Disclosure y la era de la electrónica fuera de los clubes nocturnos

FYI.

This story is over 5 years old.

Disclosure y la era de la electrónica fuera de los clubes nocturnos

Caracal es un gran álbum pop, pero está más orientada a Spotify que a un club.

Guy y Howard Lawrence de Disclosure han comentado en una gran cantidad de ocasiones que ellos no hacen deep house, no hacen garage o cualquier otro género con el cual se les ha relacionado. De hecho, abiertamente han señalado que hacen música pop—diseñada y formada por los sonidos y formas de la música dance. También han hecho comentarios que sugieren una gran desconexión entre ellos y "los clubes". Han comentado que los DJs tiene muy poca influencia en su interés de producir música; el como ellos escuchaban el house, garage y dubstep fuera del club mientras crecían y se decidían a producir sonidos en lugar de mezclarlos; el como no tienen interés en las drogas; como uno de ellos (Howard) ni siquiera bebé.

Publicidad

Así que a pesar de la distancia auto-proclamada de Disclosure de la cultura club, ¿Por qué insistimos en calificarlos como música dance?

Es un tema que ha explotado en los dos años desde que salió el disco debut de Disclosure. Al momento en que esto era escrito, al menos en Reino Unido, la mitad de los 20 tracks más exitosos del momento podrían ser considerados "música dance", respecto a que siguen las formas y los significantes sonoros del house, EDM o el garage. Sólo con esta información por sí sola, todo sugeriría que la música dance—y por extensión la cultura club—está de vuelta en la cima. Sólo algo es diferente. Estos tracks pueden sonar como música dance, pero funcionan como canciones pop. Con entradas por parte de Sigala, Calvin Harris o Galantis, la "música dance" es más popular que nunca, pero el término está siendo reutilizado, como la propia música. Por supuesto, es música que se toca en clubes nocturnos, sólo que—atrapada entre "Trap Queen" de Fetty Wap o "I Can't Feel My Face" de The Weeknd—esta es música dance que no tiene nada que ver con clubes nocturnos, no tiene conexión física con la cultura club; cuando suena, es reconocida como una canción pop más allá de ser mezclada en el ritmo de un DJ set.

El último disco de Disclosure, Caracal, es quizá la articulación más clara de la distancia entre la música dance popular y el ir de club para ligar. Es un disco pop tanto en forma como función. Nada en él es lo que consideramos una "DJ tool" o un track sobre jack. De hecho, la mayoria de las canciones difícilmente superan los cinco minutos de duración—que en términos de la cultura club, es como eyacular sin siquiera haberte quitado los pantalones. Durante una reciente entrevista con Pitchfork, los hermanos fueron al extremo de decir que "Nocturnal", con the Weeknd, es "la canción más larga que han hecho" con una duración de seis minutos y 45 segundos. Para ese punto apenas te estas quitando la playera, por decir algo.

Publicidad

Caracal

se siente limitado a la clásica estructura verso-coro-verso de las canciones pop, y hay una distintiva ausencia de sampleo. Las colaboraciones también, abarcando desde Lorde hasta Miguel y por supuesto a Sam Smith, también son de un estatus pop. Las actuaciones vocales también son un componente distinto, no son loops reciclados trabajados repetidamente sobre un beat. Ellos cantan versos de cuerpo entero y sus identidades son tan claras como si fuera uno de sus propios discos. También escuchamos el desarrollo del propio Howard Lawrence haciendo gala de su voz en el álbum, una característica muy escasa en la producción electrónica. Es un increíble disco de dance-pop, y la gente disfruta mucho escucharlo, pero la forma en que lo escuchan, y el dónde lo escuchan, marca un cambio significativo.

La mayoria del disco tiene problemas en encontrar su camino a los DJ sets, aún así la mayoria son número uno. Esta no es música hecha para el club, es música hecha para Spotify. No habrá radio edits de ninguno de los tracks, porque todos son radio edits. Cortos, pegajosos, inteligentes y brillantemente ejecutados. Ya antes hemos experimentado con música dance amigable con las listas de popularidad, pero incluso un track como "Music Sounds Better" de Stardust era utilizada por los DJs tanto como el público la reproducía en sus autos. Previamente, los éxitos dance que rompían el paradigma eran tracks hechos para el club que habían escalado fuera de su medio ambiente para colarse al mainstream por sus propios méritos. En la otra mano, hay una raza de música dance popular siendo manufacturada independientemente de los clubes nocturnos en conjunto.

Publicidad

Esta clase de música dance existe en un vacío. Diseminada por trailers de la BBC3, escuchada por pre-adolescentes. No es música house para raves de bodega, existe para hacer ejercicio, clases de spining y para viajar en el taxi rumbo al bar. Es el soundtrack de historias de snapchat. Es tocada en el programa de Jools Holland, no la escuchas en las sesiones de Boiler Room.

Es un cambio significativo. La música dance es distintiva de otros géneros en que típicamente es música tanto con una función de performance (para ser tocada en DJ sets) y con una hábitat designada (los clubes). Esta nueva raza de música dance ha roto completamente el molde. Claro que la música ha, en sus raíces, sido inspirada por clubes nocturnos. Disclosure, y sus artistas afiliados, no tienen idea del favor que les puede hacer la cultura club. Y aún así la audiencia que consume su música no tiene conexión alguna, y este cambio ha creado un nuevo tipo de música inspirada en clubes para ser consumida al atardecer. Los fiesteros suburbanos.

Para ser claros, este no es un asalto al mainstream. El camino del éxito del álbum debut en solitario de Jamie XX, In Colour—un disco tomado más seriamente que una publicación promedio de Sigma—es otra instancia de los sonidos de la tierra del club trabajando para una nueva audiencia, mayormente haciendo cabecear a la gente en sus viajes en autobús, o escuchándolos mientras cocinan al anochecer. Hay diferencias entre Jamie xx y Disclosure; tracks como "Gosh" pueden y han sido incluidos en DJ sets, sin mencionar lo mucho que el propio Jamie xx los toca. Aún así el álbum no ha sido tan adoptado por los clubes nocturnos. Ha sido más reconocido por streams de YouTube y presentaciones en festivales. Una audiencia que probablemente nunca escuchara su música en los clubes nocturnos, una audiencia que posiblemente ni siquiera consideraría poner un pie en un club nocturno, está escuchando los sonidos del jungle, garage, breakbeat y el gospel fusionado con los pianos del house en un contexto totalmente diferente.

Publicidad

Jamie xx es, quizá injustamente, visto como un conector más creíble con la "verdadera música dance" que Disclosure, a pesar de que su audiencia está igualmente desconectada de este mundo. Incluso el propio Jamie ha hablado sobre su deformación de la música dance al ser construida con un apego de la cultura, al contrario de haber pasado su carrera mezclando. In Colour provee los sonidos del club como ecos, no como experiencia inmediata.

Durante un periodo donde los actos de música dance como Disclosure y Jamie xx están dominando la conciencia pública y las listas de popularidad de la música pop lucen básicamente iguales que los charts de popularidad de la música dance y a pesar de esto, los clubes siguen cerrando en Reino Unido. Quizá la razón de estos dos fenómenos es debido a que la música dance y los clubes nocturnos ya no comparten la misma relación. Los tracks ya no experimentan el mismo ciclo de vida. Ya no ganan fama en los clubes antes de llegar a la BBC Radio 1. En su lugar, son dados a conocer por Radio 1.

Por supuesto, necesita hacerse una distinción entre el tipo de música pop de Disclosure y la verdadera música club. Hay más diversos y sorprendentes 12" siendo publicados hoy en día que nunca antes, desde Night Slugs hasta Ninja Tune, la música hecha para los clubes aún tiene mucha salud. Y también hay ejemplos como "Ambience" de Mele que han encontrado su camino al mainstream y la radio, pese a que originalmente fueron publicadas por sellos especialistas en música dance (Lobster Boy).

Resalta que un acto que busque alcanzar el éxito de Disclosure se beneficiaría más de una gira por Reino Unido con cantantes de apoyo y baterías en vivo, que con DJ sets por todo el país. Eso no es algo que todos quieran, ni debería. Algunos artistas nacieron para el club. Pero ellos ahora existen junto a una nueva escuela de música dance, preparados por Jools Holland y montajes de Match of the Day, completamente independiente de la cultura club que la vio nacer. Eso no los convierte en mierda o en poco auténticas. Sólo significa que la música pop y la música dance ya no se atacan mutuamente. En su lugar, finalmente se han fugado juntas.

Sigue a Angus en Twitter.