Estados Unidos

Así es como la administración de Trump defiende la separación de familias

"La Biblia dice que tenemos que hacerlo, pero también nos obligan los demócratas".
20.6.18
Akemi Vargas, de ocho años, llora mientras explica frente al edificio del Tribunal del Distrito de los Estados Unidos, como la han separado de su padre durante una protesta en Phoenix en contra de la separación de las familias inmigrantes. Sandra Day O'Connor, 18 de junio de 2018/AP Phoyos/Ross D. Franklin

Artículo publicado originalmente por VICE Noticias Estados Unidos.

La administración de Trump no ha dejado en claro su versión de por qué la patrulla fronteriza ha comenzado a separar a niños de sus familias y detenerlos. Las justificaciones de los funcionarios involucrados abarcan todo tipo de respuestas: desde la bíblica hasta acusar a los demócratas.

El procurador general Jeff Sessions anunció la nueva política de "cero tolerancia" en abril, que establece que la patrulla fronteriza arreste de inmediato a cualquier adulto que sea sorprendido tratando de ingresar ilegalmente al país y lo coloque en detención en una cárcel federal. Desde entonces, miles de niños —un aumento de más del 20 por ciento— han sido separados de sus padres y puestos en centros de detención bajo el cuidado del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Publicidad

Algunos duermen en jaulas con colchones y mantas térmicas en el suelo, mientras que otros permanecen en "ciudades de tiendas de campaña" temporales en el desierto. Incluso los bebés son llevados a lo que la administración llama refugios de "tierna edad".

A medida que se filtra más información sobre esta medida, los periodistas y el público han exigido respuestas. Pero los funcionarios de la administración de Trump, incluidos Sessions y la secretaria de Seguridad Kirstjen Nielsen, han dado razones que no siempre se complementan. Algunos incluso negaron que la política exista en absoluto.

Sólo estamos aplicando una ley existente

Nielsen dijo en una conferencia de prensa el lunes que la administración solo está haciendo lo que las administraciones de Obama y Bush hicieron: hacer cumplir las leyes existentes.

"La administración de Obama, la administración de Bush separaron a las familias en… Lo hicieron absolutamente", dijo.

Es cierto que las administraciones anteriores dividieron a las familias, pero no era tan común. Entonces las agencias actuaban con mucha mayor discreción al decidir contra qué personas que cruzaron la frontera presentarían cargos penales. Pero la nueva política de "cero tolerancia" de Session requiere que los adultos sean arrestados y detenidos en la cárcel federal, donde los niños no pueden ser retenidos. El cumplimiento de esta medida ha resultado en una tasa mucho más alta de separaciones familiares.

Publicidad

Bajo la administración de Obama, el gobierno estableció las ciudades de tiendas de campaña en respuesta a los miles de menores no acompañados que cruzaban la frontera. Pero la mayoría de los niños habían cruzado sin familias, y los defensores de la política citaron la verdadera crisis de aquel entonces como una razón para esas condiciones.

Los demócratas nos obligaron a hacerlo

Trump ha mantenido su postura de que los demócratas son los verdaderos culpables de que las familias sean separadas en la frontera.

"Los demócratas impusieron esta ley sobre nuestra nación. Lo odio. Odio ver la separación de padres e hijos", dijo Trump el viernes pasado. "Es un proyecto de ley demócrata".

Los demócratas son el problema. No les importa el crimen y quieren que los inmigrantes ilegales, sin importar qué tan malos sean, lleguen e infesten nuestro País, como el MS-13. ¡No pueden triunfar con sus terribles políticas, así que los ven como votantes en potencia!

Sin embargo, ninguna ley o proyecto de ley, ya sea demócrata o republicano, es responsable de separar a los padres y sus hijos. En cambio, la política de "tolerancia cero" de Sessions es la culpable.

La Casa Blanca parece estar citando un acuerdo judicial de 1997 y una ley de 2008 (firmada por el presidente republicano George W. Bush) como prueba. Pero ninguno ordena que los niños sean separados de sus familias.

Trump también agregó que "los demócratas tienen el control" para solucionar el problema, a pesar de que los republicanos controlan ambas cámaras del Congreso.

La Biblia dice que tenemos que hacerlo

Dios requiere que la administración de Trump haga cumplir la ley y separe a las familias en la frontera, dijo Sessions en Fort Wayne, Indiana, la semana pasada. Un día antes, un funcionario católico había calificado la política de "inmoral".

"Le citaría al apóstol Pablo y su clara y sabia orden en Romanos 13: obedecer las leyes del gobierno porque Dios las ha ordenado para poner orden", dijo. "Los procesos legales y ordenados son buenos en sí mismos y protegen a los débiles".

Publicidad

Más tarde, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, respaldó los comentarios de Sessions.

"Puedo decir que es muy bíblico hacer cumplir la ley. Esto se repite varias veces en toda la Biblia", aclaró. "Es una política moral dar seguimiento y hacer cumplir la ley".

Tenemos que detener el crimen

El presidente Trump ha tuiteado varias veces en los últimos días sobre los supuestos crímenes que los inmigrantes ilegales cometen después de cruzar la frontera. En un tuit incluso culpó indirectamente a los niños.

Los niños están siendo utilizados por algunos de los peores criminales en la tierra como un medio para ingresar a nuestro país. ¿Alguien ha puesto atención en el Crimen que está ocurriendo al sur de la frontera? Es histórico, con algunos países como los lugares más peligrosos del mundo. No va a suceder en Estados Unidos

En realidad, no hay datos que respalden la idea de que los inmigrantes indocumentados cometan más delitos que los estadounidenses nativos. El número de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos se triplicó entre 1990 y 2013, mientras que los delitos violentos se redujeron en un 48 por ciento y los delitos contra la propiedad en un 41 por ciento. Varios estudios han demostrado que los inmigrantes cometen menos crímenes que los estadounidenses nacidos en el país.

Ni siquiera estamos separando a las familias

Antes de su controvertida conferencia de prensa el lunes, Nielsen había dicho en Twitter que la política ni siquiera existía.

No tenemos una política de separación de familias en la frontera. Punto.

Pero la política existe, y Nielsen la ha defendido. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos incluso explica en su sitio web y en un volante que los niños serán colocados al cuidado del Departamento de Salud y Servicios Humanos, mientras que sus padres son referidos al Departamento de Justicia.

Imagen de portada: Akemi Vargas, de ocho años, llora mientras habla de la separación con su padre durante una protesta contra la separación familiar frente al edificio del Tribunal de Distrito de Estados Unidos Sandra Day O'Connor, el lunes 18 de junio de 2018 en Phoenix.