El mal uso de #BlackOutTuesday en Instagram está silenciando a la comunidad afrodescendiente

La gente está pidiendo que dejen de usar el hashtag "Black Lives Matter" para publicar cuadros negros en Instagram.
2.6.20
Una captura de pantalla de lo que los usuarios ven ahora cuando buscan #BlackLivesMatter. Composición de Emily Lipstein.
Una captura de pantalla de lo que los usuarios ven ahora cuando buscan #BlackLivesMatter. Composición de Emily Lipstein.

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Ayer, mi feed de Instagram estaba lleno de links para hacer donaciones, sugerencias de textos antirracistas, videos de brutalidad policial y protestas pacíficas.

Hoy, aparece un cuadro negro tras otro, publicado principalmente por amigos blancos, marcas y cuentas de mascotas influencers, como parte de algo llamado "Black Out Tuesday".

BlackOutTuesday es una tendencia viral de Instagram donde las personas publican cuadros negros en lugar de publicar fotos habituales sobre su estilo de vida. Pero como muchas personas han señalado hoy en Twitter, publicar el cuadro negro, especialmente cuando pones en la descripción el hashtag #BlackLivesMatter o #BLM, silencia aún más las voces y experiencias negras, en lugar de amplificar el movimiento. También ha hecho que sea más difícil encontrar imágenes de protestas y brutalidad policial en Instagram.

Publicidad

La tendencia fue creada por dos mujeres afrodescendientes: Jamila Thomas, directora senior de mercadotecnia en Atlantic Records, y Brianna Agyemang, exejecutiva de Atlantic Records y actual gerente senior de campañas de artistas en Platoon. Su llamado a la acción, #TheShowMustBePaused, tenía la intención de denunciar "el arraigado racismo y desigualdad en la música que existe desde la sala de juntas hasta la calle".

"Nuestra misión es responsabilizar a la industria en general, incluidas las grandes corporaciones + sus socios que se benefician de los esfuerzos, luchas y éxitos de la gente afrodescendiente", escribieron en su sitio web. Varios sellos discográficos han oscurecido sus redes sociales o han publicado su apoyo en respuesta, incluidas algunas de las marcas más reconocidas de Nashville como Sony, Warner Music y Universal Music Group.

Para el resto de nosotros, Agyemang y Thomas dijeron: "tómense un descanso, están pasando muchas cosas y, a veces, solo necesitamos un minuto", e incluyeron enlaces para hacer donaciones a las familias de George Floyd, Breonna Taylor y Ahmaud Arber, así como recursos para fondos de emergencia y más.

En ninguna parte de su carta abierta sugieren publicar cuadros negros, pero eso es lo que mucha gente ha estado haciendo hoy con el hashtag #BlackLivesMatter, convirtiendo un recurso útil de redes sociales en espacios vacíos inútiles.

Desde el comienzo del uso generalizado de las redes sociales, las personas han utilizado los hashtags de Twitter y los eventos de Facebook como herramientas para organizar y movilizar revoluciones, especialmente en momentos en que los medios convencionales deciden callarse, atacar o no están dispuestos a informar sobre lo que pasa en tiempo real.

Los periodistas confían en los informes civiles durante tiempos de disturbios: al mismo tiempo que las fuerzas policiales disparan proyectiles contra la prensa en las protestas, la gente está en las calles documentando las escenas en sus teléfonos y publicando en las redes sociales. Cuando estas se inundan con tendencias como #BlackOutTuesday, se vuelve aún más difícil encontrar historias reales.