Superando la barrera de la empatía: la salud mental en la Premier League
PA Images
futbol y salud mental

Superando la barrera de la empatía: la salud mental en la Premier League

A los medios y fans les resulta difícil simpatizar con los futbolistas por sus envidiables vidas. Pero nunca se ha explorado suficiente el hecho que también experimentan problemas mentales como cualquier persona.
7.12.16

Para ser uno de los futbolistas más expresivos e impulsivos en la historia de la Premier League, Wayne Rooney siempre ha sido sorpresivamente reservado en las ruedas de prensa. Tan sólo horas después de enterarse que se quedaría en la banca para el partido de Inglaterra contra Eslovenia, Rooney lució tranquilo y comportado frente a la prensa nacional con excepción de un momento revelador. Justo cuando la conferencia de prensa iba a terminar, Rooney admitió un tanto avergonzado que su nivel atravesaba "un período complicado".

Publicidad

"La falta de confianza" y "la baja moral" son frases obligatorias en el vocabulario de todo fanático al futbol, pero existe una falta de conexión extraña entre su uso como la jerga del futbol y estos conceptos como efectos secundarios del poco saludable estado mental del individuo. Para muchos de nosotros, los futbolistas son simples estampas de Panini; máquinas que sólo existen sobre un campo de futbol durante 90 minutos a la semana. Cualquier "período complicado" está completamente relacionado al futbol y será resuelto, en su totalidad, por una buena actuación la semana que viene. No es siempre verdad.

Ver a Rooney pasearse sobre el campo desesperadamente en los últimos 12 meses ha desatado el interminable debate sobre si el bajón en su nivel de juego se debe a su confianza o se trata de una señal permanente de su declive, y por más raro que resulte, muy pocas personas se han detenido a pensar si la discusión tiene más bien que ver con su valor a la baja para su club y país. Muy rara vez, los medios y fans hablan de la presión psicológica sobre los futbolistas, o de cómo su actual salud mental —relacionada con las expectativas de su carrera, eventos personales o predisposiciones genéticas— podría tener un impacto en su nivel de juego.

Leer más: Una vez más, el futbol inglés está atrapado en un escándalo de abuso de menores

Los problemas de salud mental se han convertido poco a poco en una preocupación común entre los políticos británicos, pero casi nunca se discute el mismo aspecto dentro del deporte más amado por dicha región. El futbol juega un papel gigantesco en los años formativos de los jóvenes (el grupo menos esperado para buscar ayuda), y aún así no somos conscientes de lo que se hace para atacar los problemas de salud mental en este deporte.

Tal vez sea sorpresivo enterarse que cada año alrededor de 200 jugadores y ex jugadores acuden a los servicios de salud mental provistos por la Asociación Profesional de Futbolistas (PFA) por medio de la organización caritativa Sporting Chance. Por razones de confidencialidad, las cifras de jugadores de la Premier League que buscan apoyo no están disponibles, pero ya que la red en constante crecimiento de consejeros y psicoterapeutas se encuentra actualmente en 82, podemos asumir que los servicios han sido un éxito.

Publicidad

Cada vez más el futbol profesional se preocupa por la salud mental de los jugadores. Además de impartir seminarios educacionales a las academias y equipos reserva de los clubes y entrenar a personal en cada club perteneciente a la Premier League (capacitados completamente en ayuda para la salud mental), la PFA y Sporting Chance le ofrece a todos sus miembros acceso a una línea de ayuda las 24 horas. Durante la temporada 2016/17, los talleres sobre salud mental se repartirán entre los equipos reserva y titulares en la Premier League para enseñar a los jugadores profesionales acerca del bienestar mental y ayudarlos a mejorar su relación con las redes de ayuda.

El nivel, las lesiones y las críticas incesantes pueden recaer gravemente sobre la salud mental de los jugadores // PA Images

La Jefa de Operaciones de Sporting Chance, Shellie Heather, cree que esta red de consejería, inaugurada en 2013, "es uno de los mejores, si no es que el mejor, programa de asistencia en el país". Dado que el servicio es gratuito y no se requiere una lista de espera, Heather cree que la Premier League y la FA están haciendo un trabajo destacable para atacar los problemas de salud mental dentro del futbol. "Desconozco otros rubros de la sociedad donde los problemas mentales sean abordados de una manera tan inmediata".

Los jugadores pueden que tengan acceso a una excelente red de apoyo, pero esto no nos excusa, automáticamente, de ignorar los problemas de salud mental en el nivel más alto del futbol.

"Los fans no comprenden lo suficiente que los jugadores experimentan las mismas emociones que los jóvenes", comenta Martyn Heather, Presidente de Educación y Asistencia Social de la Premier League. "Lidiar con lesiones o una baja en el nivel de juego puede ser bastante complicado y, si eres susceptible, los problemas de salud mental pueden dispararse en cualquier momento. Es difícil para los fans entender que los practicantes del deporte que aman y que reciben mucho dinero por ello, también pueden experimentar problemas de este tipo".

Leer más: Los narcos y el balón: El Cambados, el equipo de pueblo que llegaba al campo en yate

Michael Bennett, Jefe de Asistencia Social de la PFA, concuerda con esto. "La percepción pública es, ¿por qué estos jugadores deberían tener problemas cuando ganan cuantiosas cantidades de dinero?" comenta. "En primer lugar son personas. La única diferencia es que son futbolistas que ganan muchísimo dinero, pero siguen siendo de carne y hueso y lo seguirán siendo hasta que dejen el futbol".

Entender mejor los problemas de salud mental que se originan en el futbol podría hacer de esto un tema más digerible para las jóvenes generaciones, mejorar la empatía de los aficionados promedio y, posiblemente, hablar del tema abiertamente.

Publicidad

Uno de cada cuatro personas en el Reino Unido experimentan problemas de salud mental cada año, y a pesar que el tema se ha vuelto tema de conversación en los asuntos políticos, ofrecer ayuda a las personas ha sido una tarea difícil. John Ashton, presidente de la Facultad de Salud Pública del Reino Unido, dijo a The Guardian en 2014 que "la condición de los hombres adultos es para preocuparse porque el suicidio ha incrementado". El suicidio es, de hecho, ahora la causa principal de muerte entre los hombres de entre 20 y 34 años.

Hablar de los problemas mentales en el futbol podrían motivar a más jóvenes a buscar ayuda // PA Images

No está tan alejado pensar que un mejor entendimiento de los problemas mentales en el futbol podría tener un efecto positivo en la sociedad. La Premier League tiene una audiencia potencial de 4.7 mil millones y, de acuerdo con un informe de globalwebindex.net, dos tercios de los espectadores de la Premier League son hombres y el 50 por ciento rondan entre los 16 y 35 años. Michael Bennett cree que podría haber una correlación significativa entre el silencio de los jóvenes y el silencio en las esferas más altas del futbol:

"Si podemos acabar con el estigma y el tabú de la salud mental, entonces más gente se abrirá y los fans podrán entender mejor su situación", comentó.

Ya que los jugadores son ejemplos a seguir para muchos jóvenes, existe sin duda un beneficio al crear más consciencia sobre los problemas de salud mental entre las estrellas del balompié mundial. "Tenemos que ser cuidadosos de no confundirlo con un problema exclusivo del futbol", advierte Shellie Heather. "La salud mental, particularmente entre los jóvenes, es un problema en ascenso. El futbol es sólo un reflejo inevitable de la sociedad, así que siempre habrá jugadores que experimenten este tipo de crisis. Si el futbol y la Premier League pueden ayudar a reducir el estigma, entonces puede que motive a más personas en otros ámbitos a buscar ayuda".

Leer más: El Penal: futbol femenil en Santa Martha

Joe Hart salió en los encabezados a principios de la temporada después de que Pep Guardiola lo dejara fuera de la plantilla titular y pidiera su transferencia. La simpatía por el portero de Inglaterra fue mínima, más allá de una fascinación básica con el aspecto entretenido de la anécdota, lo cual parece reflejar nuestra obsesión con el deporte como una actividad que deshumaniza a los atletas profesionales. El dinero y la fama de Hart lo coloca en una posición envidiable, pero cuántos de nosotros en realidad hemos considerado el impacto psicológico de su transferencia al Torino.

A este joven jugador de 29 años (edad ideal para ser futbolista, pero joven en cualquier otro ámbito) básicamente le dijeron que no tenía valor y, en un plazo de tres semanas, lo obligaron a mudarse a otro país. Afortunadamente, Hart ha podido lograr una transición satisfactoria, pero cualquiera de nosotros la habría pasado muy mal también durante esos meses.

Publicidad

Sería irresponsable asegurar que Hart o Rooney sufren serios problemas psicológicos, pero de todas formas sus historias son ejemplos intrigantes de la falta de empatía por parte de los medios y los fanáticos hacia los futbolistas, cuyo bienestar psicológico es tan complejo e importante como el nuestro.

EPA Images / Paolo Magni

"Rooney ha jugado más de 400 partidos para su club y país, y ahora de la nada lo han bajado de la convocatoria. Esto lo impactará de alguna u otra forma", dice Bennett. "Joe Hart se marchó a un nuevo club en el extranjero; eso seguro impactó su salud mental y bienestar".

Como es común comprender, las estrellas millonarias que han cumplido nuestros sueños de la infancia colectivos nos resultan, después de todo, ajenos. Y nadie de ellos espera tal indiferencia de nosotros. Pero los problemas de salud mental prevalecen en todas las esferas de la sociedad y el futbol de primer nivel podría ser una profesión riesgosa después de todo.

Aprender sobre la gigantesca red de servicios de salud mental disponibles para los jugadores de la Premier League podría ayudar a los individuos a hablar de este tema lejos de las canchas, como Shellie Heather destaca:

"El futbol es un maravilloso lenguaje unificador, y si la industria futbolística puede marcar la pauta para llevar a cabo esta agenda, creo que se puede acabar con el estigma y 'estandarizar' la idea de expresarlo y buscar ayuda cuando la gente se sienta mal".

Quizá es tiempo de reflexionar sobre el papel que jugamos como individuos cuando nos atrevemos a criticar a los jugadores y entrenadores. No sólo porque necesitamos regresarle el elemento humano a los jugadores, sino también porque podrían existir una correlación significativa entre la discusión sobre la salud mental de los futbolistas y el silencio que se oculta entre los jóvenes de Gran Bretaña y todo el mundo.

@alexkeble