Arcade Fire critica la falsa publicidad y el capitalismo en su nuevo video

"Money + Love", su nueva pieza audiovisual de 12 minutos, mantiene la temática "corporativa / capitalista" de su álbum 'Everything Now'.
Lauren O'Neill
London, GB

Hubo un momento en mi vida en el que amaba más a Arcade Fire que a los miembros de mi propia familia. Su álbum debut Funeral sigue siendo uno de los mejores álbumes alternativos de este milenio, y su segundo LP, Neon Bible, continuó la carrera. Son algunos de los músicos más completos e inventivos que existen actualmente. Y esa fue la razón por la cual Everything Now, su quinto álbum de estudio lanzado en 2017, se sintió tan obsoleto: trajo consigo una nueva preocupación con "El Mundo Moderno" y "El Estado del Capitalismo" como ejes centrales.

Publicidad

Acá nos encontramos con un grupo que constantemente había innovado, recurriendo a viejos clichés como "gritos rebeldes a las nubes" y temas inspirados en Black Mirror que han existido, básicamente, desde que tenemos acceso a Internet. Obviamente, vale la pena exponer cosas como el product placement desalmado y la invasión de negocios en el arte, pero ellos lo hacen sentir bastante forzado, lo que a su vez los hace sentir fuera de tono. Y, como si fuera poco, hoy han lanzado un video musical de 12 minutos que agrega un elemento visual a su temática.

El corto es para las canciones "Put Your Money On Me" y "We Don't Deserve Love", donde se le hace un seguimiento a la banda a través de un trato con la sombría pero omnipotente corporación Everything Now, a quienes básicamente venden sus almas una vez entran en quiebra. La primera parte del clip se les ve obligados a promocionar un cereal en un video musical (el mismo cereal falso que fue parte de la extraña campaña de marketing del álbum el año pasado), antes de presentarse en una fiesta de Everything Now para luego mandar todo a la mierda PORQUE SIMPLEMENTE NO LO PUEDEN SOPORTAR MÁS. Win Butler escapa, y el resto de la banda es arrestada por la policía de Everything Now.


Lea también:


La segunda parte yuxtapone a la banda tocando juntos en la prisión de Everything Now con Butler huyendo en el desierto, antes de terminar tocando con ellos, vestidos con las mismas prendas de la prisión. Está implícito que volverán a la fiesta donde comenzaron, y el mensaje básicamente es que TODOS SOMOS PRISIONEROS y que NO PUEDES ESCAPAR DEL CAPITALISMO AUNQUE VAYAS AL DESIERTO PORQUE ALLÍ TODAVÍA HABRÁ UN AVISO DE 'EVERYTHING NOW' EN NEÓN. Lo cual, sí, es cierto. Pero, también, lo sé. Todos lo sabemos.

Obviamente, uno de los objetivos principales del arte es permitir que sus creadores trabajen a través de sus ideas sobre el mundo que los rodea, y es genial que Arcade Fire lo esté haciendo aquí. Pero para una banda que alguna vez fue tan sutil, capaz de crear grandes emociones con el más ligero toque lírico o instrumental, el punto simplemente se siente trabajado, y eso es una pena. Obviamente no perderán fanáticos o ventas con este trabajo (son una de las bandas de rock más grandes del mundo, su show en vivo es maravilloso, y sus primeros tres álbumes por sí solos garantizan que siempre se les considerará una realeza musical), pero su atractivo siempre se ha basado en su capacidad de trascender lo ordinario. Aquí, parece como si estuvieran atascados en él.

*Este artículo fue publicado originalmente en Noisey UK.