FYI.

This story is over 5 years old.

¿Por qué están prohibidos los guantes LED en los festivales de EDM?

Los ravers aseguran que están siendo injustamente perseguidos. Los promotores piensan diferente.
23.2.16
Emazing Lights

El arte de mover las manos revestidas en guantes con luces LED—comúnmente conocido por los ravers como "gloving"—sigue siendo un fenómeno en crecimiento en la cultura rave. Sus orígenes no son tan claros, pero los entusiastas de largo tiempo señalan un video de YouTube de una leyenda del gloving llamada Hermes, haciendo un performance en un rave del sur de California en el 2006 como uno de los primeros en ser grabados. En esos días, la escena era DIY y los entusiastas hacían sus propios guantes con luces compradas en tiendas con suministros eléctricos como Fry's. Desde ahí, el 'gloving' ha crecido hasta convertirse en una industria millonaria y—de acuerdo a CNN, el más grande vendedor de equipo para guantes LED, Emazing Lights, proyectó ventas de $13 millones de dólares en el 2015.

Publicidad

El éxito de esta forma de arte puede ser visto en la devoción que sus fans tienen en linea. Videos de 'glovers' famosos como Gummy y Skittles tienen hasta tres millones de visitas en YouTube cada uno, y el grupo más popular de Facebook, Glover's Lounge, tiene casi 20,000 miembros.

Pero así como la comunidad 'gloving' fue unida en internet a lo largo de los últimos años, esta forma de arte golpeó un enorme muro en el 2010, cuando un una chica de 15 años de edad llamada Sasha Rodríguez murió tras asistir al Electric Daisy Carnival en Los Ángeles. La oficina forense señaló que la causa de su muerte fue una complicación por consumo de MDMA.

Tras el incidente, se prohibió el EDC en Los Ángeles en el 2010 y se movió a Las Vegas. Una nueva ley llamada Concert and Music Festival Safety Act—o más comúnmente "La Ley Sasha"—dejó claro ese año que los grandes eventos que se llevan a cabo en propiedad del estado requieren ser asesorados por agencias publicas de seguridad y salud. Debido a estas nuevas restricciones, los grandes eventos de música dance en Los Ángeles fueron puestos bajo un gran escrutinio y terminaron prohibiendo los guantes LED para generar una apariencia libre de drogas.

Ravers en EDC Vegas (Foto de GalleryHip.com)

La ex asambleísta de California, Fiona Ma, quien promovió la Ley Sasha, también estuvo a favor de prohibir todos los accesorios rave de festivales, creyendo que esto llevaría a una reducción en el uso de drogas y por lo tanto eventos más sanos. En una entrevista con ReasonTV en el 2011, Ma explicó que esta prohibición cortaría las ataduras entre festivales EDM y la cultura rave, haciendo de eventos como EDC "más un concierto donde la gente va a un sitio a disfrutar." Ma declinó hablar con THUMP para esta historia.

Pese a que la ley, aprobada por el gobernador Jerry Brown en octubre del 2011, explicitamente no prohibía el equipo rave en los eventos de música, parece que Ma obtuvo lo que quería de todas formas. En enero del 2011, Insomniac Events, el promotor norteamericano detras de EDC, anunció en Facebook que los guantes LED estarían prhibidos en todos sus eventos. Refiriéndose especificamente a los shows de luces—donde las personas visten guantes frente a espectadores y los hacen girar a distancias relativamente cortas—Insomniac escribió que "la imagen que crea el que un grupo de fans de la música esten sentados o recostados en el suelo mirando estos diseños… envía un falso mensaje sobre lo que se trata la escena de la música

Publicidad

[vice_embeds src='//embeds.vice.com/?playerId=YjMwNmI4YjU2MGM5ZWRjMzRmMjljMjc5&aid=vice.com/daily-vice&vid=dleDFzMDE6U6MYs9t_rAcWURLvfyL2MX&embedCode=dleDFzMDE6U6MYs9t_rAcWURLvfyL2MX&cust_params=embdom%3Dhttps%3A%2F%2Fwww.vice.com%2Fvideo%2Fdaily-vice-leon-ford-police-reform-001%26topic%3Dstuff%26aid%3Ddaily-vice-leon-ford-police-reform-001%26auth%3DVICE+Staff%26keywords%3DDaily+VICE%2CMotherboard%2CThump%2CLeon+Ford+Jr.%2Cactivism%2Cpolice+brutality%2Cparalyzed%2Cviolence%2Creform%2Cblack+lives+matter%2Cracism%2Cracial+profiling%2Crave+gloves%2CLED+lights%2Camputee%2Cyakuza%2CJapan%2Cprosthetic+pinkies%2CVICE+US%26ac%3Dyes%26country%3Den_us%26contentId%3DdleDFzMDE6U6MYs9t_rAcWURLvfyL2MX&ad_rule=1&description_url=https%3A%2F%2Fwww.vice.com%2Fvideo%2Fdaily-vice-leon-ford-police-reform-001&autoplay=1&share_url=https://www.vice.com/video/daily-vice-leon-ford-police-reform-001' width='1004' height='565']

Michelle Lhooq de THUMP explica las nuevas restricciones sobre los guantes LED.

La gente que viste estos accesorios se indignó por la prohibición, inundando el Facebook de Insomniac con cientos de comentarios negativos—uno de ellos mencionaba "veamos cómo continúa el negocio con la prohibición de luces." Pero cuatro años después, la prohibición continúa. De hecho, se está expandiendo; desde entonces el gloving ha sido prohibido en eventos de Mad Decent, HARD y Ultra. Ya que los shows de luces usualmente son realizados sentados, también son considerados por los promotores de eventos como potenciales causantes de incendios.

Publicidad

Combinado con su asociación con las drogas, esto podría explicar por qué las prohibiciones en los festivales se han centrado en el gloving—mientras otros artistas que usan luces como accesorios, como poi y glowsticks, han pasado sin problemas. En un artículo sobre gloving publicado en 2014 en Rolling Stone, el CEO de Insomniac, Pasquale Rotella, explicó sus razones más a fondo: "Entre los jefes de bomberos y la percepción de los medios, [el gloving] fue puesto en cuestionamiento en los eventos y no estaba ayudando a la salud de esta cultura."

EDC Vegas en 2015 (Foto por Jake West)

La prohibición ha dado como resultado un creciente conflicto entre entusiastas y promotores detrás de eventos de música dance. De acuerdo con múltiples ravers con los que THUMP conversó, el staff del evento ha comenzado a usar tácticas agresivas como agarrar o hacer frente a los 'glovers'—y en algunos casos, solicitando sobornos a cambio de regresarles su equipo.

"Tan pronto como caí de rodillas y entregué mis guantes, la seguridad nos apuntó con luces y comenzó a gritarnos," comenta Kaleb Lane, un glover de de 25 años que vive en Bay Area, sobre su experiencia en el 2014 en el evento Dada Land Festival de Insomniac en San Bernardino, California. "Comencé a quitarme mis guantes, y de pronto este guardia me derribó, puso mi cabeza en el suelo, me sostuvo con su rodilla y comenzó a maldecirme, diciendo, 'estamos cansados de ustedes trayendo esas cosas aquí.'" Lane comenta que el guardia le dijo que necesitaba entregar su equipo o salir del evento. "Traté de explicarle que costaban mucho dinero y yo sólo era un estudiante de colegio," continúa Lane. "Finalmente pensé que no podía solamente abandonar el evento, pague una buena cantidad de dólares por esto. Así que les di mis guantes."

Glovers en Hard Summer 2015 mostrando diversos estilos de gloving.

Brian Lim, un joven de 28 años del sur de California que fundó la tienda más grande en linea de gloving, Emazing Lights—quienes cuentan con 80% del mercado, de acuerdo con Business Insider—cree que hay un incentivo financiero para que los festivales refuercen la prohibición. "Desafortunadamente la seguridad ya conoce el valor de reventa y literalmente se los están quitando a la gente a la fuerza para revenderlos a otros glovers como cinco minutos después," comenta Lim.

Publicidad

Los alegatos de Lim fueron reforzados por varios otros ravers con los que hablamos. En otro evento de Insomniac llamado Nocturnal Wonderland en el 2015, Lane comentó que un guardia se le acerco a sus amigos mientras actuaban con sus guantes y les pidió un soborno: "Comentó que si le pagábamos $20 dólares cada uno de los que vestíamos guantes, nos dejarían quedarnos con ellos."

¿Tener luces en la punta de los guantes justifica el abuso?

Otro glover llamado Gregg Lillie, que organiza competencias de gloving para Emazing Lights, tuvo una experiencia similar en EDC Las Vegas en el 2012. "De pronto, fui violentamente agarrado de la garganta por detrás y tirado al suelo," Lillie comentó a THUMP. "Era una guardia de seguridad diciéndome que no se me permitía vestir guantes—ya sea que le diera mis guantes y mi boleto para todo el fin de semana o le pagará $50 dólares. Naturalmente saqué mi cartera, donde sólo traía $15. La arrebató de mi mano, saco el dinero, la tiró al suelo y me dijo que tuviera una linda noche."

Mike Angel, una ex estrella del gloving que fundó Puppet Masters, uno de los primeros grupos de gloving, también ha sido testigo de este comportamiento por parte de la seguridad. "Sólo vienen a los eventos con ese propósito: encontremos a los glovers, quitemosles sus guantes y pidamos sobornos," comento Ángel. "Honestamente, deben obtener más dinero de los glovers que de su salario de un día."

Foto cortesía de Emazing Lights

Mientras la gente que trae guantes a los festivales de Insomniac están obviamente rompiendo las reglas, Lim cree que e las acciones tomadas por los guardias son extremas. "Estamos hablando de tener luces en las puntas de los dedos. Esa es la ofensa aquí," comenta. "¿Acaso tener luces en las puntas de los dedos justifica esa clase de abuso?"

Publicidad

Algunos, como la ex asambleísta Ma, aún creen que los guantes LED no son más que accesorios para la experiencia con drogas. El mandato de Ma "para romper la cultura rave," como lo comenta en su entrevista con ReasonTV, sigue los pasos del notorio Acto Anti Proliferación de Drogas Ilícitas de Joe Biden, ampliamente conocido como el Acto RAVE (un predecesor que falló en ser aprobado), que hacía explícitamente ilegal cualquier espacio que "use, distribuya o fabrique cualquier substancia controlada" en el 2003. Lo que constituye exactamente un entorno admisible para el uso de medicamentos aún es ambiguo de acuerdo a los términos, pero los "cuartos chill out" y los accesorios rave fueron listados como ejemplos, llevando a que muchos productores de eventos prohibieran ambos.

Ninguno de los promotores va a tratar de defenderlos porque saben bien que la prohibición es un absurdo.

Sin embargo, la mayoria de los expertos en reducción de daños están de acuerdo en que el RAVE Act no está funcionando. "Ha sido poco efectivo en disminuir el uso de drogas," comenta Missi Wooldridge, la directora ejecutiva de la organización de reducción de daños, DanceSafe. De hecho, Wooldridge argumentó que la ley ha tenido el efecto opuesto al que pretendía al poner a los ravers en más peligro que antes. "Muchos productores de eventos están ignorando las realidades del uso de las drogas, causando más emergencias medicas, sobredosis y muertes," asegura.

"Ningún organizador de eventos, hasta donde sé, ha sido perseguido por ofrecer reducción de daños en eventos de Estados Unidos," añade Linnae Ponte, la directora de reducción de daños en la Multidisciplinary Association for Psychedelic Studies (MAPS). "Pero el RAVE Act ha sido suficiente para mantener servicios de reducción de daños como agua gratis, lecturas y áreas chill out fuera de muchos eventos.

Publicidad

Michaelangelo Matos, autor de The Underground Is Massive: How Electronic Dance Music Conquered America, cree que los intentos por reducir las drogas al prohibir los accesorios rave es algo completamente un error. "No va a funcionar," comentó a THUMP. "No van a mantener las drogas lejos de las manos de la gente al prohibir los glowsticks, es absolutamente estúpido."

La mayoría de la gente con la que conversé admitió que el uso de drogas no tiene nada que ver con los glovers o la gente que observa espectáculos de luces en los festivales. "Definitivamente hay manzanas podridas que están drogados e incrementan su experiencia con los guantes LED," admite Lim. "No es algo que se vea bien para el festival." El glover Jeremy Brown también conoce el uso de drogas por asistentes a festivales. "Muchas compañias quieren pretender que la gente no toma drogas en sus festivales, pero la realidad es que la gente tomará drogas en los festivales sin importar qué," comentó. Aunque el agrega que él da una infinidad de shows de luces para gente sobria: "Luce increíble y ni siquiera estoy drogado."

Mad Decent, Insomniac, Coachella, y la ex asambleísta Ma declinaron hablar con THUMP y HARD no respondió múltiples peticiones por un comentario. Matos cree saber por qué sucede esto. "Ninguno de los promotores involucrados van a tratar de defenderlo porque saben muy bien que esto es un absurdo," comenta. "Es una retórica vacía. No hay revés en esto, es totalmente estúpido."

Lim de Emazing Lights, quien comparó la prohibición de Insomniac con un "desastre natural que golpeó la escena gloving" en Rolling Stone, está ahora enfocado en cambiar la percepción del público sobre el gloving, pasando de un hobby para niños drogadictos a una legitima forma de arte, un deporte e incluso algo que puede ser terapeutico. Para este fin, Emazing Lights creó la Competencia Internacional de Gloving (IGC) y enfatiza las ocasiones que el gloving ha aparecido en reality shows como forma de baile. Su lista de metas en el sitio también incluye la propuesta para ravers de crear sitios dedicados a glovers y otros artistas para actuar, limitando el peligro de incendios.

No estarían vivos si no fuera por esta forma de arte, como yo.

Emazing Lights también ha creado un programa llamado Glove4Glove, el cual da un par de guantes a los "menos afortunados" por cada set de guantes Chroma24 de $70 dólares que se venda. Esta iniciativa ha inspirado historias como la de Matthew Fernandez, un chico de 17 años que tiene parálisis cerebral y usa silla de ruedas. Gracias a horas practicando gloving, Fernandez asegura disfrutar de un rango más amplio de movimientos del que había logrado sólo con terapia fisica. Su hermano mayor, Mike Angel, comentó a THUMP que el gloving también ha ayudado a Matthew a ser más seguro. "Es una persona completamente diferente," comenta Angel sobre su hermano, quien apenas si socializaba en el pasado. "Ahora tiene conversaciones, es feliz. La retroalimentación que recibe, es fenomenal."

Lee también: Conoce al joven que usa guantes led para tratar su parálisis cerebral

Matthew Fernandez, un chico de 17 años que usa el gloving para tratar su parálisis cerebral.

El impacto positivo de su hobby fue fuertemente enfatizado por los glovers con problemas mentales con los que hablé. Sari Isaak, de 22 años, mencionó que el gloving lo ayudó a lidiar con su particularmente extraño desorden bipolar. "Cuando me enfoco en el arte en lugar de lo que está sucediendo conmigo, hace que todo mi dolor se detenga a la vez," menciona. Otros me comentaron que les ha ayudado a superar la depresión. "En el colegio, pasé por mucho al perder a mi hermano y el gloving me devolvió a la vida," comenta Lane. "Numerosos amigos que han lidiado con depresión han encontrado consuelo en el gloving," añade Brown. "No estarían vivos si no fuera por el arte, igual que yo."

Hay algo de ciencia detrás de quienes aseguran que el gloving tiene beneficios psicológicos. El Dr. Dennis Marikis, una psicóloga de Mt. Vernon, Ohio, ha estado trabajando en retroalimentación neurológica por 20 años y cree que el gloving podría tener efectos similares a los tratamientos con luces parpadeantes, en donde los pasientes miran una luce parpadear a la velocidad de las ondas del cerebro que se desean en un intento por sincronizar sus ondas cerebrales. "Definitivamente puedo ver el beneficio," me comenta. "Aunque no esta calibrado [con las frecuencias de algunas ondas cerebrales], así que es un poco diferente [a mi trabajo], pero no por mucho."

Ya sea que el gloving sea benéfico como aquellos que lo aman quieren creer, o sólo sea una forma divertida de pasar el rato en los eventos, no esperes que los productores de eventos levanten la prohibición próximamente. A pesar de los esfuerzos hechos por Emazing Lights en Change.org (actualmente firmados por 4,450 personas), la industria no ha cedido desde el 2011 y las prohibiciones continúan expandiéndose, Coachella anuncio su prohibición en TK. Pero eso ni significa que se van a rendir. Eventos específicos para gloving han aparecido, desde la International Gloving Competition de Emazing Lights y el BOSS Gloving Competition hasta noches hechas por pequeñas organizaciones como Art of Gloving. Los glovers están determinados a mostrarle al mundo que su arte está aquí para quedarse.

Gregg Lillie y otros con los que hablé son confidentes de que, al igual que muchas otras formas de arte controversiales como el skateboarding y el graffiti, el gloving eventualmente sera recibido por los críticos y detractores. "Justo ahora, el gloving es el nuevo chico del barrio," Lillie comentó. "¿Cómo le puedes decir a los jóvenes que está mal bailar y expresarte?"

_Si ves a Sophie en un rave, dale una luz. O síguela en _Twitter__