Waypoint

Confirmado: Mario sí golpeaba a Yoshi en 'Super Mario World'

La crueldad de Mario con Yoshi finalmente fue validada por Nintendo.

En una serie de entrevistas por la conmemoración del lanzamiento del Super NES Classic (una pequeña consola cargada con 21 juegos de Super Nintendo), Nintendo of Japan está recopilando datos fascinantes sobre algunos de mis juegos favoritos de la infancia. No está traducido, así que es necesario usar Google Translate para apreciarlo, pero hay algunas joyas en este artículo sobre Super Mario World y Yoshi's Island.

Publicidad

La principal es el hecho de que en efecto, en el sprite original de Mario y Yoshi el plomero golpea a su compañero dinosaurio en la parte posterior de la cabeza con el fin de que Yoshi realice su característico movimiento de lengua.

Este hecho fue señalado por el usuario de Twitter FarmBoyinJapan:

En el texto también podemos encontrar otros fragmentos excelentes, incluyendo algunas reflexiones sobre los orígenes de Yoshi (originalmente era más reptiliano, pero el look de caricatura del dinosaurio se ajusta mucho mejor a la estética de Mario), y solamente existe porque Miyamoto quería que Mario montara algo parecido a un caballo.


Relacionados: El nuevo Super Mario podría ser uno de los mejores videojuegos del año


La fan de Donkey Kong Country en mí también estaba contenta por la fascinación del equipo de Nintendo con el juego de Rare. Hubo algunos miembros del equipo que estaban interesados en hacer un estilo de arte similar (con modelos prerrenderizados), pero el lanzamiento de DKC los obligó a hacer las cosas en la dirección opuesta en un sentido estético: el resultado fue el look parecido al de un libro de cuentos dibujado a mano de Yoshi's Island.

¿Mejor amigo? No lo creo…

Lo repito, tendrás que recurrir a Google Translate para darte una idea del artículo completo, pero vale mucho la pena.

Personalmente creo que este es un momento vergonzoso para el personaje de Mario. ¿Golpear a tu fiel corcel en la nuca? Eso es bajo incluso para Wario.

Un agradecimiento especial a Tom James por su ayuda en la traducción del japonés.