Música

Escuchando música en la furgoneta de los G.A.S. Drummers

Llevan desde 1998 tocando y siguen fieles al punk-rock con el que empezaron. Ahora les salen mejor las canciones que cuando no tenían barba.
14.7.16

Fotografía cortesía de G.A.S Drummers

"El verano este año está tranquilo por dos motivos. Fui padre por segunda vez hace pocos meses, y no es plan de pegárselo tocando todos los findes, y por otra parte, el último disco salió hace tres años (We Got the Light), y está dando sus últimos coletazos, antes de ponernos manos a la obra con el siguiente. Por otra parte, los pocos conciertos y festis que tenemos son todos muy especiales para nosotros".

Dani Llamas de G.A.S. Drummers va a tener que volver al tajo porque la banda está en el cartel del No sin Música, que se celebra la semana que viene en Cádiz, su tierra. "Sí, el día 23, estaremos allí, junto a dos chavales que justo empiezan: Bunbury y Loquillo. Te voy a ser sincero. Los preferimos a muchos cabezas de cartel recurrentes en el veraneo español".

Vamos a hablar con él sobre festivales, en los que toca con el grupo (y los que les gustaría montar) y también de lo que suena en su furgoneta.

VICE: G.A.S. Drummers se lo pasa bien en los festivales, o son un poco mas coñazo que hacer una sala pequeña a tu aire…
Dani: Normalmente, hacer festivales grandes es un poco raro para nosotros. Si has visto a G.A.S. Drummers, te darás cuenta de que es una banda para estar cerca del público. Ahora bien, somos capaces de llenar un escenario grande a base de guitarrazos.

Sin embargo, hay otro tipo de festivales, como donde tocamos el 29 de julio, el Actitud Fest en Vidreres, Girona, que tienen el tamaño perfecto para nosotros, y donde las barreras entre fans y bandas casi que se desdibujan. Ahí nos sentimos muy cómodos y estamos deseando que llegue también ese día.

¿Cambia la forma de enfrentarse al directo?
En estos casi 20 años hemos tocado en escenarios de todos los tamaños y clases, y al final, haces el mismo concierto sobre cualquier tipo de superficie. 4x4 y punto.

Me hablas de los casi 20 años, desde el 98 que empezasteis, ¿ha cambiado mucho el panorama musical en este país?
Pues es una respuesta que tiene trampa. Hay cosas de antes que molaban mucho, y muchas bandas de antes que también se echan de menos. Todo era mucho más inocente, te lo prometo.

Ahora bien, recuerdo que era muy complicado estar en contacto con otras bandas, sobre todo si eres del sur, como nosotros, o tocar en sitios. Internet nos hace libres e idiotas al mismo tiempo, pero no neguemos que ha sido un antes y un después en la manera en la que las bandas nos relacionamos, vendemos nuestra música, buscamos conciertos, interactuamos con los seguidores… Además, nosotros, en nuestro caso, estamos mucho más guapos ahora.

Estáis atractivos, sí, os sienta bien la madurez.
Sí, resultones.

También decís que a nivel musical habéis reducido la rapidez al tocar.
Bueno, esto no es del todo cierto, lo era hasta que oficialmente cerramos el círculo con nuestro último disco We Got The Light. Ahí dijimos aquello de "no hay cojones…" e hicimos algunos temas rápidos, que, la verdad, son más chulos que los que hacíamos cuando no nos salía barba.

O sea que a la madurez, que no vejez, más mala hostia y más rapidez.
La madurez es un recopilatorio. Joder, vaya frase (risas).

Buena, sí.
En serio, la madurez es aceptar todas tus etapas, tu parte oscura y tu parte magnífica… Es eso, y eso es lo que somos… G.A.S. Drummers es un grupo de punk rock, pero que es capaz de haber escrito canciones de folk, y que siempre siempre ha buscado su propio sonido, porque somos de pueblo, del sur, y nos han importado bastante poco las modas y tal…

La procedencia marca, ¿no?
Absolutamente. Para bien y para mal. Yo, que vivo en Madrid, ahora lo siento mucho más. Además, me parece que nuestro origen marca, por no sé qué oblicuas razones, mucho más.

Y volviendo a los festivales, ¿alguno para ti especialmente glorioso (de lo que te acuerdes) como público?
Festimad 98, un colega que tenía un fanzine muy cutre pero muy romántico, me consiguió acreditar como "prensa". Tuve la suerte de estar cerquita de las bandas que me flipaban en aquel momento: Pennywise, Lagwagon, Suicidal Tendencies, Mötörhead… También recuerdo que me fui solo desde Jerez hasta Pamplona en el 97 para el Warped Tour. Cuando Pennywise empezaron su show, me abracé al primer tipo que tenía a mi lado. Superado por la emoción. Creo que nunca he vuelto a sentir tantas cosas en un concierto. Y no recuerdo si fue buen o mal concierto, era yo, que era un flipado.

Oye, y si tuvieras que hacer de programador, dame una alineación de bandas para montar un festival. Además de G.A.S. Drummers, ¿a quién meterías?
Pues lo primero es convencer a Hüsker Dü. La última vez que hablé con mi amigo Grant Hart al respecto no parecía muy viable, por mucha plata que hayan puesto encima de la mesa… Juntaría de nuevo a Superdrag. Así, ojos cerrados. Me traería a Superchunk, y creo que no más bandas con Súper, es decir, que los chicos de Supersubmarina tendrán que esperar a otra edición… No More Lies, estarían. Y traería a Nick Cave y sus Bad Seeds. Mañana seguro que te diría otro cartel distinto. Ah, y al viejo Neil Young. Otra vez. No muchas más bandas, que es un coñazo. Puede que Sebadoh….

Y, en vuestra furgoneta de gira, ¿qué es lo que suena?
Ahí va la lista.

Obliterations (Poison Everything)

Diarrhea Planet (I'm Rich Beyond Your Wildest Dreams)

Minority Of One (Never Quit)

Burning Heads (Choose Your Trap)

Not Scientists (Destroy to Rebuild)

Ramonis (Mariano Rajoy te gustan los boys)

Y The Both, Ty Segall and the Muggers, Adhd, Fugazi.

Gracias, Dani.