FYI.

This story is over 5 years old.

Cultura

Sometimos a uno de nuestros redactores a una dieta de puro alcohol durante una semana

Esta dieta que podría pasar por alcohorexia, no funcionó para bajar de peso.
24.7.14

Hay pocas cosas en este mundo que dan tanta satisfacción como abrir una cerveza fría o servirte un trago después del trabajo. En ese breve instante antes de que el licor toque tus labios, todo es posible y el universo es infinito. ¿Pero qué pasa si ese momento no se acaba?

Jules, un colaborador de VICE y nuestro becario Probaré de Todo, tomó la ingenua decisión de someterse a una dieta de puro alcohol por cinco días. Elaboro un menú detallado (que pueden ver abajo) para satisfacer todas sus necesidades alimentarias, algo así como la dieta Soylent pero con alcohol.

Por como lo cuenta, esos cinco días fueron la experiencia más horrible de toda su vida. Al final dejó de hacerle caso al menú y empezó a beber shots al azar para hacer algo en su tiempo libre. Cagó sangre, perdió parcialmente la vista y pasó la mayor parte de sus días en un purgatorio oscuro y lleno de alcohol.

VICE: Te sometiste a un menú muy detallado. ¿Cómo le hiciste para cambiar tu rutina diaria usual?
Jules Suzdaltsev:Algo que es importante destacar es que en realidad no tenía una rutina diaria. Como muy mal a lo largo del día y después fumo piedra. A menudo como mucha chatarra pero no engordo porque no como lo suficiente. Es probable que esta sea la primera vez que me he apegado a un menú fijo. La mejor forma de describirlo es como si fuera un ayuno con jugo muy limitado pero con alcohol. Básicamente intentaba ingerir todos los días entre 1500 y 2000 calorías y equilibrarlo de algún modo para que no fueran sólo carbohidratos o pura azúcar. Desafortunadamente, el alcohol por sí solo tiene casi nada de contenido calórico, por lo que dependía mucho de un montón de cocteles: bebidas a base de cerveza, micheladas, Bloody Marys… Creo sigo vivo gracias a los Bloody Mary.

¿Cómo te sentiste después del primer día? ¿Cagaste mucho? ¿Hiciste mucha pipí?
El primer día me excedí en lo que debía tomar porque casi no me hacía efecto. El primer día de la dieta mis cacas eran normales y todo parecía muy sobrio. El segundo día compré una botella de champán y como la abrí, tuve que terminármela. Me puse pedo. Eso y el tequila. Cada que tomo tequila me embriago automáticamente y me siento mal. No tan pedo como para estar tirado pero sí bastante. No hay nada que me empede tan rápido. El segundo día de la dieta cagaba el Bloody Mary tal como había entrado y hacía pipí. Meaba por ambos lados.

¿El color de tu caca era diferente? Es decir, ¿cagabas de color rojo?
Sí. Sí era rojo. Era horrible. No sólo cagaba color rojo sino que también lo hacía tan seguido que mi culo empezó a sangrar un poco. Era como una pesadilla en la que no sabía qué tanto era el Bloody Mary y qué otro tanto era sangre. En retrospectiva, estoy bien, y sólo era que mi culo se había rosado mucho por cagar entre 15 y 20 veces al día. Creo que eso pasa cuando ayunan con jugo. Nunca lo había hecho pero creo que no es muy diferente.

¿Cambió tu estado de ánimo cuando empezaste con esta dieta? ¿Sentías que te estabas volviendo más irritable?
Sí, mucho. Lo odiaba. Sentí como si me hubieran arrebatado dos de mis cosas favoritas, que son comer y fumar mota. Al no poder hacerlo y a la vez tener que estar entre medio y muy pedo todo el tiempo me hacia sentir muy deprimido. Sabía que el alcohol era un depresor pero era muy molesto no poder sentirme feliz sin importar lo que hiciera y también esa sensación constante de hambre. No podía dejar de pensar en qué tan hambriento me sentía sin importar qué tan fuerte era el trago que me preparara. El tercer día me preparé una bebida de rompope pero lo hice mal, entonces tenía muchas calorías. Creo que era un rompope de mil calorías. ¡Y aún así me moría de hambre! Todo el tiempo me estaba muriendo de hambre.

¿Alguna vez vomitaste?
Estuve muy cerca. El tercer día hice algo que tal vez se considere trampa. Me prometí a mí mismo que todo lo que tomara iba a ser algo que se podía pedir en un bar. Sólo para no empezar a preparar malteadas proteínicas de vodka. Quería saber cómo era hacer una dieta de cocteles. En el tercer día, mi última bebida del día fue algo llamado zakuska, que es la costumbre rusa de tomarse un shot de vodka y luego comer un pepinillo para quitar el mal sabor. Necesitaba algo. Me tomé el shot de vodka pero no estaba preparado para eso y tuve que tragármelo a la fuerza. Terminé frente al inodoro por unos minutos. Pero no vomité. Nunca llegué a vomitar. Aunque ayer casi lo hago pero… Ayer estuvo muy fuerte. Fueron muchos shots, luego un Bloody Mary y después me quedé dormido el resto del día. Si no me hubiera quedado dormido sí habría vomitado.

¿No tomabas agua para nada? ¿Sólo alcohol?
No, no. Claro que tomaba agua. Creo que tomaba agua entre cada shot.

Me imagino que seguro habrías muerto si no hubieras tomado agua.
Sí, probablemente tomaba más alcohol que agua pero no, no saqué al agua de mi dieta.

¿Qué tan amarilla era tu pipí?
Para mi sorpresa, se veía como dicen en el gimnasio: “Si es té helado, estás deshidratado; si es limonada, estás bien”. ¡Era limonada! Mi pipí era… no era transparente, pero definitivamente tenía un aspecto saludable.

Mencionaste antes que te caíste en un baño el viernes.
Fui al baño y el asiento estaba arriba. Vivo en una casa donde hay puras chicas, por lo que el asiento casi siempre está abajo, y no estaba pensando mucho en eso. Me senté y me caí dentro de la taza. Creo que fue lo peor que me pasó en toda la semana. También me ha estado doliendo la espalda baja. Primero pensé que era porque había dormido mal pero luego me di cuenta de que ahí es donde están los riñones. Espero que se quite ese dolor. No creo que sea tan grave. Es decir, no es un dolor intenso. Por el momento me siento relativamente saludable. No fue tan malo como podía haber sido. ¿Mencioné que tuve que comprar toallitas para hemorroides porque como estaba cagando tanto ya no podía usar papel de baño normal?

¿Estaba tan rosado tu ano?
Sí, estaba muy rosado. Después del primer día estaba en carne viva. Ya había tenido gastroenteritis y es exactamente lo mismo que pasa cuando cagas una tonelada. Así que, como ya había dicho, es similar al ayuno con jugos.

¿Alguna vez perdiste el conocimiento? Suena como que no recuerdas algunas cosas. ¿Hubo algún momento en que tu cerebro se apagó y dejaste de recordar las cosas?
Yo no diría eso, la verdad. Creo que ayer sí quedé inconsciente. Bueno, más bien, ayer me desmayé pero fue intencional porque sabía que iba a pasar. Pero en general no… recuerdo bien todo lo que pasó en los últimos días casi como si hubiera estado sobrio. Quizá no recuerdo tan bien pero lo que recuerdo no es tanto como para que no pueda atribuirse al hecho de que tengo mala memoria.

¿Qué fue lo peor de todo? Aparte del hambre. ¿Qué era lo que más te molestaba?
Ayer tuve una jodida migraña retiniana, algo que probablemente me ha dado menos de diez veces en mi vida. Es básicamente cuando el centro completo de mi vista se vuelve un punto ciego. Es como quedarse ciego, excepto que ves todo lo hay en la periferia pero no lo que está justo enfrente de ti. Se siente horrible y es muy molesto cuando te pasa. A algunas personas les duele pero a mí no. Ya fui al doctor y todo. Tiene que ver con la presión detrás del ojo y con que estaba muy deshidratado esa mañana porque esa es la parte más reconocible de esa experiencia. Nunca veo venir las migrañas y son horribles. Sólo duran como una hora o dos pero no son nada divertidas.

Al comparar el primer día con el último, suena como que estaba muy mal. ¿Pero cómo fue específicamente tu último día?
Creo que lo más raro pasó el primer día, no acabé pedo para nada. El cuarto día me tomé un Coco Chanel por la mañana y de inmediato supe que ya estaba ebrio. Seguí ebrio todo el día de ayer y todavía hoy en la mañana. Ahora me siento más despierto porque me tomé un café y me comí unos huevos, entonces ya estoy un poco mejor. Pero ayer… ayer estuve muy pedo todo el día, lo que apesta. Estar pedo todo el día, en comparación con estar drogado todo el día, es aburrido. Sentí que el tiempo pasaba muy lento, dolorosamente lento. No seguí el menú al pie de la letra y creo que eso no me ayudó. En la pausa de una hora tomé shots de whiskey, ron, vodka, tequila y para cerrar, un Bloody Mary. Creo que eso fue un error.

¿Por qué dejaste la dieta en el último día?
Sólo sentí que tenía que hacerlo… porque los demás días no me había puesto tan pedo como creí que lo haría. El penúltimo día me sentía como que me estaba volviendo inmune a la embriaguez. Por eso quise aprovechar y ver qué tan pedo podía ponerme y qué podría pasar. Me preocupaba mucho vomitar. De verdad creí que iba a vomitar después de cada shot pero no lo hice. Aunque no eran shots completos. Eran esas mini vasitos de plástico que dan en las fiestas, entonces yo diría que eran medios shots. Se sentía espantoso tomar medio shot y luego pensar en mezclar otra bebida, por lo que seguí con un shot por hora y luego algo más para que, bueno, para poder despertar si me desmayaba. Para cuando iba en el cuarto shot ya no… aparte, el último fue de tequila. Lo hice a propósito, fue así de: “Estoy jodido”.

¿Entonces podría decirse que ya regresaste a la normalidad?
Sí. Probablemente voy a fumar un poco al rato y seguro eso me va a hacer sentir mejor; me va a ayudar a quitarme a cruda. Aunque sólo tomó un día. Anoche, ya muy tarde, terminé comiendo una ensalada porque creí que sería una pésima idea intentar empinarme otra bebida sin haber comido nada hasta hoy. Tengo mucho que hacer.

¿Esta ensalada fue tu primera comida?
Técnicamente, mi primer alimento sólido fue el pepinillo del tercer día y la ensalada fue mi primera comida. Fue increíble. Odio la ensalada. Era una ensalada césar de Crepevine y sentí que debía rezar antes de comerla. Tenía tanta, tanta hambre. No puedo restarle importancia a lo hambriento que me sentí todo ese tiempo.

¿Hubo algo sobre esta experiencia que disfrutaras aunque sea un poco?
Oh, sí. Llegó un punto en el que me salí. Quería que un policía me hiciera la prueba del alcoholímetro porque no tenía ni idea de qué tan ebrio estaba. Creo que esto fue en la tercera noche. Sí, fue en la noche del viernes. Sabía que iba a haber policías en la calle, así que fui en busca de un policía que me hiciera una prueba del alcoholímetro. Al caminar por el bar entre la multitud junto a muchas otras personas que también estaban ebrias —aunque no tanto como yo, un borracho triste y solo— percibí una sensación de camaradería de borrachos. Lo entendía a la perfección. Entendí eso definitivamente. Comprendí que embriagarse tiene una utilidad en la sociedad. Por primera vez lo comprendí. Creo que eso fue lo mejor. No lo sé, en  general no hubo muchos buenos momentos.

Entonces supongo que no recomendarías a otras personas hacer esto.
Mmm… Esto es lo que diré: primero que nada, ¡por dios, no! Pero también diré que no me mató. Hablé con muchas personas antes de hacer esto: el sommelier de Safeway y con todos mis amigos. Todo el mundo me dijo que no lo hiciera y que podría morir. Al final no fue tan malo como creí. Creí que iba a estar ebrio e iba a tropezarme con todo por cinco días. Pero no me puse tan pedo como todo el mundo creyó que lo haría porque hice muchas pausas y no tomé en exceso. Como una medida para bajar de peso es algo muy estúpido. Me pesé antes y después y sólo bajé medio kilo. Eso no es nada.

Sigue a Dave y a Jules en Twitter.