Ediciones VICE

Varias chicas nos cuentan como es ser gamer en España

Ser mujer y gamer no es nada fácil, aunque poco a poco las cosas van cambiando.
4.12.18
Tres mujeres gamers
Todas las fotografías por el autor

Muchos, cuando oyen la palabra gamer —si no vienen directamente del Pleistoceno— piensan en el típico tío gordo con coleta, las gafas sucias y una camiseta negra talla especial tamaño velas de barco con dibujitos divertidos. A mí, personalmente, cuando me hablan de gamers me imagino al típico niño rata con ese bigotillo puberal, la cara llena de granos amarillos, en grupo con otros niños rata hablando entre susurros y sorbidas de mocos. Si eres gamer, ahora mismo pensarás: “Este tío es un auténtico gilipollas”. No vas nada desencaminado. Pero sea lo que sea que te imagines tú, seguramente lo que no te has imaginado es a una tía.


MIRA:


Y si piensas en una, posiblemente cuando piensas en una gamer piensas en una tía más bien ligera de ropa, gafas de pasta de mentira y que da igual a qué esté jugando porque vais a acabar follando. Joder, tío, no puedes estar más perdido.

Este fin de semana me he pasado por la Barcelona Games World a preguntarle a varias mujeres sobre el mundo de los videojuegos y cómo se sienten ellas en él. Si creen que el mundillo gamer es machista o no. En realidad, nada de lo que dicen ellas debería sorprenderte, y si es así, querido gamer, es hora de que empieces a replantearte las cosas.

Susana Gallego, 29, viene a probar el 'Kingdom Hearts 3', el 'Resident Evil 2' y el 'Jump Force'. Jugadora habitual y orgullosa ganadora de un torneo de 'Tekken'

1543852636396-Susana-Gallego-3

VICE: ¿Cómo es ser mujer en el mundo de los videojuegos? ¿Sientes que te tratan diferente?
Susana: Ahora es mejor. Cuando era pequeña y jugaba online, me insultaban en masculino. Entonces yo encendía el micro y decía: “Perdona, hijo de puta, no. Hija de puta”. Después empezaban a ponerse babosos y a pedirme matrimonio. Ahora todo esto ya no pasa… tanto.

¿Todo esto sin verte?
Sí, claro. O sea, daba igual. Era porque era mujer y gamer. Ahora ya no pasa tanto. Ahora dices que eres gamer y se extrañan de que no seas superfea, supergorda y supergranuda.

Publicidad

¿Proyectan los tíos gamers sus fantasías sexuales en ti?
Sí, me han llegado a pedir que me hiciera fotos en ropa interior y con el mando en la boca, pero no estoy dispuesta a cumplir esos deseos. Además se te exigen unos estándares de belleza irreales, sumando todas las exigencias que tenemos normalmente por ser mujer.

¿Crees que tienes que saber más que los tíos sobre el mundo de los videojuegos para que te tomen en serio?
Sí. Yo, por ejemplo, sobre Final Fantasy 9 nunca pierdo una discusión y cuando he dicho esto se me ha puesto a prueba. O me han preguntado: “Si te gustan tanto los videojuegos, dime un juego que no sea AAA” [el equivalente a los blockbusters en el mundo de los videojuegos] y cuando les contesto se quedan con cara de tontos. ¿Crees que te afecta el canon de belleza femenino en los videojuegos en tu día a día?
Afecta sobre todo en el cosplay. Te dicen: “Es que estás gorda y el personaje es flaco, es que eres alta y el personaje es bajo, es que tienes tetas y el personaje es un tío…”. Es absurdo porque realmente te disfrazas de lo que quieras y ya está. Hay muchos chicos que se piensan que tenemos que ser superflacas, pero con las tetas y el culo enormes. Eso es absurdo e irrealista.

¿Crees que se ha avanzado en cuanto a referentes femeninos en los videojuegos?
Lara [Croft] fue la pionera, pero ahora tenemos a Bayoneta, todas las chicas de Final Fantasy… Se ha mejorado, pero poco. En el último Assassins Creed, el protagonista iba a ser una tía y tuvieron que cambiarlo para poder elegir entre ser hombre o mujer porque los tíos se enfadaron, así que no sé…

Publicidad

¿Cuáles son tus peores experiencias como mujer gamer?
Lo peor que me ha pasado es que me juzguen y que me subestimen. En un salón del manga gané un torneo de Tekken. En la final me encontré con un tío que al ver que era mujer dijo: “Esto ya está ganado”. Cuando le gané me pidió una foto. Lo ignoré y me fui.

Jenny Fernandez, 26. Le encanta jugar a 'Overwatch' y sus amigas dicen que es buenísima

1543852694287-Jenny-Fernandez-2

VICE: ¿Qué se siente al ser mujer gamer?
Jenny: Te sientes un objeto. Cuando jugaba a Call of Duty, mi avatar era Rainbow Dash, un personaje de My Little Ponny. Después de matar a alguien oía por el micro: “Mira el puto poni, este”. Si alguna vez me daba por rebotarme y oían que era chica, el clamor empezaba. Y yo me ponía en plan: “Sí, compañeros gamers, también existen unos seres llamados mujeres en este mundo”. Cuando oyen que juegas a videojuegos la baba se va cayendo.

¿Esto te sigue pasando?
Sí, pero no tanto. Ahora cuando oyen que eres chica parece que te tratan mejor, cambian el tono o te empiezan a hablar por privado. Pero ahora sobre todo juego en partidas cerradas con amigos y nos insultamos entre todos con amor.

¿Suelen tener alguna expectativa puesta en ti?
Las chicas gamers tenemos que ser muy horrendas o muy perfectas. Entonces, las que estamos en el medio de la balanza es como que no existimos. Te tachan de poser o de orco.

¿Crees que te afecta el canon de belleza femenino en los videojuegos en tu día a día?
Sí, pero eso afecta a los videojuegos, a las tiendas de ropa, a los anuncios… El estereotipo de la mujer está muy marcado, en cambio el del hombre es muy libre. Pueden estar gordos o delgados, dejarse barba o ir depilados… Sea lo que sea todo está bien.

Publicidad

¿Crees que se ha avanzado en cuanto a referentes femeninos en los videojuegos?
Sí, un poco sí. Aunque, recuerdo un juego que tenía a una chica como protagonista, pero era una princesita, tenía que volver a su casa y era muy mona… Es como un quiero y no puedo. Como mujer en el mundo de los videojuegos, ¿qué es lo peor que te ha pasado?
Espera que saco la lista… Es horrible cuando se dan cuenta que eres una chica en una partida online y de repente todo empieza a girar en torno a ti. “¿Cuántos años tienes?”, “¿Qué estudias?” y es en plan: “Déjame en paz, ¿vale? Solo estoy jugando”. En un torneo de Tekken, fui disfrazada de My Little Pony, toh mona yo. Todos me subestimaron. Cuando llegué a la final el tío se rayó y me ganó la primera ronda. Pero yo tengo muy mal, me rayé más que él y le gané.

Aida Lopez, 27, se estropeó su Play Station y está triste

1543852755341-Aida-1

VICE: ¿Cómo es ser mujer en el mundo de los videojuegos? ¿Sientes que te tratan diferente?
Aida: Yo creo que no. Hoy en día ya hay mujeres en los campeonatos, eso quiere decir que ya nos tiene por una igual. Yo no veo ninguna diferencia.

¿Sientes que eres un fetiche para los tíos?
Creo que sí. Cada persona es un mundo, pero sé de amigos que les gusta que las chicas se disfracen como los en videojuegos.

¿Crees que tienes que saber más que los tíos sobre el mundo de los videojuegos para que te tomen en serio?
Yo creo que no. Tengo amigos que cuando no he sabido de algún juego se han interesado en explicarme de qué va, cómo se juega o han intentado engancharme al juego.

Publicidad

¿En qué crees que te afecta el canon de belleza femenino en los videojuegos en tu día a día?
Las mujeres siempre salen enseñando mucho, con los pechos grandes, muy guapas… No sé… Pero a mí, personalmente, no me afecta. Hay muchos hombres que piensan que tienes que seguir esos estándares, pero yo estoy bien como estoy y no necesito eso.

¿Crees que se ha avanzado en cuanto a referentes femeninos en los videojuegos?
Sí, a mí me gusta mucho Aloy, de Horizon Hero Down. Va vestida de manera que no enseña nada y es superpotente. Para mí es uno de los personajes femeninos más importante del mundo de los videojuegos.

¿Te ha pasado algo desagradable por ser mujer gamer?
No te sabría contestar. Por suerte no me ha pasado nada nunca. Siempre que he jugado, todos nos hemos divertido.

Ana Carmona, 18, viene a acompañar a sus amigos, jugadora ocasional. Le gusta el Assasin's Creed y el Tomb Raider

1543852517387-Ana_Carmona-3

VICE: ¿Cómo es ser mujer en el mundo de los videojuegos? ¿Sientes que te tratan diferente?

Ana: Sí, yo creo que es el hombre quien predomina en este mundillo. Ver a mujeres es más raro o, mejor dicho, más raro de imaginar cuando piensas en una persona gamer. Pero creo que esto irá cambiando.

¿Sientes que eres un fetiche para los tíos?
No.

¿Crees que es un ambiente machista?
Creo que sí, pero hoy en día menos.

¿Crees que tienes que saber/dominar más que los tíos sobre el mundo de los videojuegos para que tomen en serio?
Sí, porque si no parece que no sepas nada. Te tratan como alguien inferior.

Publicidad

¿En qué crees que te afecta el canon de belleza femenino en los videojuegos en tu día a día? Yo creo que no. Sí que hay una expectativa de cómo debería ser, pero luego cada uno es a su manera.

¿Crees que se ha avanzado en cuanto a referentes femeninos en los videojuegos?
Sí, antes éramos las débiles a las que había que salvar y ahora somos protagonistas, guiamos el juego.

¿Tienes algún referente?
Tomb Raider.

Como mujer en el mundo de los videojuegos, ¿qué es lo peor que te ha pasado?
A mí, personalmente y por suerte, nada.

Verónica, 27, Judit, 38 y Jade, 29, tres amigas gamers

1543852773216-Tres-gamers

VICE: Buenas, chicas. La primera pregunta: ¿sentís que os tratan diferente por ser mujeres?
Verónica: Sobre todo en las partidas online. Si matas a alguien, eres una puta y una zorra. Judit: Yo no les doy tiempo a insultarme, los aniquilo rápido. Se quejan por eso. Jade: A mí me ha pasado estar en una conversación con más gente, intentar hablar de algún videojuego y que me miren raro.

Hablando de eso, ¿creéis que tienes que saber más que los tíos sobre el mundo de los videojuegos para que os tomen en serio?
Judit: Hoy día sí y antiguamente, también. Lo que pasa es que cada día hay más chicas interesadas en este mundillo y muchas veces tienen más conocimiento que los gamers hombres.

¿Sentís que os cosifican?
Verónica: A mí que me gusta el cosplay y me he encontrado con que lo transforman en un tema sexual, en plan: “¡Buah, me encanta verte de Lara Croft!”. Y yo les digo: “A ver, yo puedo ser Lara sin necesidad de que me la metas”. Perdón por decirlo así, pero es que es así.

Publicidad

Judit: A nosotras no se nos juzga por si sabemos jugar bien o por si sabemos mucho de videojuegos, se nos juzga por si somos guapas o vestimos como prostitutas. Si enseñas cacha con tu cosplay, te tachan de guarrilla. Pero es que son los creadores los que han hecho así al personaje.

¿Creéis que es un ambiente machista?
Judit: Sí. Cuando juegas online, es muy difícil que un grupo te acepte por el simple hecho de ser chica.

Verónica: Yo he tenido suerte en ese aspecto. En Uncharted he encontrado un grupo maravillosa y ahora quedamos y todo. Pero sí que se hace difícil entrar. Tienes más presión por quedar mal por ser mujer. Por otro lado, cuando van contra ti te insultan, cuando van contigo, no y cuando necesitas munición, te la dan a ti la primera. No es que me guste, pero igual que ellos se benefician de muchas cosas por ser hombres, nosotras también sabemos aprovechar la situación. Pero lo ideal sería que todos fuéramos iguales, independientemente del sexo.

¿Cómo te sientes cuando te paran para echarse fotos contigo? ¿Crees que te paran por el cosplay o por arrimarse a una chica?
Verónica: A mí me encanta, me gustaría pensar que es por motivos honestos y sinceros. Si luego hay algún pervertido, intento no pensar. Es algo a lo que te expones cuando vienes de cosplay.

Judit Perales, 19, jugadora profesional en el equipo Team Frenetics, además de youtuber e instagramer

1543852824979-Judith-Pro-1

VICE: ¿Cómo es ser mujer en el mundo de los videojuegos? ¿Sientes que te tratan diferente?
Judit: Sí. Creo que nos tratan diferente porque creen que por ser mujeres somos muy malas con los videojuegos. Si naces con un don para los videojuegos, da igual que seas hombre o mujer.

¿Crees que tienes un don?
Sí. Me considero muy fanática.

¿Te sientes cosificada?
En YouTube veo que si haces un vídeo en tirantes o enseñando más carne te llevas más visitas que si no lo haces, aunque te hagas un buen cosplay. Eso me da mucha rabia.

¿Y sientes que es un mundillo machista?
Yo creo que los equipos cogen a más chicos que chicas, o sea que sí.

¿Se te exige que sepas más de videojuegos que a los hombres?
A mí no me suelen discriminar por no saber de algo, es normal no conocerlo todo, pero sí que he notado gente que se sienta amenazada porque tú sepas más de videojuegos que ellos.

Como mujer en el mundo de los videojuegos, ¿qué es lo peor que te ha pasado?
Que me critiquen por mi forma de ser. Yo soy la única chica de mi equipo y a veces la gente piensa que no pintas nada ahí, que te ponen por rellenar, o al revés, al estar en un equipo lleno de hombres me critican por no estar en un equipo femenino.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.