Conversamos con Matthew Dear sobre su nuevo álbum como Audion

Conversamos con Matthew Dear sobre su nuevo álbum como Audion

El productor de muchos nombres nos cuenta sobre lo que realmente le pasó al minimal, previo al lanzamiento de su nuevo álbum.
10.6.16

Sigue a THUMP México en su nuevo perfil de Facebook

Artículo publicado originalmente en THUMP UK.

Una noche antes de hablar con Matthew Dear, él estuvo tocando en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, junto a Juan Maclean y Robyn. "Fue algo así como ver un show de pop profesional en un escenario pequeño", comenta. "Estuvo muy apretado". Para aquellos que conocen el trabajo de Dear bajo su propio nombre—con el cual el productor texano, crecido en Michigan, pasea entre la intimidad acústica y lo neurótico del electro pop—se darán cuenta que tiene sentido. Aunque si lo conoces más por sus alias de 12" como Jabberjaw, False, o Audion, seguro levantarás las cejas.

Publicidad

Bajo estos pseudónimos, Dear ha estado haciendo la clase de house y techno propulsor, rígido y esquelético, construido especialmente para las pistas de baile atascadas con pequeños cuerpos—una nación bajo un mismo groove y todo eso. Podría decirse que Audio es su alias más conocido. Sus vinilos de mediados de la década del 2000 bajo ese nombre, se volvieron elementos fundamentales del boom del minimal de esa época y hasta hoy siguen sonando ridículamente frescos.

El 10 de junio se estrena su nuevo álbum como Audion. Como podrías esperar, Alpha, el cual saldrá a la venta en !K7, es una colección de viajados cortes de techno duro que estarán en la caja de discos de cualquier DJ decente por muchos años. Conversamos con Dear por Skype para ponernos al tanto en cuanto a arte, el inherente impulso hedonista del techno y tratar de descubrir que pasó exactamente con el minimal.

THUMP: ¿Podemos comenzar hablando sobre el arte de todos los lanzamientos de Audion? Son increíblemente sorprendentes y, al menos para mi, se sienten como parte integral del proyecto.

Matthew Dear: Todo el arte de Audion está hecho por un chico llamado Will Calcutt Los dos nos conocimos en una fiesta de house en el 2000, la cual se realizó en una iglesia que se convertiría en un punto de fiestas. Ambos estábamos mezclando esa noche y Will llevaba un disfraz de rana. Él era fotógrafo en esos días y siempre tenía una increíble visión y vibra así que decidimos comenzar a trabajar juntos. Hemos sido amigos y colaboradores desde entonces. Su trabajo para los lanzamientos de Audion es muy geométrico y colorido y te ayuda a entrar a un mundo separado. Con los álbumes que lanzo bajo mi propio nombre, no me importa tener mi rostro en la portada, pero con Audion necesita ser algo más orientado a la música. Hay una yuxtaposición entre las dos carreras. Puedo ser muy personal y escribir letras y tocar instrumentos sobre un aspecto, pero este proyecto me permite ser impersonal y no humano. Puedo balancearme entre los dos y no alienarme demasiado.

Publicidad

¿Es por esa relación que la gente ha hablado sobre tu trabajo como un comunicado entre el arte y el hedonismo?

Comparto la música con Will y él lo concibe y el resultado es esta clase de arte y creo que el álbum es una continuación de eso. ¿Es esto arte? ¿Es esto hedonista? Totalmente. Hay un jolgorio con el techno en general y es una escena descaradamente hedonista. Esencialmente, es música hecha para gente en las pistas de baile a altas horas de la noche.

¿Podemos hablar un poco sobre el boom del minimal? ¿Cómo fue el ser parte de una escena que se tragaba al mundo?

¡Lo del minimal fue increíble! Hubo esta gran ola de amigos haciendo cosas muy similares. Todos poníamos discos y hacíamos fiestas y disfrutábamos el viaje. Se sentía con mucha energía y las cosas se movían y cambiaban muy rápido. Estábamos saliendo de lo rancio del tech house y el sonido house comercial de finales de los 90s y entonces por inicios o mediados del 00s hubo este rush de nuevos sonidos. Fue súper emocionante.

Y entonces llegó este retroceso…

Como con cualquier género, lo original es copiado y tocado demasiado y la gente comienza a imitar las cosas y surge una plantilla y todo el asunto se satura. Así que se echa a perder y la gente comienza a querer nuevos sonidos. Las cosas tienen su tiempo y su momento. El minima sigue ahí, creo: fue absorbido por el house y otras cepas de techno. Vas a fiestas o festivales y escucharás tracks que mayormente son un kickdrum, un hi-hat y una línea de bajo. La gente aún lo baila. ¿Lo sigo tocando? No realmente, no. No creo que Alpha sea un álbum de minimal. No es una distinción con la que estoy confortable. Hago música dance. No deberías estar atado a algo.

Publicidad

¿Es inherentemente dañino hablar de géneros?

No es dañino hablar de géneros, pero lo usas como un paraguas para un montón de cosas. Hay muchos DJs y fiestas y públicos y grupos y algunas veces necesitas el género para mantener las cosas en orden. El problema que siempre tendremos es que la música es amorfa pero tienes que empaquetarla y venderla. Y ahí es cuando quedas atrapado.

¿Trabajar bajo varios nombres te ayuda a evitar quedar encasillado?

Me da una habilidad de hacer toda clase de estilos diferentes de música y no sentir como que tengo que explicarme u obtener permiso para hacer algo. Los alias encajan en diferentes moldes y hacen que deje de sentirme atrapado. Usarlos significa que puedo nadar entre proyectos con algo de libertad, sabiendo que puedo regresar a algunas cosas cuando sea el momento correcto.

Los álbumes de artista son notoriamente complicados de hacer bien. ¿Cómo fue el hacer un disco como Audion?

Pasé tres años trabajando en esto. Nunca quise forzarlo, pero estaba trabajando en tracks y comenzaron a tener coherencia. La música dance es un medio basado en sencillos, obviamente. Tienes el sencillo, luego el remix y luego eres el track más ardiente en la pista esa semana. Un artista no puede hacer todo un álbum con armas para la pista de baile porque no habría arte, no habría historia y todo sería muy maximal. No creo que este disco sea una lista de rolones. Quiero decir, sólo cuatro de los tracks, más o menos, podrían ser sencillos de techno, pero actúan como pilares que sostienen todo lo demás y me dan la oportunidad de ligeramente probar otras cosas.

Finalmente, ¿Alguna vez esperaste que "Mouth the Mouth" fuera absolutamente gigantesco, un track que definió una era?

La hice en el 2005 entre otras canciones y recuerdo tocarla completa y pensar que era especial. Así que lentamente se la fui dando a algunos amigos y era aparente que algo grande estaba sucediendo. En el momento sólo estaba probando y sentí que tenía un buen groove sucediendo, pero no sabes cómo resonará con otras personas. Puedes predecir eso. Se trata de traducir la experiencia. "Mouth to Mouth" representa cómo me sentía y pensaba en esa época.

Alpha ya está a la venta en !k7

Conecta con Matthew Dear en Facebook // SoundCloud // Twitter