FYI.

This story is over 5 years old.

China amordaza la prensa escrita online al prohibir que publiquen contenidos originales

Algunos de los gigantes de la prensa escrita online china, como Sina, ya no podrán seguir produciendo noticias de manera independiente en una maniobra que estrecha, todavía más, el cerco y control de los medios de comunicación por parte del gobierno.
El logo de la página web de Weibo, del grupo de comunicación chino Sina. Imagen por stringer/Reuters
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Este fin de semana pasado las inundaciones han provocado la muerte de al menos 154 personas en el norte y en el centro de China, y el desplazamiento de decenas de miles de ciudadanos más, pero los internautas chinos que hayan tratado de averiguar más detalles sobre la catástrofe a través de los reporteros desplazados sobre el terreno, no lo habrán tenido nada fácil.

El ejecutivo del gigante asiático ha puesto en marcha una persecución sin precedentes contra toda la prensa escrita online. En adelante, el gobierno chino prohibirá que estos medios de comunicación puedan realizar coberturas informativas sobre el terreno.

Publicidad

El máximo regulador de internet en China emitió ayer un edicto en el que ordena a todas las compañías online de noticias que dejen de producir contenidos originales en sus coberturas informativas. En adelante, las webs de noticias deberán de ceñirse al discurso oficial del Partido Comunista. De lo contrario deberán atenerse a las consecuencias, que podrían consistir en que sus respectivas publicaciones sean "censuradas" o cerradas, tal y como amenaza el comunicado emitido ayer.

La orden ha sido emitida por la Administración China del Ciberespacio (ACC), y su objetivo no es otro que ir contra los portales de noticias más populares del país, casi todos ellos privados y consagrados a la cobertura online, como Sohu, Sina, NetEase yPhoenix.

China es un país con más de 688 millones de internautas, al menos según las cifras oficiales del gobierno publicadas durante el pasado mes de diciembre.

Desde ayer lunes, sin embargo, algunas de las flamantes secciones de noticias alumbradas por alguno de esos medidos recientemente, han sido fulminadas. Así, ya no hay rastro ni de Sohu's Click Today, ni de People in News, cuyas direcciones de URL te redirigen desde ayer a la página principal de Sohu.

Igualmente, algunas otras secciones han desaparecido por completo, relata Yaqiu Wang, corresponsal en el norte de Asia de la organización de defensa y monitorización de los derechos de los periodistas Comittee to Protect Journalists (CPJ). Algunas webs como Radian, News Geek, Landmark o Serious Reporting se han encontrado con que, en adelante, clicar su dirección equivale a que salte la página de error 404.

Publicidad

Respecto a las webs de noticias occidentales, son muchas las que no se pueden acceder desde China, como The Economist,TIME Magazine, The New York Times, Bloomberg y The Wall Street Journal. Así lo concluye GreatFire, una web consagrada a monitorizar la censura en las webs chinas. A día de ayer, las webs de VICE seguían abiertas.

Una banda de rock prohibida en China le dedica un disco al fútbol galés para eludir la censura. Leer más aquí.

La prohibición supone un enorme revés a la independencia de las compañías que dirigen las webs en cuestión, que también dirigen plataformas en las redes sociales y páginas de juegos online. Sina, sin ir más lejos, es responsable de Weibo, una gigantesca plataforma de microblogs parecida a Twitter (una empresa que, al igual que Facebook está prohibida en el país, por mucho que miles de usuarios eludan la prohibición y se conecten diariamente a través de servidores privados virtuales).

Los observadores de lo que sucede en China a día de hoy y los investigadores sobre libertad de prensa a quienes ha entrevistado VICE News no se han mostrado sorprendidos en absoluto con el anuncio. Se trata, cuentan, del último paso en una escalada de represalias paulatinas contra los medios de comunicación que no han dejado de producirse desde la llegada al poder en 2012 del actual presidente del gigante asiático, Xi Jinping.

"Parece que todas estas medidas han sido motivadas por el miedo a las críticas públicas del régimen, a que las denuncias escapen a su control", opina Andrew Nathan, un profesor de Ciencias Políticas en la universidad de Columbia que está especializado en política china.

Publicidad

Una regulación emitida en 2005 por el Partido Comunista ya se dedicaba a disuadir a las empresas de noticias de que produjeran sus propios contenidos. Sin embargo, el decreto emitido ayer va un paso más allá y denuncia las "graves violaciones" en que incurre la cobertura informativa, y los "efectos negativos" la misma.

Lo que sigue siendo un misterio es saber cómo los medios de comunicación aceptarán la orden, habida cuenta de que no se trata de una normativa nueva. El responsable de CPJ, Wang, ha señalado que algunos medios de prensa escrita ya habían sido amonestados anteriormente por haber publicado informaciones demasiado delicadas.

China declara la guerra a la pornografía amateur. Leer más aquí.

"Durante un tiempo parecía que las compañías que eran lo suficientemente grandes podían eludir la normativa, básicamente debido al gran tamaño de su público", explica Madeline Earp, analista e investigadora en Asia de la firma humanitaria Freedom of the Net. "Claro que ir específicamente a por estas compañías y en contra de los portales de noticias es una forma de castigarles, de mostrarles que, pese a todo, tendrán que seguir acatando las regulaciones públicas".

Entre las restricciones informativas se incluyen cualquier tema controvertido que pueda arrojar una luz negativa sobre el régimen. Al menos, así lo asegura el Partido Comunista. De tal forma, temas como la polución metropolitana, los recortes en la vacunación, los derechos humanos, la corrupción política o las disputas territoriales por el sur del Mar de China, formarían parte de ese listado.

Publicidad

Otro tema controvertido ha sido la elección del presidente de Taiwán, que fue proclamado durante el pasado mes de enero. Algunas de las páginas web a las que se persigue con el edicto promulgado ayer habían mandado a algunos de sus reporteros para cubrir aquel proceso electoral, claro que no se les permitió publicar un solo artículo al respecto", cuenta Wang.

Por un lado, quieren que sus noticias vean la luz, que sus lectores sepan lo que está pasando", explica Wang, "pero por otro lado tampoco quieren llamar demasiado la atención, casi como si quisieran esconderlo".

'Todos los medios de comunicación dirigidos por el Partido tienen que funcionar para hablar en nombre de la voluntad del Partido'

Lo que sigue siendo un misterio es saber si las páginas web que siguen online cumplirán o no con la normativa inicial de 2005, piensa Wang.

Pero el último movimiento de la Administración del Ciberespacio ilustra el vasto poder que la agencia, creada en 2014, ha demostrado en los últimos dos meses.

Su flamante director, Xu Lin no ha tardado demasiado en intensificar sus represalias contra la prensa escrita. Xu Lin fue nombrado en junio y a principios de este mes ya ha advertido que las páginas web que informen en las redes sociales sobre informaciones no contrastadas en podrían ser duramente castigadas. Lin también les ha exigido que suministren "una correcta supervisión de la opinión pública".

Publicidad

Lin viene de trabajar como responsable del departamento de propaganda de la ciudad de Shanghái, y ya había trabajado codo con codo con el actual presidente durante su época como secretario en Shanghái del Partido Comunista. El Comité para la Protección de los Periodistas considera que el vínculo entre ambos sigue siendo muy estrecho.

El presidente Xi efectúo una gira por los distintos medios que controla su gigantesco estado en febrero. Entonces ya informó a sus empleados que estaba al corriente de la existencia de "diseminadores en el interior del Partido de las políticas y los planes del mismo". Así, al menos, se informó desde las páginas del China Digital Times, un medio chino radicado en Washington.

"Toda la prensa escrita dirigida por el Partido tiene que funcionar para hablar en nombre de la voluntad del Partido y de sus objetivos y para proteger la unidad y la autoridad del mismo", proclamó Xi durante sus visita a los cuarteles generales dePeople's Daily, Xinhua News Agency y CCTV.

Con la nueva fulminante prohibición de ayer, la misma política se aplicará ahora a algunas de las webs de noticias más populares que pueden visitar los ciudadanos chinos.

Sigue a Elian Peltier en Twitter: @ElianPeltier

Sigue a VICE News En Español en Twitter : @VICENewsEs