Actualidad

Por qué debe importarnos el tema de los Panama Papers

El dinero que la firma de abogados ayuda a ocultar se debe utilizar para pagar tu escuelas, tus carreteras y tus hospitales. Los delincuentes con los que trabaja dirigen las organizaciones delictivas más violentas de tu país.
Drew Schwartz
Brooklyn, US
4.4.16
(Foto por el usuario de Flickr Images Money)

Los Panama Papers son muy importantes. Se trata de 11,5 millones de documentos filtrados que detallan el funcionamiento interno de Mossack Fonseca, una firma de abogados acusada de ayudar a narcotraficantes, estrellas del deporte, estafadores que utilizan el esquema Ponzi, reyes, presidentes, primeros ministros, funcionarios de la FIFA, miembros de la mafia, ladrones de alto perfil, políticos de alto rango y al menos a un agresor sexual, a lavar dinero, evadir impuestos y evitar procesos penales.

Publicidad

La firma Mossack Fonseca está relacionada con el robo de 26 millones de libras esterlinas de Brink's-MAT en 1983, que según los medios británicos, fue "el crimen del siglo". La lista negra de Estados Unidos incluye a 33 de sus clientes por hacer negocios con narcotraficantes mexicanos, organizaciones terroristas y "Estados canalla" como Corea del Norte e Irán. Sus archivos han descubierto una ruta secreta de 2 mil millones de dólares que señala como sospechoso a Vladimir Putin. Uno de sus clientes jugó un papel crucial en el escándalo de Watergate. Otro fue condenado por la tortura y el asesinato de un agente de la DEA.

Con un escándalo tan grande —que Edward Snowden llamó "la mayor filtración de la historia del periodismo de datos"—, puede ser difícil entender exactamente lo que está en juego. No cabe duda de que todo este asunto de los Panama Papers es una locura pero, ¿por qué debería interesarnos?

Si vives en alguno de los 200 países y territorios que los clientes Mossack Fonseca consideran su hogar —lo cual es muy probable ya que estás leyendo este artículo— la historia de los Panama Papers es también tu historia. El dinero que la firma de abogados ayuda a ocultar se debe utilizar para pagar tu escuelas, tus carreteras y tus hospitales. Los delincuentes con los que trabaja dirigen las organizaciones delictivas más violentas de tu país. Los políticos que han dado y aceptado sobornos, evadido impuestos y acumulado fortunas de escalas inimaginables son tus políticos.

Publicidad

Poco después de que se diera a conocer la noticia, la gente comenzó a publicar en Twitter cosas como "¿Sorpresa? Las personas ricas y poderosas son corruptas. ¿Y eso a mí qué me importa?". Pues claro que debería importarte. Saber sobre este tema —sobre los millones de dólares ocultos, sobre la corrupción, el asesinato, el soborno, el poder y la traición— es saber sobre ti mismo. Estas son las revelaciones y las razones por las que debe importarte:


Relacionados: Visitamos las oficinas de Mossack Fonseca en Panamá y Las Vegas


La filtración

Hace poco más de un año, una fuente anónima se acercó al periódico alemán Süeddeutsche Zeitung (SZ) y les ofreció una serie de documentos internos de Mossack Fonseca, que se especializa en la venta de empresas en paraísos fiscales en todo el mundo. La fuente no pidió dinero a cambio. En vez eso, escribió un correo electrónico al periódico donde aclaraba que lo único que quería era: "Hacer públicos estos delitos".

Durante los meses siguientes, SZ recibió 2.6 terabytes de información. El periódico compartió esta información con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), para que que cientos de periodistas de más de 100 organizaciones de medios de comunicación en 80 países revisaran los documentos. Después de un año de investigación, al fin comprendieron cómo funciona Mossack Fonseca y cómo un negocio que nunca ha enfrentado acusaciones penales está involucrado en más corrupción, sobornos y delitos de los que nos podemos imaginar.

El esquema

Las empresas offshore (empresas o sociedades constituidas fuera del país de residencia, en regiones donde cuya tributación es de un cero por ciento) no son ilegales —al menos no como tal—. Pero usarlas para esconder activos de las autoridades, bloquear investigaciones y proteger criminales sí lo es.

Así es como funciona:

Publicidad

Un individuo, a menudo a través de un intermediario de confianza, paga a Mossack Fonseca para crear una empresa fantasma —un negocio en papel que en realidad es una bodega de dinero, ya sea en efectivo o en acciones—. Mossack Fonseca crea la empresa fantasma en lugares como Panamá (el país de origen de la firma de abogados), en las Islas Vírgenes Británicas o en cualquier otro "paraíso fiscal", un lugar donde el verdadero propietario de la empresa puede ser anónimo y su país de origen (que normalmente no sabe que existe la empresa) no puede cobrarle impuestos.


Relacionados: Panama Papers: lo qué sabemos hasta ahora de la filtración más grande de la historia


Digamos que un político gana 2.5 millones de pesos al año y por alguna razón —sobornos, acuerdos comerciales y todo tipo de actividades sospechosas— también gana otros 20 millones de pesos. Si mete ese dinero a una empresa fantasma, puede tener acceso a él sin pagar impuestos. Incluso si descubren a la empresa fantasma, no la pueden vincular directamente al político porque técnicamente el dueño de la empresa es otra persona; un propietario suplente nombrado por Mossack Fonseca para dirigir la empresa según los documentos pero que, en realidad, no es propietario de nada. Para mover el dinero, la empresa finge hacer varios acuerdos comerciales: los Panama Papers revelan miles de operaciones falsas, pagos de millones de dólares por "asesoría" y montos elevadísimos para "compensar" transacciones canceladas.

"Esto no es hacer negocios", dijo Andrew Mitchell QC, experto en lavado de dinero, para BBC Panorama. "Esto es crear la ilusión de un negocio para mover y esconder activos de forma continua".

Los escándalos

Empecemos con uno de los más sobresalientes: Vladimir Putin.

Su amigo de la infancia, Sergei Roldugin —chelista de renombre y padrino del primogénito de Putin— aparece en la lista como el dueño de varias empresas offshore. Estas empresas fueron creadas por Mossack Fonseca y han recibido pagos innumerables de decenas de millones de dólares, según los documentos filtrados. No obstante, parece ser que ese dinero no es de Roldugin. El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación cree que el dinero es de los socios más cercanos a Putin, o hasta del mismo Putin.

Publicidad

Esto funciona de manera compleja. Pienso que la mejor manera de explicarlo es a través de un ejemplo impactante que el ICIJ menciona en su reportaje:

El 10 de febrero de 2011, una compañía anónima de las Islas Vírgenes Británicas llamada Sandalwood Continental Ltd. hizo un préstamo de 200 millones de dólares a otra empresaigual de misteriosa ubicada en Chipre, llamada Horwich Trading Ltd.

Al día siguiente, Sandalwood le asignó el derecho a cobrar pagos sobre el préstamo —incluyendo intereses— a Ove Financial Corp., otra compañía misteriosa en las Islas Vírgenes Británicas.

Ove pagó un dólar por esos derechos.

Pero el rastro de dinero no acabó allí.

El mismo día, Ove cedió sus derechos de cobro sobre préstamo a una compañía de Panamá llamada International Media Overseas.

Ésta también pagó un dólar.

(Foto: Kremlin.ru vía).

En un lapso de 24 horas, el préstamo, en papel, había recorrido tres países, dos bancos y cuatro compañías, lo cual hizo que el dinero fuera imposible de rastrear. El banco Rossiya de San Petersburgo, una institución cuyo propietario mayoritario y jefe ha sido denominado como uno de los "cajeros" de Putin, estableció Sandalwood Continental y dirigió el flujo monetario.

International Media Overseas, la compañía que recibió los derechos a los pagos de los intereses del préstamo, era controlada oficialmente por uno de los amigos más antiguos de Putin: Sergei Roldugin.

El punto es éste: aquí, alguien extremadamente cercano a Putin intercambió 200 millones por un dólar. Esa es una de varias transacciones que el ICIJ descubrió en los documentos de Mossack Fonseca —que suman al menos 2 mil millones de dólares—, donde se involucra a empresas o individuos "demasiado cercanos" a Putin. El ICIJ puntualizó que es posible que el dinero cambie de propietario en secreto porque está siendo utilizado como "retribuciones" por ayuda del gobierno ruso o contratos caros. En una sola palabra: corrupción.

Publicidad

Resulta que la FIFA está más podrida de lo que pensábamos y Mossack Fonseca tiene que ver. Cuatro de los 16 oficiales de la organización de futbol que fueron acusados en Estados Unidos por corrupción utilizaron a Mossack Fonseca para crear empresas extranjeras. Pedro Damiani, un miembro de la Comisión de Ética Independiente de la FIFA trabajó para siete compañías extranjeras de Mossack Fonseca, vinculadas al exvicepresidente de la FIFA Eugenio Figueredo; el mismo que fue acusado por fraude electrónico, lavado de dinero y asociación delictiva en mayo del año pasado. Además, no había manera de que Damiani no supiera que Hugo y Mariano Jinkins —un dúo padre-hijo que supuestamente sobornó a los oficiales de la FIFA con decenas de millones por derechos de transmisión de los partidos en Latinoamérica— estaban involucrados en algo turbio. En este momento Damiani está bajo investigación interna en la misma comisión de ética que él ayuda a dirigir.

El Primer Ministro de Islandia, quien subió al poder después del colapso de varios bancos importantes en su país, era propietario "oficial" de una compañía extranjera (sí, adivinaste, creada por nuestros amigos de Mossack Fonseca) que tenía grandes inversiones en esos mismos bancos. Digo "oficial" porque, a pesar de que él fue dueño de la mitad de las acciones de la compañía, desde entonces le vendió el resto a su esposa por un dólar. Se desconoce si el Primer Ministro, Sigmundur Gunnlaugsson hizo algo ilegal, pero sí se sabe que él y su gobierno negociaron acuerdos con los mismos bancos en los que tenían sus acciones. Desde que la historia de los Panama Papers salió a la luz, se le ha instado a renunciar.

Publicidad

Entender cada escándalo grande que ha salido a la luz debido a los Panama Papers es igual de complejo (o más), como todo lo que involucra a Putin en el asunto. Si te interesa la evidencia detrás de cada montaje, te recomiendo mucho explorar la página del ICIJ.

El Primer Ministro de Islandia, Sigmund Gunnlaugsson (Foto por Frankie Fouganthin vía).

El punto

Podría quedarme escuchando estos escándalos por días —cuestionado los asuntos financieros del primer ministro de Pakistán; el rey de Arabia Saudita; los hijos del presidente de Azerbaiyán; el hijo del expresidente de Egipto, Hosni Mubarak; los ocho miembros del politburó, el organismo rector de China; e incluso los negocios turbios de Jackie Chan— pero creo que por ahora es suficiente con que se sepan los números.

Los Panama Papers dejaron en descubierto un total de 61 parientes y asociados de primeros ministros, presidentes y reyes que usan los servicios de Mossack Fonseca. Esta empresa ha ayudado a esconder miles de millones de dólares de gobiernos alrededor del mundo que, normalmente, estarían sujetos a impuestos. Ha hecho negocios con individuos que han saqueado millones de una piscina de beneficios por defunción que estaban previstos para ser donados a viudas y huérfanos. Lo hicieron por 40 años, sin que nadie lo notara… hasta que esa fuente anónima se puso en contacto con Süeddeutsche Zeitung.

Todos estamos atiborrados de contenido. Cada día, miles de anuncios se asoman por carteles y pantallas de teléfonos y televisores. Una vida entera no es suficiente para escuchar toda la música que salió en los últimos seis meses. Estamos enterrados en titulares, abrumados por la cantidad de noticias a la que tenemos acceso y dudamos sobre qué fuente escuchar. En esta era, donde la información es tan abundante, es agotador intentar consumirlo todo.

El caso de los Panama Papers es complicado, quizá más que cualquier noticia con la que te encontrarás en los próximos diez años. Tomará mucho tiempo entenderlo, los múltiples medios de difusión que lo están cubriendo ni siquiera han terminado de ordenar todos los documentos que les dieron. Pero es una historia en la que vale la pena invertir tiempo porque, a pesar de toda la información que inunda el mundo, este es un caso que te afecta a ti.

@drewjschwartz