mlb

Desháganse de las proyecciones y que comience la fiesta, la MLB ha regresado

Pasamos meses esperando el campamento de pretemporada, y después seis semanas más para recordar lo tonto que es. Por fin la hora ha llegado para los equipos de grandes ligas.
4.4.16
Photo by Charles LeClaire-USA TODAY Sports

En los meses cuando todo lo que puedes hacer es evitar arrastrar por el piso lo que solía ser nieve y que ahora es un mezcla gris, el campamento de primavera nos recuerda a Valhalla. Es un lugar místico donde no se necesita llevar ocho capas de calzones, donde la cerveza fluye como el Ganges, y el beisbol (o algo parecido) se juega todo el día. Es la mejor parte de la temporada.

Nos emocionamos tanto por su llegada, todos los años, que nos olvidamos de lo aburrido que en realidad es ver hombres alistarse para jugar partidos que no importan, con jugadores que nunca llegarán a las mayores. Te será más evidente si intentas explicarle a un ser querido tu viaje al campamento de pretemporada. "Así es, me voy a Arizona por una semana para ver a hombres adultos en medias ajustadas prepararse para los juegos de práctica. Me costará unos cuantos cientos de dólares. No te preocupes, yo lavo los platos." Así es esto.

Leer más: Throwback Thursday: El día del taco y la tradición de la cochinita pibil en el Foro Sol

La parte más compensatoria del campamento de primavera es que no importa. Tu equipo puede ganar, lo cual es bueno, o puede perder, lo cual es menos bueno. En cualquier caso, puedes consolarte con lo que quieras y omitir no lo que no gustó a la hora de las anécdotas. Nos podemos emocionar con las jugadas de Mookie Betts e ignorar que el final de la rotación de los Red Sox se pasó la pretemporada regalando cuadrangulares a un ritmo que sería insostenible incluso si tú y yo los reemplazáramos.

Sin duda el aspecto más extraño del campamento de primavera es que los jugadores lo intentan, pero los equipos no. Un grave problema. Cuando llega la cuarta entrada y tu conteo de cervezas ya ha excedido el número de jugadores reconocibles en el campo, puede que estés en el peor o en mejor momento. Tal vez ambos.

Publicidad

Sin embargo, a lo que siempre me remonto es que el campamento de primavera es como el esquí. Se tiene todo tipo de cosas para lograrlo, es increíblemente costoso, a menudo doloroso, y la mejor parte se da cuando todo ha terminado. Para el esquí, esto significa poner todas esas cosas en el clóset y olvidarlas ahí. Para el campamento de primavera, el final es mucho mejor: significa que el beisbol verdadero, el Opening Day, ha llegado.

Y todo esto me lleva escribir esta columna. Mi esperanza es que esta columna sea una forma de disfrutar tanto los grandes temas, como los pequeños detalles de la temporada de beisbol, semana a semana. Analizaremos a los mejores equipos, nos deleitaremos con los peores, diseccionaremos los temas del día y los mejores momentos de la semana que se ha ido, y anticiparemos aquellos que nos esperan en semanas futuras. Por supuesto, disfrutaremos del beisbol. Nunca más mencionaré al esquí.

Cuando has humillado los algoritmos de proyección con regularidad. Foto por Joe Camporeale-USA TODAY Sports

¡Play ball!

La temporada 2016 nos ofrece un punto de arranque relativamente extraño, ya que los campeones defensores de la Serie Mundial, los Kansas City Royals, se sitúan, paradójicamente, como de costumbre con no muy buenas proyecciones. De hecho, muy malas: ninguna de las proyecciones importantes esperan siquiera un récord de .500. FanGraphs tiene a los Royals ganando 77 partidos y empatando con los Twins en el último lugar en la Liga Americana Central. Baseball Prospectus los tiene con 75 victorias y cerrando por detrás de los Twins. ¡Se trata del equipo que se ha llevado los últimos dos banderines de la AL!

Publicidad

Y a pesar de ello, no es muy difícil entender por qué estas proyecciones existen. La rotación de los Royals incluye a Ian Kennedy, Edinson Vólquez, Chris Young, y Kris Medlen, y el as no es el tipo al que no mencioné (Yordano Ventura).

Después llegamos al desempeño extremo del bullpen de Kansas City, tal vez la parte de un equipo de beisbol que está más sujeta a los caprichos de los dioses de la pelota, y ya luego nos adentramos en las enmarañadas estadísticas con porcentajes de segundo y tercer orden. Pongámoslo de esta forma: la manera en que el sistema de proyección lo ve es A) los Royals se beneficiaron de varios resultados insostenibles de 2014 y 2015, y B) las partes más fuertes del equipo son las más difíciles de medir para el sistema de proyección. Así que es justo cuestionarlas. De todos modos, aquí seguimos, defendiendo a los campeones. Lo cual es como decir que las proyecciones podrían estar en lo correcto, pero una temporada más como esta y podremos asegurar que los Royals son aprueba de proyecciones.

Cuando las proyecciones son bien parecidas. Foto por Mark J. Rebilas-USA TODAY Sports

Top cinco hasta el momento

Chicago Cubs

Breve comentario: Este es el equipo que todos escogen para que gane la Serie Mundial, aunque nunca ha sido una predicción catastrófica.

Comentario menos breve: Las lesiones pueden desbaratar un equipo, pero los Cubs están listos para ganar, ya sea que regresen a la mediocridad o no. Además de una plaga de langostas, o un horrible accidente en una rueda de la fortuna, nombra otra cosa que podría detener a este equipo. Está bien, tal vez la segunda base no sea tan poderosa, y dependan de algunos jugadores jóvenes, pero ningún equipo tiene jugadores All-Star en todas las posiciones, y además siempre está la ventana de transferencias para arreglar cualquier mal.

Publicidad

Cleveland Indians

Breve comentario: Los Indians nunca ganan, pero tampoco son los Browns, y con eso basta para dar un pronóstico.

Comentario menos breve: Los Indians se ven preparados esta temporada para contender como el mejor equipo en la LA, ¿entonces cuál será su primer acto antes del arranque? Pues mandar al joven pitcher Trevor Bauer al bullpen mientras mantienen a Josh Tomlin en la rotación. ¿Podría funcionar? Ah, claro. La composición del plantel para el día de apertura siempre es una gran escándalo, pero tendemos a ignorar lo fluido que resultan las cosas de ahí en adelante. Me imagino que esto será una de esas cosas. La palabra "fluidez" no es un chiste de Matt Harvey.

New York Mets

Breve comentario: Los Mets del 2015 fueron un cometa que pasó cerca de la Tierra. Fue hermoso y monumentalmente esclarecedor, y nunca veremos algo similar en mucho tiempo.

Comentario menos breve: Tendemos a enfocarnos en la forma en que los Mets cerraron su temporada 2015, pero la forma en que arrancaron esa misma campaña no fue del todo agradable. En algún punto los Mets estaban 52-50, y su alineación aún puede hacerlos ver como un equipo poseedor del mismo récord. Céspedes y Conforto debería ayudar a compensar algo del retroceso por parte de Curtis Granderson y la rotación titular, así que hay razones para creer que este equipo podría ser le mejor, una vez más, en la Liga Nacional.

Washington Nationals

Publicidad

Breve comentario: Jonathan Papelbon sigue jugando, algo un tanto extraño, pero Matt Williams se ha marchado, así que tendrán que ser pacientes.

Comentario menos breve: Espero completamente que Stephen Strasburg se conjunte con Max Scherzer para crear la mejor combinación 1-1 en el beisbol esta temporada. Podrás encontrarle defectos al plantel de los Nationals, pero más de 400 entradas con 2.00 carreras no solo es un gran arranque, también es muy difícil de arruinar. Solo un recadito para los Nationals: no lo tomen como un desafío personal.

Boston Red Sox

Breve comentario: En un universo este equipo gana la Serie Mundial, y en otro termina en último lugar, el manager es despedido, y lo arruinan todo en la ventana de transferencias. Una prueba más de que no sé en qué universo vivo.

Comentario menos breve: Hasta el momento, el jardinero izquierdo titular de los Red Sox es Brock Holt, un infielder de relevo, y su tercera base titular es Travis Shaw, pelotero de ligas menores y un prospecto fallido. Shaw conectó buenas pelotas durante la segunda mitad de la pasada temporada.

Cuando estás justo por encima de los últimos tres en los rankings. Foto por Chris Humphreys-USA TODAY Sports

Los últimos tres hasta el momento

Vamos a echarle la culpa a los Astros. La temporada pasada, ganaron 86 juegos y el título de la Liga Americana Oeste. Esto se dio una temporada después de que perdieran 95 partidos, la cual en su turno se dio luego de perder 111. El rápido giro de los Atros se le acredita a menudo a su estrepitosa caída, lo cual quiere decir que pusieron a un equipo flojo a jugar a propósito para poder obtener las mejores selecciones en el draft y el presupuesto del draft más alto (ambos están ligados al beisbol). Podemos ignorar que esto como que funcionó a media, ya que el ganador del premio Cy Young del 2015, Dallas Keuchel, logró un ERA de 5.15 en 31 arranques para el equipo de Houston en 2013; equipo que perdió 111 juegos. Es duro saber qué tanto tiene que ver esto con la estrategia de draft del equipo.

Otros equipos esperan ganar una malísima división convirtiendo a un malo jugador en uno de excelencia, y parecen ver la conexión entre perder y una posición alta en el draft de la que me estoy perdiendo. Estaremos narrando su descenso hacia el éxito conforme avanza la temporada.

Publicidad

Colorado Rockies

Breve comentario: Los Rockies no han sido eliminados en juegos de postemporada. ¡Es uno de esos días hermosos!

Comentario menos breve: Probablemente existe un secreto para jugar al beisbol un milla por encima del nivel del mar, pero es más que seguro que los Rockies no lo han descifrado aún. El aire delgado afecta severamente a los pitchers y a la recuperación del cuerpo humano. Es posible que haya una forma de evitarlo, y en lugar de gastar millones en agentes libres, los Rockies harían bien en enfocar sus recursos para estudiar y resolver su problema central. Mi opinión: en lugar de posiciones compartidas, bateadores de poder, y cualquier otro subconjunto, los Rockies en verdad necesitan enfocarse en adquirir bueno peloteros. Es solo mi opinión.

Philadelphia Phillies

Breve comentario: La rotación puede que no sea horrible. [Bebe]

Comentario menos breve: Los Phillies aún no juegan, pero ya tiene la mirada puesta en el campo corto franquicia J.P. Crawford, en el buen pitcher abridor Aaron Nola, al jardinero central Nick Williams, y en general en un buen semillero. Seguro, todos jugarán horrible este año, pero ese reemplazo extra en primera base pinta para grandes cosas en el futuro. En cuanto al presente, mejor…

Atlanta Braves

Breve comentario: El nuevo estadio de los Braves tendrá una tirolesa, la cual será utilizada para que el equipo arranque desde el campamento de primavera hasta el último lugar.

Comentario no tan breve: Ningún equipo está apostando echar la casa por la ventana como los Braves. Hasta se deshicieron de jóvenes jugadores como Shelby Miller, Andrelton Simmons, Alex Wood, y Jason Heyward. Esto conlleva la idea de que no puedes empezar a construir al menos que hayas estado en cenizas. Es posible que Freddie Freeman no tarde en llegar a Atlanta, y Nick Markakis debería tener cuidado.