FYI.

This story is over 5 years old.

La música electrónica en Nayarit nunca sonó tan bien como Tyu

Mario González Alvarado es Tyu, la nueva promesa de la música electrónica nacional y un tesoro escondido en el extenso estado de Nayarit.

En cualquier rincón del país se está gestando algún proyecto musical que vale la pena escuchar, de eso no hay duda. Sin embargo, siempre existen expectativas predeterminadas sobre algunas regiones en específico. No extraña oír que algún productor de Guadalajara está rompiéndola en las noches de cada fin de semana, ni tampoco ver que en el D.F. hay un colectivo nuevo de DJs haciendo ruido o que en el norte del país hay alguien revolucionando el sonido de hace años. Parece natural. Por eso es que cuando alguien que proviene de alguna zona que no imaginamos hace las cosas tan bien, siempre es motivo de alegría instantánea.

Publicidad

Mario González Alvarado es oriundo de Tepic, la capital de Nayarit, y es un viajero del país que parece retomar mucho de todos los lugares que visita para plasmarlo en su música. Ha vivido en su natal Tepic, pero también en otros lugares como Puerto Vallarta o Mérida, lugar donde reside actualmente. A pesar de eso, su obra es una extrañeza entre el resto de sus contemporáneos. No se escucha como muchas cosas del país, sino que más bien pareciera estar manufacturada lejos de aquí o, por lo menos situada en un contexto diferente. Una verdadera bocanada de aire fresco nacional.

Por eso y porque recientemente sacó un atinadísimo EP con COCOBASS, una de nuestras disqueras latinoamericanas favoritas. Decidimos platicar con él y ahondar un poco más sobre la gestación de su obra, su opinión sobre otros productores nacionales, la transición de su música y aquello que se espera para un futuro no muy lejano. Sabemos que es la próxima gran cosa de la electrónica nacional y por eso deben seguirle bien la pista.

Así se puso el cotorreo:

THUMP: Seguro te han preguntado mucho a cerca de tu ciudad natal y la escena que se vive allá, entonces eso no es mucho de nuestro interés. Pero nunca encontramos un significado preciso a las siglas de tu nombre de batalla (Tyu), ¿es –tal cual- lo que insinúan las dos letras: un pronombre personal dirigido a alguien en específico?

Tyu: Tyu no significa nada (por ahora, ja), es un nombre que salió al azar. Se pronuncia 'Tiu'.

Publicidad

Tú música es algo particular. Llevas ya vario tiempo haciendo música formal y lo que hemos podido escuchar es diferente entre sí, ¿cómo es ese proceso creativo de producción que te lleva a hacer música? Es decir, ¿está influenciado por momentos específicos de tu vida, por música que escuchas en ese momento o es simple impulso natural?

Al principio en el primer EP era algo espontáneo, no pensaba mucho en cómo quería que sonara, más bien solo iba experimentando hasta que salía algo. Ahora trato de armar una idea y de ser más ordenado al estar sentado frente a la computadora. Influye un poco de todo, lo que más influye es el mood en el que esté en el momento.

Sacaste un increíble disco hace un año llamado Afrika en donde podía escucharse una especie de música electrónica que pocas veces se encuentra por estas latitudes. ¿En qué te basaste para crear ese disco?

Me basé en lo que había hecho antes, no estaba a gusto con el sonido del primer ep y traté de cambiarlo. Me gustaba pero no era a lo que quería que sonara Tyu. En ese entonces vivía en Pto. Vallarta, supongo que el calor y el ambiente relajado tuvo que ver en hacerlo más bailable y tropical.

Tenías un proyecto antes con alguien más que hacía alusión a la música de habitación y sin embargo lo que ahora haces no se escucha nada a un cuarto cerrado. ¿Cómo ha sido ese salto de hacer canciones de bedroom pop a crear obras memorables para la pista de baile?

Publicidad

El cambio fue muy rápido, creo que el empezar a tocar en vivo hizo que de alguna manera me diera cuenta de que lo que quería era hacer cosas enfocadas a la pista de baile.

En cualquier rincón del país se está gestando algún proyecto musical que vale la pena escuchar, de eso no hay duda. Sin embargo, siempre existen expectativas predeterminadas sobre algunas regiones en específico. No extraña oír que algún productor de Guadalajara está rompiéndola en las noches de cada fin de semana, ni tampoco ver que en el D.F. hay un colectivo nuevo de DJs haciendo ruido o que en el norte del país hay alguien revolucionando el sonido de hace años. Parece natural. Por eso es que cuando alguien que proviene de alguna zona que no imaginamos hace las cosas tan bien, siempre es motivo de alegría instantánea.

Mario González Alvarado es oriundo de Tepic, la capital de Nayarit, y es un viajero del país que parece retomar mucho de todos los lugares que visita para plasmarlo en su música. Ha vivido en su natal Tepic, pero también en otros lugares como Puerto Vallarta o Mérida, lugar donde reside actualmente. A pesar de eso, su obra es una extrañeza entre el resto de sus contemporáneos. No se escucha como muchas cosas del país, sino que más bien pareciera estar manufacturada lejos de aquí o, por lo menos situada en un contexto diferente. Una verdadera bocanada de aire fresco nacional.

Por eso y porque recientemente sacó un atinadísimo EP con COCOBASS, una de nuestras disqueras latinoamericanas favoritas. Decidimos platicar con él y ahondar un poco más sobre la gestación de su obra, su opinión sobre otros productores nacionales, la transición de su música y aquello que se espera para un futuro no muy lejano. Sabemos que es la próxima gran cosa de la electrónica nacional y por eso deben seguirle bien la pista.

Así se puso el cotorreo:

THUMP: Seguro te han preguntado mucho a cerca de tu ciudad natal y la escena que se vive allá, entonces eso no es mucho de nuestro interés. Pero nunca encontramos un significado preciso a las siglas de tu nombre de batalla (Tyu), ¿es –tal cual- lo que insinúan las dos letras: un pronombre personal dirigido a alguien en específico?

Tyu: Tyu no significa nada (por ahora, ja), es un nombre que salió al azar. Se pronuncia 'Tiu'.

Tú música es algo particular. Llevas ya vario tiempo haciendo música formal y lo que hemos podido escuchar es diferente entre sí, ¿cómo es ese proceso creativo de producción que te lleva a hacer música? Es decir, ¿está influenciado por momentos específicos de tu vida, por música que escuchas en ese momento o es simple impulso natural?

Al principio en el primer EP era algo espontáneo, no pensaba mucho en cómo quería que sonara, más bien solo iba experimentando hasta que salía algo. Ahora trato de armar una idea y de ser más ordenado al estar sentado frente a la computadora. Influye un poco de todo, lo que más influye es el mood en el que esté en el momento.

Sacaste un increíble disco hace un año llamado Afrika en donde podía escucharse una especie de música electrónica que pocas veces se encuentra por estas latitudes. ¿En qué te basaste para crear ese disco?

Me basé en lo que había hecho antes, no estaba a gusto con el sonido del primer ep y traté de cambiarlo. Me gustaba pero no era a lo que quería que sonara Tyu. En ese entonces vivía en Pto. Vallarta, supongo que el calor y el ambiente relajado tuvo que ver en hacerlo más bailable y tropical.

Tenías un proyecto antes con alguien más que hacía alusión a la música de habitación y sin embargo lo que ahora haces no se escucha nada a un cuarto cerrado. ¿Cómo ha sido ese salto de hacer canciones de bedroom pop a crear obras memorables para la pista de baile?

El cambio fue muy rápido, creo que el empezar a tocar en vivo hizo que de alguna manera me diera cuenta de que lo que quería era hacer cosas enfocadas a la pista de baile.

Los discos que has sacado hasta ahora están editados de manera distinta, uno de ellos con Cocobass, esa increíble disquera de Venezuela que tanto nos gusta. ¿Cómo fue el contacto con ellos para que publicaran el disco nuevo?

Me acuerdo que a COCOBASS lo topé por internet hace buen rato, casi desde que empecé a hacer música. Siempre me gustó lo que sacaban, pero nunca se me ocurrió sacar algo con ellos. El hecho de ver que no eran nada pretenciosos, a pesar de las cosas que han sacado con productores tan gruesos, hizo que me acercara a ellos. Les mandé un demo como de 3 minutos y les planteé la idea de sacar un EP con ellos, por suerte les gustó y a los pocos días me confirmaron.

'El Considerado' es un disco que no se escucha para nada a lo que hacías en The Roomates ni en Áfrika como solista. ¿Cómo fue ese cambio de dirección? Es decir, ¿fue premeditado o simplemente ocurrió de manera improvisada?

Fue algo que más que buscarlo, se fue dando solo. Creo que el no ser una persona tan social y de repente ir a tocar a un lugar como el D.F. hizo que inconscientemente cambiara mi sonido.

En esa experimentación de sonidos y géneros vemos que eres alguien bastante bondadoso y virtuoso. Ahora que Áfrika y El Considerado están en tu curriculum como dos obras completamente diferentes, ¿estás pensando en explorar algún nuevo tipo de música electrónica en un futuro?

No, yo creo que sería muy difícil moverme de la línea en la que estoy, más bien pienso seguir haciendo cosas como lo que he hecho de El Considerado para acá.

Hablemos de El Considerado, un disco que podría estar fácilmente dentro del catálogo de una disquera como Cómeme si se hubieran dado cuenta antes de su existencia. ¿Creaste el disco a partir de una influencia como esa? O simplemente fue una decisión meramente personal.

El Considerado salió de querer hacer algo más bailable. Cada track aporta cierta crudeza al ep y me gusta pensar que también tienen un poco de atemporalidad. En general es un sonido cohibido, básico, repetitivo, obscuro y profundo, que está pensado para que los djs lo pongan y la gente lo baile en los clubs. Traté de que todo esto se reflejara en el arte disco, de la mano de Yen Alehman, un artista del D.F. con el que conecto muy bien y que se ha encargado de darle imagen a Tyu desde el comienzo del proyecto. De los tres lanzamientos que he hecho, El Considerado es el que más refleja mi personalidad.

También vemos que formas parte de ese increíble crew llamado Ssensorial que está dirigido por otro genio joven, Niño Árbol, ¿Cómo fue que te invitaron a formar parte del crew y cuál fue tu sensación cuando recibiste la propuesta?

A Kevin lo conozco desde antes que existiera Ssensorial, nos llegamos a juntar varias veces en Tepic e incluso participamos juntos en el Festival Marvin 2014. Un día me comentó que quería armar un colectivo y me dijo que si le quería entrar, y pues yo encantado. Creo que fui el segundo integrante después de él.

Eres muy joven y has estado tocando en vivo por muy poco tiempo. ¿Cómo se ve –desde el punto de vista de alguien que comienza a adentrarse en la música electrónica- ese mundo de productores de música electrónica nacionales?

Está creciendo muy rápido. Hay muchos sellos y a cada rato están saliendo nuevos artistas que proponen cosas diferentes e interesantes.

¿Cuáles son los planes a futuro para ti como persona y para Tyu como proyecto?

Estudio Arquitectura, así que por lo pronto terminar la carrera. En cuanto a Tyu, seguir haciendo música y tocando.

Sin tener planes en mente ni mucho menos, ¿en qué otros géneros musicales te gustaría adentrarte a la exploración como productor?

No me veo haciendo cosas que no tengan que ver con la electrónica, aún me falta mucho por explorarle a éste género.

Manda un mensaje desde Mérida a toda la gente de Thump que te está leyendo en este momento.

Espero les haya gustado. Arriba Nayarit. XOXO

Conéctate con Tyu en: Soundcloud // Facebook // Mixcloud

Joan Escutia, fundador de Tacón De Oro y perdedor profesional, síguelo en–@JoanTDO

Los discos que has sacado hasta ahora están editados de manera distinta, uno de ellos con Cocobass, esa increíble disquera de Venezuela que tanto nos gusta. ¿Cómo fue el contacto con ellos para que publicaran el disco nuevo?

Me acuerdo que a COCOBASS lo topé por internet hace buen rato, casi desde que empecé a hacer música. Siempre me gustó lo que sacaban, pero nunca se me ocurrió sacar algo con ellos. El hecho de ver que no eran nada pretenciosos, a pesar de las cosas que han sacado con productores tan gruesos, hizo que me acercara a ellos. Les mandé un demo como de 3 minutos y les planteé la idea de sacar un EP con ellos, por suerte les gustó y a los pocos días me confirmaron.

'El Considerado' es un disco que no se escucha para nada a lo que hacías en The Roomates ni en Áfrika como solista. ¿Cómo fue ese cambio de dirección? Es decir, ¿fue premeditado o simplemente ocurrió de manera improvisada?

Fue algo que más que buscarlo, se fue dando solo. Creo que el no ser una persona tan social y de repente ir a tocar a un lugar como el D.F. hizo que inconscientemente cambiara mi sonido.

En esa experimentación de sonidos y géneros vemos que eres alguien bastante bondadoso y virtuoso. Ahora que Áfrika y El Considerado están en tu curriculum como dos obras completamente diferentes, ¿estás pensando en explorar algún nuevo tipo de música electrónica en un futuro?

Publicidad

No, yo creo que sería muy difícil moverme de la línea en la que estoy, más bien pienso seguir haciendo cosas como lo que he hecho de El Considerado para acá.

En cualquier rincón del país se está gestando algún proyecto musical que vale la pena escuchar, de eso no hay duda. Sin embargo, siempre existen expectativas predeterminadas sobre algunas regiones en específico. No extraña oír que algún productor de Guadalajara está rompiéndola en las noches de cada fin de semana, ni tampoco ver que en el D.F. hay un colectivo nuevo de DJs haciendo ruido o que en el norte del país hay alguien revolucionando el sonido de hace años. Parece natural. Por eso es que cuando alguien que proviene de alguna zona que no imaginamos hace las cosas tan bien, siempre es motivo de alegría instantánea.

Mario González Alvarado es oriundo de Tepic, la capital de Nayarit, y es un viajero del país que parece retomar mucho de todos los lugares que visita para plasmarlo en su música. Ha vivido en su natal Tepic, pero también en otros lugares como Puerto Vallarta o Mérida, lugar donde reside actualmente. A pesar de eso, su obra es una extrañeza entre el resto de sus contemporáneos. No se escucha como muchas cosas del país, sino que más bien pareciera estar manufacturada lejos de aquí o, por lo menos situada en un contexto diferente. Una verdadera bocanada de aire fresco nacional.

Por eso y porque recientemente sacó un atinadísimo EP con COCOBASS, una de nuestras disqueras latinoamericanas favoritas. Decidimos platicar con él y ahondar un poco más sobre la gestación de su obra, su opinión sobre otros productores nacionales, la transición de su música y aquello que se espera para un futuro no muy lejano. Sabemos que es la próxima gran cosa de la electrónica nacional y por eso deben seguirle bien la pista.

Así se puso el cotorreo:

THUMP: Seguro te han preguntado mucho a cerca de tu ciudad natal y la escena que se vive allá, entonces eso no es mucho de nuestro interés. Pero nunca encontramos un significado preciso a las siglas de tu nombre de batalla (Tyu), ¿es –tal cual- lo que insinúan las dos letras: un pronombre personal dirigido a alguien en específico?

Tyu: Tyu no significa nada (por ahora, ja), es un nombre que salió al azar. Se pronuncia 'Tiu'.

Tú música es algo particular. Llevas ya vario tiempo haciendo música formal y lo que hemos podido escuchar es diferente entre sí, ¿cómo es ese proceso creativo de producción que te lleva a hacer música? Es decir, ¿está influenciado por momentos específicos de tu vida, por música que escuchas en ese momento o es simple impulso natural?

Al principio en el primer EP era algo espontáneo, no pensaba mucho en cómo quería que sonara, más bien solo iba experimentando hasta que salía algo. Ahora trato de armar una idea y de ser más ordenado al estar sentado frente a la computadora. Influye un poco de todo, lo que más influye es el mood en el que esté en el momento.

Sacaste un increíble disco hace un año llamado Afrika en donde podía escucharse una especie de música electrónica que pocas veces se encuentra por estas latitudes. ¿En qué te basaste para crear ese disco?

Me basé en lo que había hecho antes, no estaba a gusto con el sonido del primer ep y traté de cambiarlo. Me gustaba pero no era a lo que quería que sonara Tyu. En ese entonces vivía en Pto. Vallarta, supongo que el calor y el ambiente relajado tuvo que ver en hacerlo más bailable y tropical.

Tenías un proyecto antes con alguien más que hacía alusión a la música de habitación y sin embargo lo que ahora haces no se escucha nada a un cuarto cerrado. ¿Cómo ha sido ese salto de hacer canciones de bedroom pop a crear obras memorables para la pista de baile?

El cambio fue muy rápido, creo que el empezar a tocar en vivo hizo que de alguna manera me diera cuenta de que lo que quería era hacer cosas enfocadas a la pista de baile.

Los discos que has sacado hasta ahora están editados de manera distinta, uno de ellos con Cocobass, esa increíble disquera de Venezuela que tanto nos gusta. ¿Cómo fue el contacto con ellos para que publicaran el disco nuevo?

Me acuerdo que a COCOBASS lo topé por internet hace buen rato, casi desde que empecé a hacer música. Siempre me gustó lo que sacaban, pero nunca se me ocurrió sacar algo con ellos. El hecho de ver que no eran nada pretenciosos, a pesar de las cosas que han sacado con productores tan gruesos, hizo que me acercara a ellos. Les mandé un demo como de 3 minutos y les planteé la idea de sacar un EP con ellos, por suerte les gustó y a los pocos días me confirmaron.

'El Considerado' es un disco que no se escucha para nada a lo que hacías en The Roomates ni en Áfrika como solista. ¿Cómo fue ese cambio de dirección? Es decir, ¿fue premeditado o simplemente ocurrió de manera improvisada?

Fue algo que más que buscarlo, se fue dando solo. Creo que el no ser una persona tan social y de repente ir a tocar a un lugar como el D.F. hizo que inconscientemente cambiara mi sonido.

En esa experimentación de sonidos y géneros vemos que eres alguien bastante bondadoso y virtuoso. Ahora que Áfrika y El Considerado están en tu curriculum como dos obras completamente diferentes, ¿estás pensando en explorar algún nuevo tipo de música electrónica en un futuro?

No, yo creo que sería muy difícil moverme de la línea en la que estoy, más bien pienso seguir haciendo cosas como lo que he hecho de El Considerado para acá.

Hablemos de El Considerado, un disco que podría estar fácilmente dentro del catálogo de una disquera como Cómeme si se hubieran dado cuenta antes de su existencia. ¿Creaste el disco a partir de una influencia como esa? O simplemente fue una decisión meramente personal.

El Considerado salió de querer hacer algo más bailable. Cada track aporta cierta crudeza al ep y me gusta pensar que también tienen un poco de atemporalidad. En general es un sonido cohibido, básico, repetitivo, obscuro y profundo, que está pensado para que los djs lo pongan y la gente lo baile en los clubs. Traté de que todo esto se reflejara en el arte disco, de la mano de Yen Alehman, un artista del D.F. con el que conecto muy bien y que se ha encargado de darle imagen a Tyu desde el comienzo del proyecto. De los tres lanzamientos que he hecho, El Considerado es el que más refleja mi personalidad.

También vemos que formas parte de ese increíble crew llamado Ssensorial que está dirigido por otro genio joven, Niño Árbol, ¿Cómo fue que te invitaron a formar parte del crew y cuál fue tu sensación cuando recibiste la propuesta?

A Kevin lo conozco desde antes que existiera Ssensorial, nos llegamos a juntar varias veces en Tepic e incluso participamos juntos en el Festival Marvin 2014. Un día me comentó que quería armar un colectivo y me dijo que si le quería entrar, y pues yo encantado. Creo que fui el segundo integrante después de él.

Eres muy joven y has estado tocando en vivo por muy poco tiempo. ¿Cómo se ve –desde el punto de vista de alguien que comienza a adentrarse en la música electrónica- ese mundo de productores de música electrónica nacionales?

Está creciendo muy rápido. Hay muchos sellos y a cada rato están saliendo nuevos artistas que proponen cosas diferentes e interesantes.

¿Cuáles son los planes a futuro para ti como persona y para Tyu como proyecto?

Estudio Arquitectura, así que por lo pronto terminar la carrera. En cuanto a Tyu, seguir haciendo música y tocando.

Sin tener planes en mente ni mucho menos, ¿en qué otros géneros musicales te gustaría adentrarte a la exploración como productor?

No me veo haciendo cosas que no tengan que ver con la electrónica, aún me falta mucho por explorarle a éste género.

Manda un mensaje desde Mérida a toda la gente de Thump que te está leyendo en este momento.

Espero les haya gustado. Arriba Nayarit. XOXO

Conéctate con Tyu en: Soundcloud // Facebook // Mixcloud

Joan Escutia, fundador de Tacón De Oro y perdedor profesional, síguelo en–@JoanTDO

Hablemos de El Considerado, un disco que podría estar fácilmente dentro del catálogo de una disquera como Cómeme si se hubieran dado cuenta antes de su existencia. ¿Creaste el disco a partir de una influencia como esa? O simplemente fue una decisión meramente personal.

El Considerado salió de querer hacer algo más bailable. Cada track aporta cierta crudeza al ep y me gusta pensar que también tienen un poco de atemporalidad. En general es un sonido cohibido, básico, repetitivo, obscuro y profundo, que está pensado para que los djs lo pongan y la gente lo baile en los clubs. Traté de que todo esto se reflejara en el arte disco, de la mano de Yen Alehman, un artista del D.F. con el que conecto muy bien y que se ha encargado de darle imagen a Tyu desde el comienzo del proyecto. De los tres lanzamientos que he hecho, El Considerado es el que más refleja mi personalidad.

También vemos que formas parte de ese increíble crew llamado Ssensorial que está dirigido por otro genio joven, Niño Árbol, ¿Cómo fue que te invitaron a formar parte del crew y cuál fue tu sensación cuando recibiste la propuesta?

A Kevin lo conozco desde antes que existiera Ssensorial, nos llegamos a juntar varias veces en Tepic e incluso participamos juntos en el Festival Marvin 2014. Un día me comentó que quería armar un colectivo y me dijo que si le quería entrar, y pues yo encantado. Creo que fui el segundo integrante después de él.

Publicidad

Eres muy joven y has estado tocando en vivo por muy poco tiempo. ¿Cómo se ve –desde el punto de vista de alguien que comienza a adentrarse en la música electrónica- ese mundo de productores de música electrónica nacionales?

Está creciendo muy rápido. Hay muchos sellos y a cada rato están saliendo nuevos artistas que proponen cosas diferentes e interesantes.

¿Cuáles son los planes a futuro para ti como persona y para Tyu como proyecto?

Estudio Arquitectura, así que por lo pronto terminar la carrera. En cuanto a Tyu, seguir haciendo música y tocando.

Sin tener planes en mente ni mucho menos, ¿en qué otros géneros musicales te gustaría adentrarte a la exploración como productor?

No me veo haciendo cosas que no tengan que ver con la electrónica, aún me falta mucho por explorarle a éste género.

Manda un mensaje desde Mérida a toda la gente de Thump que te está leyendo en este momento.

Espero les haya gustado. Arriba Nayarit. XOXO

Conéctate con Tyu en: Soundcloud // Facebook // Mixcloud

Joan Escutia, fundador de Tacón De Oro y perdedor profesional, síguelo en–@JoanTDO