lo que está pasando por allá?

JN: Solía ir allá bastante, pero me salí de ahí—perdí el amor, ya no era lo mismo. Para mi, esta es una experiencia más madura que Ibiza para aquellos que quieren vacacionar al mismo tiempo. La gente que viene aquí podría no volver a Ibiza jamás, pero aún quieren algo de diversión una ves al año y es aquí donde pueden encontrarla. Es una atmosfera y energía completamente diferente.

¿Cuáles son las barreras de entrada cuando estás dando un festival de música dance en un territorio relativamente sin probar?

JN: Acabo de tener una junta en la capital donde hablamos de patrocinio y pensamos en cómo atraer al mercado local, que es de mucha importancia para nosotros este año. Hay una escena de música dance en crecimiento en la República Dominicana, pero creo [que en años previos], la gente local no sabía como llegar al festival—este enorme resort atrae mayormente a estadounidenses. Cambiamos las cosas este año al colaborar con ShaveUrLegz, estos chicos [dominicanos] están haciendo cosas en la escena underground. Durante el fin de semana se construye la energía; el mercado local vendrá y son una gente genial, con mucha energía y entusiasmo. Va a ser electrizante.

Michelle Lhooq es editora en THUMP. Síguela en Twitter.