nba

Los Raptors retan a los Cavs a tirar...y les funciona

Toronto logró empatar la serie 2-2 protegiendo la pintura y dejando que los Cavaliers fallen triples. ¿Podrán Cleveland encontrar su puntería en el Juego 5?
25.5.16
Dan Hamilton-USA TODAY Sports

El ex entrenador de la NBA y analista de basquetbol, Hubie Brown, alguna vez dijo que tirar cubre una multitud de pecados. En los primeros dos juegos de las Finales de la Conferencia Este y en los primeros 10 de los playoffs, los pecados de los Cavaliers de Cleveland estuvieron escondidos debajo de una montaña de canastas. En su paliza de cuatro partidos contra los Hawks de Atlanta, los Cavaliers lograron un 50.7 por ciento en tiros más allá de la llave y terminaron con 77 puntos de tres; a sólo dos del récord de todos los tiempos de puntos de tres en postemporada.

Publicidad

Sin embargo, en los últimos dos juegos de lo que ha sido una sorpresiva serie ante los Raptors de Toronto, Cleveland se ha relajado. De cara al crucial Juego 5 de esta noche, los defectos de los Cavaliers antes escondidos comienza a brotar.

Leer más: Kevin Durant está enrachado y parece no detenerse

Los Raptors llegaron al Juego 1 y 2 con la intención de cubrir muy de cerca a los jugadores de perímetro de Cleveland para prevenir espacios detrás del aro. En el vídeo de abajo, Bismack Biyombo cubre a Tristan Thompson codo a codo pero se niega a desplazarse hacia la pintura por temor a una jugada de pantalla de Kyrie Irving. Ya que Biyombo está lejos de la pintura, J.R. Smith es capaz de anotar una fácil clavada:

Esta posesión ejemplifica lo que Toronto tuvo que sacrificar. Al proteger el perímetro a toda costa, dejaron desprotegido el aro. LeBron James se dio un festín en la separada defensa de Toronto, anotando 24 puntos en el Juego 1 después de 11 intentos convertidos de 13.

En el Juego 2, los Raptors se apegaron a su plan de juego al estirar su defensiva marcado de cerca a los tiradores, y se vieron mucho más rápidos para rotar cuando James se acercaba a la canasta. Ante la cerrada defensiva de Toronto, James encontró a tiradores desmarcados para lograr 11 asistencias y otra victoria.

¿Cuál fue el saldo para los Raptors? Alargar su defensiva no funcionó. A pesar de que Toronto limitó las chances de tres puntos de Toronto —tan sólo siete canastas de tres en cada uno de los primeros dos juegos—, los Cavs lograron acumular una impresionante cifra a la ofensiva que habría quedado en primer lugar durante la temporada regular.

Publicidad

Tal vez menos sorprendente es que los Raptors hayan cambiado su énfasis defensivo en el Juego 3. Todo era una apuesta: ¿Podría Toronto resguardar la llave y ser lo suficientemente rápido para cerrar los espacios a los tiradores de Cleveland? En el vídeo de abajo del Juego 3, los Cavs realizan los mismos movimientos de la secuencia anterior, es sólo que esta vez Biyombo se queda resguardando la pintura y elimina la posibilidad de un recorte hacia dentro:

La modificación defensiva de los Raptors cambió completamente la selección de tiros de Cleveland. En los Juegos 1 y 2, los Cavs tuvieron 59 oportunidades de tiro, anotando 42; en los Juegos 3 y 4, sólo lograron 45 tiros y encestaron 27. A la inversa, los Cavs incrementaron tres veces sus puntos de tres en los Juegos 3 y 4 comparado con los otros dos anteriores.

El ajuste fue, y sigue siendo, una apuesta arriesgada. Los Raptors no pueden resguardar la pintura y además competir con cada tiro de tres de Cleveland. Los Cavs tienen que explotar sus oportunidades en el perímetro, pero de la nada comenzaron a tener problemas.

En la primera mitad del Juego 4, los Cavs no lograron encestar un solo tiro de tres en nueve oportunidades, y de acuerdo a las cámaras de SportVu, dichos tiros fueron intentos de triples "muy abiertos" —tiros donde el defensor más cercano está más allá de seis pies del tirador—. No sólo eso, Cleveland encestó dos de siete triples "abiertos", es decir tiros donde el defensor más cercano se encuentra entre cuatro y seis pies de distancia.

Publicidad

Conforme los tiros fallidos se acumularon, el ritmo de Cleveland fue despedazándose. Kevin Love, quien por lo general es un anotador y pasador muy confiable, se vio superado ante DeMarre Carroll. Las entregas de balón como la que se ve en la secuencia de abajo generaron transiciones abiertas por parte de Toronto, ya que los Cavs se mezclaban a la hora de defender el contragolpe:

Incluso James, quien suele leer a la perfección las jugadas pick-and-roll, se vio afectado por el número de jugadores de Toronto defendiendo la pintura. En el vídeo de abajo, James recibe un doble bloqueo de pantalla y tiene una excelente oportunidad para enfrentar a Biyombo sobre la pintura. Pero en lugar de tomar su tiempo y obligar a Biyombo a elegir entre él y Frye, James lanza un pase telegrafiado que DeMar DeRozan logra sacar de la duela. La presencia de Biyombo es un factor de disuasión, aunque James suele ser muy bueno para terminar este tipo de jugadas:

La defensa de Biyombo ha sido clave para el resurgimiento de Toronto. Ha logrado un par de bloqueos destacables, incluyendo uno ante LeBron, y ha obligado a los Cavs a pensar dos veces cada ataque hacia el tablero. También a empezado a cambiarse al poste de James, permitiendo que Carroll y los demás aleros de Toronto se queden más cerca de los tiradores. Cuando James queda solo ante Biyombo sobre la banda, el jugador de los Raptors retrocede a la pintura, incitando a James a tirar. Es una estrategia interesante y hasta el momento ha funcionado; en parte por su naturaleza sorpresiva y confusa, y en parte porque Biyombo ha demostrado que puede lidiar con James en el uno contra uno.

La buena noticia para Cleveland, de cara al partido de esta noche, es que hay varias formas de combatir los ajustes de Toronto además de "tirar mejor". Cuando Biyombo se cambia de posición al enfrentar a James, los Cavs pueden usar esos movimientos como una dirección engañosa e inmediatamente atacar jalando la marca porque si Biyombo sigue esperando a James no estará colocado para detener al tirador disponible.

Publicidad

En el Juego 4, los Cavs también tuvieron éxito con Frye en el centro y Richard Jefferson junto con Irving, James y Matthew Dellavedova. Esta combinación de cinco hombres anotó en las primeras diez posesiones del último cuarto, e incluso encabezaron la ventaja por algunos minutos al final del partido. Jefferson reemplazó a Smith, quien había sido superado por DeRozan en toda la serie.

Sin embargo, por más que Smith haya tenido problemas con DeRozan, está lejos de ser el peor defensor en el plantel de Cleveland. Los Raptors tienden atacar a Irving y Love con pantallas, y por obvias razones: Irving suele tener dificultades para librarse de las pantallas. En el vídeo de abajo, Jefferson espera que Irving vaya tras DeRozan, ya que Irving parece desviar el balón. Pero de la nada, Irving abandona la marca sobre DeRozan y regresa a marcar a Kyle Lowry, quien tiene a Jefferson acorralado por una pantalla. Como resultado, DeRozan obtiene un fácil tiro flotado:

Este tipo de falta de comunicación le pasa demasiado frecuente a un equipo de Cleveland con aspiraciones al título. En el tercer y último cuarto del Juego 4, los Cavs anotaron en 14 posesiones consecutivas, pero sólo fueron capaces de sumar once puntos sobre los Raptors gracias a la constancia de la defensiva.

Es muy probable que los Cavaliers opten por tirar en el Juego 5. Son demasiado talentosos como para seguir fallando tantas buenas oportunidades, y al parecer se dieron cuenta de algunas cosas en la segunda mitad del Juego 4. Además estarán jugando en casa, pero sobre todo cuentan con LeBron James, quien no ha perdido una sola serie de playoffs de la Conferencia Este desde el 2010. La pregunta es, ¿podrá Cleveland encestar suficientes tiros para obligar a la defensiva de Toronto a regresar a su antigua estrategia? Los tiros cubren una multitud de pecados en el basquetbol, pero sólo cuando el balón logra entrar.