Consume sin control chocolate y vino, es bueno para tu digestión

Unos investigadores belgas y holandeses publicaron un estudio donde descubrieron que comer y beber cosas divertidas puede mejorar tu digestión.
4.5.16

Un día cualquiera, metemos todo tipo de basura en nuestras hambrientas bocas y todo termina en nuestros intestinos. Ahí abajo, en el pozo de la desesperación, trillones de bacterias trabajan en un intento de mantener en movimiento todo el sistema y mantenerte sano. ¿Quieres tu bagel con queso crema, jugo de naranja y un expreso? Suena asqueroso si lo mezclas todo en una licuadora, pero ¡tu estómago puede manejarlo!

Publicidad

Entre más diversidad de bacterias haya en tu estómago —colectivamente conocidas como microbioma— es mayor la posibilidad de que estés sano. El microbioma intestinal ayuda a producir vitaminas, puede disminuir el riesgo de obesidad e incluso puede ayudar a evitar ciertas enfermedades. Y buenas noticias: algunos investigadores belgas y holandeses acaban de publicar dos estudios donde descubrieron comida y bebida divertidas, como el chocolate, el vino y el café, que pueden ser benéficas para tu salud.

Investigadores del Flanders Institute for Biotechnology obtuvo muestras de 3,500 voluntarios –hasta ahora han analizado 1,100– para observar cómo afecta la dieta a la población de microbioma en el intestino.

"[Eso] es mucha gente, porque Flanders tiene solo una población de 6 millones aproximadamente", el investigador en jefe Jeroen Raes le dijo al Washington Post. "Y no le pagamos a ninguna de estas personas. Todos estaban interesados en la ciencia".

LEER MÁS: Comer chocolate hace que tu cerebro funcione mejor

Con la ayuda de investigadores de la Universidad de Groningen, compararon sus hallazgos con la base de datos holandesa. Descubrieron que el microbioma de los sujetos de estudio era reflejo de la dieta local, los belgas tenían microbiomas asociados con la cerveza y el chocolate, y los holandeses mostraron vínculos con una dieta alta en lácteos.

"Estábamos muy emocionados de observar eso, porque es una distinción muy importante entre dietas. Nos gusta nuestro chocolate. A ellos les gusta su leche", dijo Raes.

Publicidad

Más importante aún, descubrieron que pequeños cambios en las dietas podrían provocar cambios muy drásticos en la salud intestinal. El yogurt y el suero de leche ofrecían un microbioma más variado, pero las grasas saturadas como la mantequilla disminuían la diversidad, así como las dietas ricas en carbohidratos. Y, como una gran victoria de la humanidad, el vino tinto y el café incrementaban la diversidad.

Los investigadores identificaron 60 factores que podían influir en el microbioma. Aunque no están completamente seguros de lo que eso podría significar a largo plazo, pues se necesita más investigación.

"Hay una buena correlación entre la diversidad y la salud: mayor diversidad es mejor", dijo Alexandra Zhernakova, una investigadora del Centro Médico de la Universidad de Groningen.

¿Podemos comer como queremos para lograr un mejor intestino? Todavía está por verse, pero si comer chocolate y beber vino puede acercarnos a eso, Raes y Zhernakova no tendrán problemas reclutando sujetos para futuros estudios.

"Tal vez no hay una composición de microbioma intestinal perfecto", Raes le dijo al Post, y agregó que está frustrado por no encontrar el intestino ideal. Mantén la frente en alto y continúa la cacería, Raes, el Dorado está por ahí.

LEER MÁS: Al parecer el chocolate es bueno para curar la tos