FYI.

This story is over 5 years old.

Israel ‘ignoró las advertencias’ sobre las células terroristas que mataron a un bebé

Un manual en hebreo sobre cómo aterrorizar señalaba inequívocamente el ataque que terminó con la muerte del bebé de 18 meses Ali Saad Dawabsha y que dejó a la madre, al padre y al hermano de de cuatro años del recién nacido en condición crítica.
Imagen vía Rabbis For Human Rights

La existencia de células de terror judías capaces de desplegar ataques terroristas letales y cuyo objetivo es el derrumbamiento del gobierno de Israel, es de sobras conocida por el servicio de inteligencia del país desde hace años. Sin embargo, en la víspera del incendio provocado que mató a un bebé palestino de 18 meses en la noche del 31 de julio, los políticos ignoraron las advertencias sobre el advenimiento del grupo de radicales.

Publicidad

El domingo el ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, aprobó las llamadas detenciones administrativas — el encarcelamiento indefinido sin posibilidad de juicio — para los sospechosos del asesinato del bebé Ali Saad Dawabsha. Acto seguido, urgió a los servicios de seguridad a "emplear todos los medios a su servicio", con tal de llevar a los perpetradores ante la justicia. Pese a todo, las autoridades señalaron que la muerte del bebé hubiese sido evitada si los mismos poderes, aplicados desde hace años contra los presuntos terroristas palestinos, hubiesen sido aplicados con más premura por los políticos responsables contra los conocidos radicales judíos.

"El Shabak [servicio secreto] interrogó al gobierno en varias ocasiones sobre su facultad para utilizar la detención administrativa y otros recursos de los servicios de inteligencia contra esos [judíos] radicales y le fue denegado", relató a VICE News Lior Akerman, antiguo jefe de la seguridad interna del Shabak en los territorios ocupados.

"Esas personas, sus nombres, sus lugares de residencia y los sitios donde operaban, sus páginas web radicales y los blogs donde escribían son conocidos por los servicios de inteligencia… Son muy fanáticos y religiosos. No respetan ni la ley israelí ni a la policía ni al Shabak; no les importa, solo creen en las leyes de Dios, de manera que harán lo que haga falta de acuerdo con su interpretación fundamentalista de la religión [el judaísmo]".

Publicidad

Nuevas pruebas de Amnistía Internacional contra Israel por la 'Matanza en Rafá' de 2014. Leer más aquí.

Poco menos de 24 horas después de que Yaalon aprobar el uso de draconianas medidas de detención, Meir Ettinger, nieto póstumo del rabino Meir Khanae, un extremistas de derecho israelí-estadounidense, fue arrestado por miembros del Shabak. Le interrogaron en relación a su presunta "implicación en una organización extremista judía".

Según el periódico israelí Haaretz, los servicios de seguridad creen que el joven de 24 años dirige un grupo clandestino de miembros anarquistas y anti sionistas, en su mayoría jóvenes, cuyo propósito es derrocar el gobierno e incrementar la inestabilidad a través de una serie de ataques terroristas contra no judíos. El grupo ha sido vinculado durante el último año con numerosos ataques contra mezquitas, residencias palestinas y enclaves cristianos sagrados, entre los que se cuenta el incendio de la iglesia católica de la Multiplicación durante el pasado mes de junio. Se tata de lugar donde los cristianos creen que Jesús orquestó el milagro de los panes y los peces.

Mientras las cifras oficiales muestran que el número de venganzas o de los llamados ataques "price-tag" por parte de los radicales judíos ha bajado de los 30 de 2011 a los 10 de 2014, los servicios secretos señalan que los radicales más duros mostraron elevadas muestras de seguir llevando a cabo ataques a lo largo del año pasado.

Publicidad

Un manual en hebreo sobre cómo desplegar ataques terroristas fue descubierto en el coche de Moshe Orbach, uno de los dos sospechosos del incendio intencionado de la iglesia de la Multiplicación. El manual se lee casi como un mapa del incendio que días más tarde mataría a Ali Dawabasha que dejó a su padre, su madre y su hermano de 4 años en situación crítica.

El manual, titulado El reino del mal, advierte a los futuros radicales de "aprovisiones de una bomba de gasolina, preferiblemente de medio litro de un litro, un mechero, guantes, una máscara, una ganzúa o un martillo; y una bolsa para llenarlo todo. Cuando llegues al pueblo, busca una casa con una puerta o una ventana abiertas y sin reja".

"Estos individuos son muy muy fanáticos. Su ideología es muy parecida a la de los fundamentalistas musulmanes, como Estado Islámico (EI) y Hamas", contó Akerman. "Viven en las montañas de Judea y de Samaria [Cisjordania]. Su organización es muy indefinida, pero su ideología es casi la misma. Todos se proponen fundar un Reino de Israel, proclamar un rey, reconstruir el templo en Jerusalén y vivir de acuerdo con el Halajá — la ley judía —. Creen que para hacerlo tendrán que derrumbar al gobierno y destruir todas las religiones conocidas".

Un informe revela que Hamas mató y torturó a palestinos durante el conflicto de Gaza. Leer más aquí. 

Mientras el gobierno israelí ha condenado fuertemente los recientes ataques, los críticos dicen que es poco más que un gesto de las autoridades, cuyas décadas de casi silencio absoluto respecto a los crímenes de sus colonos ha creado una atmósfera de impunidad que favorece los ataques violentos contra palestinos".

Publicidad

"El gobierno nunca ha querido afrontar adecuadamente el problema del terrorismo judío. No se trata de nada nuevo. Lleva sucediendo desde la década de los 80, cuando ponían bombas en Cisjordania y atacaban a sus gentes", declaró a VICE News Yossi Mekelberg, un analista israelí que trabaja para la Chatham House. "Ellos [los colonos radicales] siempre han hecho lo que les ha dado la gana sin que se les castigue o siendo apenas castigados… De manera que han desarrollado una sensación de que pueden hacer lo que quieran".

Otros han mencionado la influencia de los colonos radicales y de sus partidos políticos entre el gobierno en sí mismo. "Por supuesto que nunca habrá gente que diga que apoya abiertamente los asesinatos, tirar cócteles Molotov o asesinar a niños", explicó Akerman. "Pero ellos [los colonos], saben que tienen el apoyo de, al menos, de los pocos miembros en activo del Knesset [el parlamento israelí], en especial de La Casa Judía y del Likud".

Mientras el líder de la Casa Judía Naftali Bennett, que también trabaja como ministro de Educación israelí, condenó el reciente ataque incendiario. También advirtió sobre el "vilpendio" de los casi 430.000 "maravillosos" judíos viviendo más allá de la Línea Verde trazada en 1967. "Existe un alocado intento ahora mismo. No triunfará. Quienquiera que se involucre en semejante acción será culpable del mismo pecado del prejuicio y de la incitación", escribió en Facebook el domingo.

Publicidad

Bennet acompañado de otros varios parlamentarios de derechas, pronunció un discurso la semana pasada en la base del Beit Ei, donde los manifestantes arrojaron piedras contra las fuerzas de seguridad israelíes, mientras estas se desplegaban para ejecutar una demolición de dos edificios que no tenían permiso de construcción, ratificada por una orden judicial. Horas más tarde, el mismo día, en un movimiento destinado a calmar los ánimos de los colonos, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aprobó la construcción de otras 300 residencias en el puesto considerado ilegal bajo la ley internacional.

"Siguen hurgando y hurgando esperando que el problema se disuelva un día. Lo que no entienden es que cuanto más hurgan, mayor es la demanda", comentó Mekelberg. "Si fueras un colono… ¿qué aprenderías de todo esto? Pues que hay que seguir luchando con violencia, que seguir desafiando y que ignorar al Tribunal Supremo porque por mucho que derribarán los dos edificios, luego seguirán construyendo muchos más. Así que no hay límite ni autonomía en ellos".

El denigrante destino de los 'infiltrados': los refugiados africanos apenas tienen opciones en Israel. Leer más aquí. 

Se cree que Ettinger, sobre quien el año pasado recayó una orden de alejamiento en la que se le prohibía el acceso a Cisjordania e Israel, ha pasado a engordar la lista de los más buscados por el Shabak contra los terroristas judíos. Sin embargo, los servicios de seguridad han sido incapaces de acumular las evidencias suficientes para construir un caso en su contra a través de los procedimientos habituales.

En un post publicado en su blog el viernes, Ettinger negaba ser el líder de ninguna organización terrorista. Sin embargo, hacía un llamamiento a los judíos para que se "unieran a la verdadera lucha contra la pecaminosa iniciativa del gobierno de consentir la idolatría… en la tierra de Israel, donde el sonido de las campanas de las iglesias interfiere con el sonido del Torah y de sus oraciones".

"Hay muchos, muchos judíos, muchos más de los que uno pueda pensar, cuyos valores son muy distintos a los que promulgan el Tribunal Supremo o el Shabak, y que no se acogerán a las ignorantes leyes del estado, sino a leyes mucho más eternas, las de la fuente del agua viva", escribió.