Ocho momentos épicos de la historia del Estéreo Picnic

FYI.

This story is over 5 years old.

Ocho momentos épicos de la historia del Estéreo Picnic

Edición por edición, hicimos un recuento del corto pero bien substancioso legado del gran festival de la autonorte.

Foto por Diego Vega. 

Por las tarimas del Festival Estéreo Picnic han pasado los grandes, los soñados. Esos artistas que son tus ídolos, que tenías metidos en el iPod desde hace años y que, por mucho tiempo, pensaste que verlos en vivo era un sueño imposible. El Picnic musical celebrado a las afueras de la capital también se ha consolidado como el otro gran escenario masivo -junto al Rock al Parque- en el que las bandas locales se mueren por tocar.

Publicidad

Desde que comenzó como un pequeño festival de un día con seis artistas por allá en el 2010, el Estéreo Picnic no ha parado de crecer, de traer cada vez más artistas internacionales soñados, invitar a viejas y nuevas generaciones de artistas nacionales y de ir implementando mejores tecnologías en forma de manillas y aplicaciones para que vivir la experiencia festivalera sea cada vez más cómoda para los que se gastan sus ahorritos para poder asistir. Una historia que con la edición de este año -de la que ya estamos a días- cumple siete ediciones ininterrumpidas trayendo al país a los espectáculos musicales más cotizados y pedidos a nivel mundial.

MGMT, Crystal Castles, Red Hot Chili Peppers, Los Fabulosos Cadillacs y Phoenix son algunos de esos nombres grandes que han pasado por sus tarimas. Pero antes de que esta fiesta vuelva a suceder, hicimos un recuento con esos shows que para nosotros fueron épicos y que edición por edición, han hecho del Estéreo Picnic lo que es hoy.

***

Cuando Bomba Estéreo llegó a estallarla (2010)

En ese primer Estéreo Picnic, que tenía como cabezas de cartel a Matisyahu y al Instituto Mexicano del Sonido, Bomba Estéreo llegaba con su álbum Estalla recién salido del horno. Ese disco que los haría una sensación alrededor del globo con "Fuego". Un trabajo que literalmente es una descarga de adrenalina electro tropical y una presentación que terminó de demostrar lo evidente: La Bomba Estéreo estaba en plena explosión.

Publicidad

Una fiesta de locos con Calle 13 (2011)

A comienzos de esta década, era difícil encontrar una banda más fiestera y pegajoza que los puertorriqueños de Calle 13. "La cumbia de los aburridos", "¡Atrevete-te-te!", "Electromovimiento", "Fiesta de locos"… Al segundo Estéreo Picnic llegaron en su momento más alto y le calentaron la cadera a más de uno con su set.

El reencuentro de Caifanes en Bogotá (2012)

Y la leyenda del rock en español aterrizó en la capital una vez más. Una reunión simplemente épica en la que Saúl, Diego, Alfonso y Sabo volvieron a encontrarse con Alejandro Marcovich para peinarnos el alma con sus clásicos, soundtrack del universo latino que muchos llevamos con orgullo desde que tuvimos a los Caifanes en los oídos por primera vez. Gracias.

El debút de New Order en Colombia 33 años después (2013)

Los papás del synth pop, el new wave, el electro dance y los sucesores de Joy División. ¿Cómo carajos podía ser eso real? Pues 33 años después de haber nacido como banda y sin Peter Hook, New Order llegó a un Estéreo Picnic para la dicha de generaciones que llevaban tiempo esperándolos e idolatrándolos y el placer de los jóvenes que reconocen su legado en la historia de la música y se siguen gozando sus temas como en los ochenta.

La ceremonia de sombras y luces de Nine Inch Nails (2014)

Cinco años después de que a Trent Reznor le cancelaran su concierto en Bogotá, el Estéreo Picnic era su revancha. Y que pedazo de revancha fue. Beats secos que golpean en toda la sien, la furia y el virtuosismo sellos de NIN y un show de luces explosivo en el que sombras gigantes recorrían el escenario y los colores hipnotizaban al verlos fijamente apenas por unos segundos. En resumen: La experiencia de la música en vivo experimentada al máximo, al estilo Reznor.

Publicidad

El esperado encuentro con la estridencia de Pixies (2014)

Sin duda en el 2014 tuvimos el cartel más lleno de leyendas y bandas aclamadas por la gente en lo que va de historia del Estéreo Picnic. Por eso en este listado tiene que estar Pixies, íconos del noise y el rock alternativo que aunque no les pararon de pedir la canción que está aquí arriba, se echaron un repasito bien nutrido por su discografía.

Cuando Jack White nos metió en una regresión azul a los días mozos del rock & roll (2015)

Teclados, batería, bajo, violín y el maldito genio de Jack White con su Fender Telecaster blanca. Una regresión en medio de tonos azules y un televisor vintage descompuesto a la misma esencia del rock & roll: a los solos largos, los riffs que te meten un puñetazo en la cara y la energía que parece ilimitada. ¿Ustedes también quedaron sordos después de esto?

Viajando al universo de los Flaming Lips (2016)

Si alguna vez pensaron en meterse un trip de LSD en su vida, este concierto de los Flaming Lips era el momento para hacerlo. Arcoíris y hongos flotantes, cañones de confeti, una bola para hamsters gigante con Wayne Coyne adentro, colores neón y un montón de personajes de otras dimensiones mirándonos a los ojos. Una fritera musical más que necesaria.

***

PRUEBA UNO CONCURSO FESTIVAL ESTÉREO PICNIC 

Esta es la primer pregunta por entrada al Festival Estereo Picnic, recuerda enviarla por correo junto a la respuesta de las otras dos pruebas.

PREGUNTA: ¿En qué año durante el Estéreo Picnic fue el reencuentro de Caifanes en Bogotá?