guerras y conflicto

El ejército de Vladimir Putin se prepara para 'tiempos de guerra'

La semana pasada, las tropas rusas realizaron una serie de ejercicios militares que involucraron a 45.000 tropas a fin de mostrar qué tan preparadas están para responder en caso de un combate. Esta muestra de poder aumentó la tensión a nivel...
14.2.17
Imagen vía AP/VICE News

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La semana pasada, el Ejército ruso realizó una serie de ejercicios militares preparativos para "tiempos de guerra". Bajo la dirección de Vladimir Putin, más de 45.000 tropas fueron parte de las maniobras para probar cuán preparada está la armada del país para los futuros combates.

"Debe prestarse especial atención a la alerta de combate, al despliegue de sistemas de defensa aérea durante tiempos de guerra y a la disposición de los grupos aéreos para repeler agresiones", subrayó el Ministro de Defensa Sergey Shoigu.

Publicidad

El "chequeo preparativo" de las fuerzas Aeroespaciales de Rusia se llevó a cabo la semana pasada, y Moscú lo celebró como todo un éxito, pero de acuerdo con la experta en temas militares Dra. Katarzyna Zysk, también es una forma de mostrarle al mundo la poderosa fuerza militar que posee la nación; e incluso en el pasado, tales ejercicios servían para ocultar los movimientos de las tropas en vísperas de un ataque.

¿Cómo sucedió?

Bajo las órdenes del presidente Putin, quien es también comandante del ejército, las fuerzas aéreas realizaron una serie de ejercicios durante el martes, miércoles y jueves de la semana pasada "para evaluar qué tan preparadas están las agencias y las tropas para realizar las tareas en pruebas de combate", explicó Sergey Shoigu.

¿Por qué demonios Rusia se ha metido en Siria? — Te explicamos las claves. Leer más aquí.

"Las alertas de combate, el despliegue del sistema de defensa aérea en tiempos guerra y la capacidad para repeler las agresiones exigen especial atención", añadió Shoigu.

Los ejercicios contaron con la participación de 45.000 tropas y cerca de 1.700 piezas de armamento militar, incluyendo 150 naves aéreas y 200 misiles antiaviones, así como otros sistemas de defensa. La agencia de noticias rusa Tass reporta que un sistema de defensa contra misiles logró interceptar y destruir un misil de prueba dirigido a Moscú.

Da la casualidad de que el jueves pasado, las Fuerzas Aéreas Británicas lanzaron dos de sus jets de combate Typhoon para escoltar dos bombarderos rusos Blackjack que habían entrado en espacio aéreo designado como "área de interés" por el gobierno de Reino Unido.

Publicidad

Un portavoz de la Fuerza Aérea británica informó según la Agencia RT News que los cazas Typhoon británicos "se apresuraron a vigilar" a las naves rusas mientras estaban "en un área de interés para el Reino Unido". Sin embargo, el vocero británico admitió que "los aviones rusos no entraron en el espacio aéreo británico en ningún momento".

No se confirmó si estos bombarderos eran parte del extenso ejercicio militar.

¿Es algo nuevo?

KatarzynaZysk, quien también es profesora en el Instituto de Estudios de Defensa en Oslo, dijo a VICE News que "ese tipo de ejercicios no son inusuales. Rusia ha dedicado especial atención para aumentar su participación militar".

De hecho, en años recientes, Moscú ha incrementado considerablemente la escala y complejidad de sus ejercicios militares, particularmente desde que Shoigu tomó el control del Ministerio de Defensa en noviembre de 2012.

Francia sospecha que Le Pen está recibiendo ayuda de Rusia para ganar la presidencia. Leer más aquí.

Rusia ha hecho despliegues mucho más grandes en el pasado. En 2013, una serie de ejercicios involucró 160.000 tropas, y unos años antes, 155.000 tropas fueron usadas. Durante el 2014, más de 200.000 soldados formaron parte de ejercicios simultáneos en el Ártico, la parte europea de Rusia, entre otros.

¿Cuál es el punto de realizar tales ejercicios?

Ante todo, el ejercicio llevado a cabo la semana pasada tenía la intención de comprobar la preparación que tiene el ejército para los combates, así como poner a prueba los cambios implementados en la estructura de las fuerzas rusas, sus operaciones, armas y tecnología.

Publicidad

Sin embargo, podría haber otras razones para realizar los despliegues.

A Rusia le gusta mostrar su fuerza militar. Desde que ciertas sanciones prohíben a los países occidentales vender armas al Kremlin —resultado de la anexión de Crimea—, Rusia ha buscado demostrarle al resto del mundo que es un país al que le gusta invertir en armamento.

Pruebas como esta pueden "ser una señal de fortaleza y ejercer presión, así como provocaciones para probar la reacción y percepción de los potenciales enemigos", explicó Zysk.

En imágenes: asistimos a la feria de armas donde Rusia burla las sanciones de Occidente. Leer más aquí.

Rusia se ha servido de estos ejercicios para encubrir sus intenciones. "Rusia tiene un historial de usar estos ejercicios como una pantalla para cubrir movimientos masivos de sus tropas antes de un ataque, lo que le da una ventaja de la sorpresa", detalló Zysk. Pudimos ver un ejemplo de ello justo antes de la guerra en Georgia en 2008, y nuevamente durante el ataque de Ucrania en 2014, asegura Zysk.

Todo surge en un momento en el que las relaciones de Rusia con la OTAN y otros gobierno occidentales están en un punto crítico. "Dadas las tensiones y la incertidumbre sobre las intenciones detrás de las políticas extranjeras de Rusia en varias capitales europeas… los ejercicios como éste pueden aumentar la sensación de inseguridad", explicó Zysk.

_Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs_